Publicidad
Publicidad

Trump se 'cuelga' éxito de las alzas en Wall Street

La prolongada racha alcista del Dow Jones y el S&P comenzó en marzo de 2009, pero el presidente de EU presume en Twitter los récords históricos de las acciones.
Alzas continuas
Alzas continuas El presidente Trump se atribuye los buenos números en Wall Street... pero todo empezó mucho antes de que él figurara en escena. (Foto: iStock/franckreporter)

La victoria del presidente estadounidense, Donald Trump, en noviembre pasado desencadenó una masiva fiesta en Wall Street que todavía sigue fuerte hoy en día.

El Dow se ha disparado una asombrosa cifra de 4,500 puntos desde la elección. Como CNNMoney ha informado con frecuencia, ese aumento del 25% está basado en parte en las promesas de Trump de reducir los impuestos y la regulación .

Trump, que advirtió de una “burbuja grande, gorda y fea” antes de asumir el cargo, se jacta del candente mercado ahora que él está a cargo. Lo hizo de nuevo el miércoles, al celebrar el “crecimiento del Mercado de Valores prácticamente sin precedentes desde la elección”.

El 'porrista en jefe' del mercado nunca menciona que heredó un mercado alcista, uno que comenzó mucho antes de que las gorras de “Make America Great Again” comenzaran a aparecer en la campaña electoral.

“Sería realmente agradable si los Medios de Fake News reportaran el crecimiento prácticamente sin precedentes del Mercado de Valores desde la elección”, tuiteó desde su cuenta @realDonaldTrump el 11 de octubre.

El mercado accionario alcista comenzó en marzo de 2009, cerca del final de la Gran Recesión. Esta alza del mercado ahora lleva 103 meses, convirtiéndolo en el segundo más largo en los registros.

Publicidad

Trump puede atribuirse el crédito por solo 11 meses, como máximo, si empezamos a contar después de la elección. Los otros 92 meses de trayectoria alcista ocurrieron bajo el gobierno del presidente Barack Obama.

Considerado como un todo, el mercado alcista de Obama-Trump es histórico también. El S&P 500 se ha disparado 277% desde su que tocó fondo en marzo de 2009, gracias a la mejora de la economía y las tasas de interés extremadamente bajas. Eso le alcanza para ser el número dos de entre todos los mercados alcistas, según Bespoke Investment Group.

Por supuesto, la gran mayoría de esas ganancias ocurrieron bajo el gobierno Obama. El mercado bursátil se triplicó durante los ocho años de gobierno de Obama mientras la economía estadounidense se recuperaba de la recesión.

Sin embargo, Trump a menudo apunta a los máximos récord en Wall Street como un barómetro de su éxito . “El Mercado de Valores alcanzó un máximo HISTÓRICO!”, tuiteó Trump el 5 de octubre.

Tiene razón en que el Dow nunca ha estado más alto. De hecho, el Dow ha anotado 65 récords desde la elección de Trump. El S&P 500 no está muy atrás con 52 récords. Ambos se han beneficiado de las promesas de Trump de recortes de impuestos, así como de la fortaleza de las ganancias empresariales y el crecimiento en las economías nacionales y globales.

Sin importar la causa, los máximos récord un suceso regular durante el segundo mandato de Obama; incluso mientras Trump criticaba el historial económico del presidente número 44 de Estados Unidos. De hecho, el S&P 500 alcanzó 127 máximos históricos durante el gobierno de Obama, según Ryan Detrick, de LPL Financial.

Publicidad

“Felicitaciones a Obama por construir una economía fuerte. Hay 49,500,000 personas con cupones de alimentos. ¡Un récord histórico!” tuiteó Trump desde su cuenta @realDonaldTrump el 15 de septiembre de 2014.

Los máximos históricos fueron aún más frecuentes durante los auges económicos de las décadas de 1980 y 1990. El S&P 500 alcanzó máximos récord 268 veces bajo el mandato del presidente Bill Clinton y 154 veces bajo el gobierno del presidente Ronald Reagan, según LPL. (Trump ha superado fácilmente los nueve récords de S&P 500 registrados durante el mandato del presidente George W. Bush).

Ninguno de esos presidentes presumían los movimientos cotidianos del mercado de valores como lo hace Trump. Y eso no solo se debe a que Twitter no existía durante la mayoría de esas presidencias.

El riesgo es que tomar demasiado crédito por el mercado de valores que es notoriamente variable le dificultará evitar las críticas cuando las acciones finalmente retrocedan.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad