Publicidad
Publicidad

Los británicos pagarán 52,000 mdd por divorciarse de la Unión Europea

El Reino Unido tendrá que definir qué tipo de relación comercial pretende con la Unión Europea, mercado que representa 44% de sus exportaciones.
brexit
Dudas Gran Bretaña quiere lograr un acuerdo de comercio global, y hay cientos de preguntas legales y reglamentarias que deben ser resueltas. (Foto: Shutterstock/Delpixel)

El Reino Unido ha llegado a un acuerdo sobre los principios fundamentales de su divorcio de la Unión Europea, allanando el camino para el inicio de las negociaciones comerciales.

Ahí es cuando comenzará realmente el trabajo difícil.

El Reino Unido deberá recibir la luz verde la próxima semana para iniciar las negociaciones sobre el tipo de acceso que tendrá al mercado mayor de exportación después de que la Comisión Europea dijo que había hecho un "progreso suficiente" en tres áreas: la protección de los derechos de los ciudadanos de la UE, el pago de una ley de divorcio de hasta 39,000 millones de libras (52,000 millones de dólares) y el mantenimiento de una frontera abierta entre Irlanda e Irlanda del Norte.

El número de cuestiones espinosas que se abordarán se multiplicará en la segunda fase de las conversaciones. Gran Bretaña quiere lograr un acuerdo de comercio global, y hay cientos de preguntas legales y reglamentarias que deben ser resueltas.

Publicidad

"Todos sabemos que terminar una relación es duro. Pero separarse y construir una nueva relación es mucho más difícil", dijo Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, el viernes.

Lee: Reino Unido quiere aumentar becas a estudiantes mexicanos

nullUna cuestión acecha sobre las demás: ¿Qué tipo de relación tendrá el Reino Unido con la UE, que representa el 44% de sus exportaciones de bienes y servicios, una vez que ha dejado el bloque?

La primera ministra, Theresa May, ha dejado claro que Gran Bretaña dejará el mercado interno y la unión aduanera de la UE. Pero más allá de esas líneas rojas, poco se ha asentado.

Publicidad

"Por el momento, el Reino Unido todavía no sabe lo que quiere", dijo Agata Gostynska-Jakubowska, una investigadora del Centro para la Reforma Europea. "El gobierno no ha dejado clara su postura sobre qué tipo de relación futura quiere".

Gran Bretaña debe decidir si quiere negociar el continuar con el acceso fácil de mercados de la UE o aceptar barreras significativas a cambio de un mayor control de su propio reglamento, el comercio con el resto del mundo y la inmigración.

Decidirse por un resultado preferido se ha hecho más difícil por el hecho de que el gabinete de May, que tiene diferentes puntos de vista sobre lo que el "estado final" debe ser, sin embargo, tiene que debatir el tema.

Se necesita 'mayor claridad'

Publicidad

"Hemos escuchado una serie de diversas ideas", dijo Tusk. "Necesitamos más claridad sobre cómo ve nuestras relaciones futuras el Reino Unido".

Mientras tanto, Londres debe continuar la búsqueda de una manera de evitar el regreso de una frontera rígida en la isla de Irlanda, una cuestión extremadamente complicada que no se resolvió completamente en la primera fase de las negociaciones.

Los términos del acuerdo anunciado el viernes estipulan que, si no se llega a un acuerdo final sobre la frontera de Irlanda, Gran Bretaña debe seguir cumpliendo las normas del mercado interior de la UE. Eso sería inaceptable para muchos partidarios del Brexit.

Publicidad

Las negociaciones comerciales son difíciles bajo las mejores circunstancias, y los acuerdos integrales pueden tomar años para discutirse a fondo. Un acuerdo de libre comercio entre la UE y Canadá, que incluía algunas industrias de servicios, tomó siete años.

Lee: El español será clave para el Reino Unido tras el 'brexit'

Los 27 estados de la UE restantes tienen diferentes prioridades cuando se trata de comercio, y se enfrentarán a una reacción intensa de los sindicatos y las empresas si sus intereses no están protegidos.

Gran Bretaña tiene sus propias prioridades: Se tratará de minimizar las barreras comerciales en sectores clave de la economía, como los servicios financieros, los automóviles y la industria aeroespacial.

Publicidad

Gostynska-Jakubowska dijo que la mejor opción puede ser intentar negociar un acuerdo comercial muy básico. Si se acumula la buena voluntad y se establece la confianza, el acuerdo limitado podría ampliarse más tarde para incluir sectores adicionales.

Esperando en la sala de embarque

Pero ella no es optimista de que un acuerdo final se puede confirmar para marzo de 2019.

Publicidad

"Estoy seguro de que la UE y el Reino Unido no van a finalizar sus negociaciones sobre el futuro para el momento en el Reino Unido salga de la UE", dijo .

La dificultad de acordar una nueva relación comercial pone de relieve la necesidad de un período de transición que permitirá a las empresas a planificar el futuro y adaptarse a la vida después del Brexit. May ha pedido un "período de aplicación" de dos años, pero muchas empresas dicen que necesitan al menos tres.

Tusk dijo que la UE está dispuesta a discutir tal transición, pero sólo si Gran Bretaña está dispuesta a aceptar todas las leyes de la UE, incluyendo nuevas leyes aprobadas durante ese período, y la supervisión judicial.

"Se ha dedicado tanto tiempo a la parte más fácil de la tarea", dijo el viernes. "Y ahora, para negociar un acuerdo de transición y el marco para nuestra futura relación, tenemos de hecho menos de un año."

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad