Publicidad
Publicidad

Macron ganó en Francia; el euro está a salvo... por ahora

El centrista independiente venció a Marine Le Pen en las votaciones de este domingo, lo que le dio un respiro a la moneda; sin embargo, ésta divisa aún enfrenta la oposición de algunos partidos.
Macron Euro UE
Riesgos El euro ha estado bajo amenaza por el incremento del populismo en Europa. (Foto: Reuters)

El euro está a salvo por ahora.

Francia ha elegido al centrista independiente, Emmanuel Macron, como su próximo presidente, terminando una campaña tumultuosa que había debilitado al euro y aumentado dudas reales sobre su supervivencia.

Macron logró un estimado de 65% de los votos el domingo, venciendo fácilmente a la populista de extrema derecha Marine Le Pen quién había hecho campaña sobre sacar a Francia del euro y quizás incluso de la eurozona.

Publicidad

El euro ha estado bajo amenaza por el incremento del populismo en Europa, en donde sigue siendo el símbolo más visible del largo experimento de la integración económica de la región desde finales de la Segunda Guerra Mundial.

Los partidos nacionalistas y populistas, envalentonados por la decisión del año pasado de Gran Bretaña de dejar la Unión Europea, han armado propuestas similares contra la divisa en Países Bajos, Francia, Italia y Grecia, entre otros.

Lee: A Macron le tomará tiempo reformar la economía de Francia

Publicidad

Los escépticos se ponen de punta frente a la idea de que países tan distintos como Alemania, Italia y Grecia deban usar la misma moneda, mientras ceden el control de las tasas de interés al Banco Central Europeo. Ellos también argumentan que la divisa ha beneficiado a algunas naciones miembro, notablemente a Alemania, mientras que ha obstaculizado a otras y ha aumentado el desempleo.

null La elección del presidente Donald Trump , quien hizo campaña sobre una plataforma antiglobalización, alentó más a los politicos europeos que buscan dejar su divisa compartida y sacar la lira, la peseta y el franco francés del retiro.

A finales del año pasado, los inversionistas observaban ansiosamente a una serie de elecciones que podrían cambiar de rumbo.

Publicidad

Desde entonces, un candidato de extrema derecha que había presentado la idea de un referéndum para dejar la UE perdió la contienda presidencial en Austria. En marzo pasado, el primer ministro holandés, Mark Rutte, se enfrentó a un reto de extrema derecha.

Ahora los electores franceses han removido el último gran riesgo político de este año. Italia parece haber evitado las elecciones prematuras que podrían haber favorecido a un partido populista.

Lee: Los mercados mundiales moderan su celebración por Macron

Publicidad

El alivio es obvio. El euro cotiza a su nivel más alto en los últimos seis meses.

Sin embargo, existen motivos para mantener la champaña enfriándose. Un tercio de los electores de Francia prefirieron a Le Pen, descendiente de un partido político anti-Unión Europea que alguna vez estuvo al margen de la política francesa.

Macron también es un extraño para la política que formó su propio movimiento, ¡En Marcha!, hace tan solo un año. El exbanquero de Rothschild sirvió como ministro de economía de Francia, pero nunca había estado en un puesto de elección.

Publicidad

El sistema, entonces, también ha sido reprochado en Francia. Los candidatos que representan los partidos que dominaron el sistema político del país ni siquiera llegaron a la segunda ronda de votaciones en las elecciones presidenciales.

Macron ahora tendrá que probar que puede lidiar con el malestar económico de Francia al incrementar el crecimiento y empleo, y él podría tener que hacerlo sin contar con la mayoría en el Parlamento. Éste tendrá sus propias elecciones el próximo mes.

Lee: Macron, el "inexperto" que llegó a la presidencia de Francia

Publicidad

Si puede hacer pasar sus reformas, estará en una posición más fuerte para trabajar con Alemania y otras naciones que usan el euro para impulsar la recuperación de la región.

"Al buscar una UE más fuerte… y el renacimiento de la relación franco-alemana, Macron deberá dar un nuevo ímpetu a la eurozona y el proceso de integración europeo”, dijo Marion Amiot, economista senior de Oxford Economics.

¿La última señal de compromiso de Macron? En la fiesta de celebración el domingo por la noche, él salió a escena con el himno europeo “Oda a la Alegría”, en lugar de su equivalente francés, "La Marseillaise".
null

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad