Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El desplome en Wall Street, ¿debe preocupar a México?

La caída del índice Dow Jones el lunes tiene efectos en la BMV por las emisoras que cotizan en ambas plazas, dicen analistas.

Los mexicanos regresaron este martes del feriado del 5 de febrero con la noticia del desplome del mercado accionario de Estados Unidos, siendo el Dow Jones el índice de Wall Street más afectado desde agosto de 2011. Pero, ¿lo ocurrido debe generar pánico?

A decir de los analistas, la respuesta es no.

“¿Pánico? No. La verdad es que los índices en Estados Unidos están actuando más bien como consecuencia de los algoritmos", dijo en entrevista la directora de Análisis Económico-Financiero de Banco BASE, Gabriela Siller.

El Dow Jones cayó el lunes más de 1,000 puntos, lo que arrastró a las bolsas de todo el mundo, incluida la mexicana que regresaba de un puente largo.

Lee: 5 razones por las que el Dow Jones se hundió en Wall Street .

"Es un poco exagerado hablar de preocupación para el país (México) por un tema de volatilidad en los mercados (...) Es parte del comportamiento normal de los mercados (...) no hay que sobredimensionar (...) es algo que pasa de forma recurrente, no es un desplome como el de 2007 (...) ese tipo de movimientos en los mercados son normales", comentó el especialista de estrategia de renta variable de Santander, Arturo Espinosa, en entrevista.

Publicidad

La expectativa de que la Reserva Federal de Estados Unidos suba más rápido su tasa de interés de referencia ante una posible aceleración de la inflación por impulso de la reforma fiscal lograda por Donald Trump fue considerada como el factor que tumbó al Dow Jones.

"Los mercados financieros de repente agarran modas y ahorita traen de moda pues que la tasa de interés va a subir más rápidamente y entonces esto provocó las caídas”, comentó Siller.

La reforma fiscal de Donald Trump genera la expectativa de que la economía estadounidense avance más, lo que que haría que la inflación se acelere luego de un largo periodo de no repuntar. Este factor es visto como un posible motivo para que la Fed encarezca el precio del dinero a un ritmo mayor. Hasta ahora la propia expectativa de la Fed es tres aumentos de la tasa en este año.

"La gente se ha dado cuenta de que esta reforma fiscal que acaba de implementar Donald Trump no es del todo favorable, pues hace que haya más dinero, más consumo, (y que a su vez) que haya más inflación y que también el déficit público de Estados Unidos no se logre compensar y sea cada vez más alto", dijo el director de mercado de capitales de MetAnálisis, Gerardo Copca.

En la economía estadounidense el desempleo es históricamente bajo, los salarios registraron un alza en el reporte más reciente, y la actividad económica ha mantenido un ritmo de crecimiento constante durante casi nueve años.

Esas señales de salud de la economía de Estados Unidos no están en riesgo por la caída del mercado accionario.

El temor surgió porque en Estados Unidos las caídas en los mercados de capitales en algunos momentos de la historia han estado relacionadas con crisis.

"Empezaron a especular que si se estaba formando una crisis. La verdad es que no creemos que se esté formando una crisis. Simplemente fue la caída en respuesta acelerada al mercado, ahora están los algoritmos. No vemos que vaya a haber una recesión en Estados Unidos (...) no creemos que se vayan a deprimir los mercados de capitales solamente son caídas que responden a una expectativa de mayor tasa de interés", explicó Siller.

nullLos índices operaban en niveles de máximos históricos que, a decir de la especialista de Banco Base, no eran sostenibles.

"A pesar de la volatilidad de los mercados, los fundamentales de la economía norteamericana siguen siendo sólidos", indicó Santander en un reporte.

¿Y el peso y la bolsa mexicana?

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) resultó afectada, mientras que el peso también resintió los efectos , debido a una mayor aversión a los activos de riesgo.

"Para México sí vemos afectación obviamente en el IPC (Índice de Precios y Cotizaciones), en el tipo de cambio porque al haber miedo hay aversión al riesgo, entonces cambian las posiciones de inversión, deciden no invertir en activos de riesgo como el peso o las acciones del IPC, sacan su dinero y esto provoca pérdidas para el peso y pérdidas para el IPC", explicó Siller.

Lee: ¿Estados Unidos trata de debilitar al dólar?

Si la aversión al riesgo en los mercados persiste en los siguientes días será por otros factores, no necesariamente por el comportamiento de los índices accionarios de Estados Unidos pues la correlación entre éstos y el tipo de cambio ha bajado, añadió.

"El efecto que tiene Wall Street se refleja mucho en México porque también hay emisoras que cotizan tanto en México como en Estados Unidos (...) es un efecto psicológico lo que ocurre en el mercado norteamericano que también se refleja en el mercado mexicano", dijo Copca.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad