Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

Estos son los otros acuerdos comerciales que moderniza México

A la par de la renegociación del TLCAN, México actualiza disposiciones con la Unión Europea, Brasil y Argentina.
Alternativa
Alternativa Brasil es una opción para la proveeduría de maíz de México. (Foto: microgen)

Nota del editor: Esta nota fue publicada en la edición 1217 del 15 de agosto de la revista Expansión

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) - Como en un circo en el que malabaristas, trapecistas y el domador se reparten en distintas pistas, el equipo de la subsecretaría de Comercio Exterior de México trabaja en renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), mientras actualiza acuerdos con otros países de Europa y Sudamérica para aumentar su comercio con estos.

Hasta ahora, México concentra 80% de su comercio con Estados Unidos, y aunque desde 2000 tiene en vigor un tratado comercial con la Unión Europea (UE), el intercambio con esa región apenas representa 0.009% del comercio exterior mexicano. La situación se repite con otros países socios.

México busca cambiar esa tendencia. La idea de modernizar los acuerdos es eliminar trabas y ampliar los productos intercambiados. Y está en ese proceso con la UE, con Islandia, Liechtenstein, Noruega, Suiza, y con Argentina y Brasil.

Lee: México se consolida como proveedor de EU, aun con Trump

Aunque son socios menores, las negociaciones con algunos no han sido sencillas. La UE es el tercer socio comercial de México, aunque intercambió apenas 61,819 millones de dólares en 2016.

Publicidad

Hasta junio llevaban a cabo cinco rondas de negociación. Mientras México empuja para profundizar el acceso al mercado agrícola europeo, el bloque ha buscado participar en el mercado energético y no soltar la protección de cientos de productos con denominación de origen.

“Cuando se negoció el tratado en el sector agrícola hubo productos que recibieron trato especial y otros que fueron excluidos”, dijo el subsecretario de Comercio Exterior de México, Juan Carlos Baker.

Otros temas que negocian son coherencia regulatoria, medidas fitosanitarias, mayor acceso de servicios, así como protección intelectual.

FANTASMA PROTECCIONISTA

Pese a ser también latinoamericanos y dos de las más grandes economías de la región, el comercio de México con Argentina y Brasil no despunta y suma apenas 10,000 millones de dólares (mdd).

Publicidad

Son países señalados por el Banco Mundial como proteccionistas, sin embargo, sus gobiernos intentan usar el comercio para reavivar sus economías en recesión, situación que México puede aprovechar.

El comercio con esos países es bajo, no sólo por la intensa relación de México con Estados Unidos, sino también por pleitos comerciales.

La disputa más sonada fue en 2012, cuando ambas naciones impusieron límites a la importación de vehículos livianos desde México.

Hoy negocia con Brasil y Argentina, por separado, la actualización de los Acuerdos de Complementación Económica 53 y 6, respectivamente.

México pretende sustituir la importación de algunos productos de Estados Unidos, como maíz, soya y trigo, por insumos de Brasil y Argentina. También quiere aumentar sus exportaciones de químicos, cuidado personal y manufacturas, como pantallas de TV y electrodomésticos.

“México debe ser cuidadoso (en la entrada) de productos agrícolas, textiles, acero, carne y otros más complejos”, dice Alejandro Luna, socio del despacho Santamarina + Steta.

Publicidad

Lee: México da un paso para alejar su economía de Trump y EU

LOS OTROS EUROPEOS

México lleva ya cuatro rondas de negociación para actualizar el acuerdo que tiene con la Asociación Europea de Libre Comercio (AELC), Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza, desde 2001. El comercio de México con el bloque alcanza apenas 2,600 mdd.

El potencial está en aumentar el papel de Suiza como inversionista y en aprovechar el clima frío de los países nórdicos para llevar productos agropecuarios, como café o frutas tropicales. Los socios buscan incorporar al tratado temas como e-commerce, cooperación en energía y de pequeñas y medianas empresas.

Ahora, el reto para Juan Carlos Baker y su equipo es que la renegociación del TLCAN no atrase la firma de estos acuerdos, que pretenden tener listos a finales de 2017.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad