Publicidad
Publicidad

¿Qué tal si en vez de propósitos te fijas objetivos de Año Nuevo?

Los objetivos deben ser específicos, claros y medibles, propone la firma especializada en el manejo de dinero Principal.
1
Sin claridad 92 de las personas que establecen propósitos de año nuevo fracasan, según un estudio de la Universidad de Scranton, Pensilvania. (Foto: sirastock/Shutterstock / sirastock)

“Ahora sí voy a bajar de peso”, “ahora sí me decidí a ahorrar”, “definitivamente dejaré de fumar”, son algunos de los propósitos que se repiten cada año y que se quedan sin cumplir debido a que no son metas bien establecidas, asegura la firma Principal, que propone cambiar la estrategia de acción.

Un estudio de la Universidad de Scranton, Pensilvania, revela que 92 de las personas que establecen propósitos de año nuevo fracasan porque se plantean de forma vaga, sin definir un tiempo para lograrlo, ni el proceso o método para ello, según un comunicado de la empresa publicado este martes.

La firma enfocada en el manejo de dinero consideró que se requiere cambiar de estrategia y dejar de hacer propósitos de año nuevo y centrarse en fijar objetivos por medio de métodos que son más eficientes, como lo que se conoce como objetivos Smart.

Lee: ¿Quieres saber qué pasa con tu ahorro?

Detalló que Smart es un acrónimo en inglés que consiste en diseñar metas que cumplan con las siguientes características: specific (específicos), measurable (medibles), assignable (asignables), realistic (realistas) y time related (tiempo).

Principal precisó que hay que tener objetivos específicos, “definirlos de forma muy concreta, clara y acotada. Que no quede duda acerca de qué exactamente queremos lograr”; además deben ser medibles porque es la única manera de saber su avance.

Publicidad

Las metas también deben ser asignables, lo que significa que se deben especificar qué personas son responsables de lograrlas; realistas, es decir, que las metas deben ser alcanzables, pero no fáciles, y deben tener tiempo, una fecha específica para lograrlas.

Ejemplificó que si uno de los propósitos para 2018 es ahorrar dinero, bajo esta metodología se establecería lo siguiente: “Para el 31 de diciembre de 2018 habré aportado 60,000 pesos a mi plan de ahorro para el retiro (PPR)”, se trata de una meta específica, es medible, es asignable.

Recomendamos: Las Afore escatiman al bajar sus comisiones para 2018

Además, es realista, siempre que tenga la capacidad de ahorrar 5,000 pesos cada mes – o bien una cantidad menor y utilizar parte de los ingresos irregulares como el aguinaldo o fondo de ahorro- para complementar el restante y, por último, incluye una fecha precisa para lograrlo.

Principal consideró que adicional a establecer objetivos Smart, es importante empezar poco a poco, con pasos pequeños y crecer a partir de ahí.

La idea es ver rápidamente un progreso que permita mantener la motivación, que es determinante para alcanzar los objetivos planteados, añadió.

Publicidad
¿Quieres saber cómo cuidar tu dinero?
Recibe nuestro contenido sobre ahorro, gasto e inversión en un correo semanal.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad