Publicidad
Publicidad

El gurú económico de China busca detener una guerra comercial con Trump

La misión de hombre de confianza del presidente chino es reducir las tensiones con Donald Trump, quien ha impuestos aranceles a productos de China.
liu he china banco
Confianza Liu, excompañero de escuela del presidente chino, es un arquitecto clave de la política económica de China durante la presidencia de Xi. (Foto: Reuters)

A medida que aumentan las tensiones comerciales entre EU y China, uno de los asesores más confiables del presidente Xi Jinping realiza una visita a Washington.

Liu He, graduado de Harvard y alto funcionario del Partido Comunista de China, se encuentra en Estados Unidos esta semana para hablar sobre comercio y otros asuntos que afectan la relación entre las dos economías más grandes del mundo.

Los expertos dicen que su misión parece ser un esfuerzo de Beijing para reducir las tensiones que el presidente Trump ha ayudado a impulsar con los recientes aranceles a los paneles solares y las amenazas de más medidas punitivas por venir.

China "aún tiene esperanzas de que pueda convencer a la administración Trump de retroceder", dijo Scott Kennedy, experto en economía china en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales.

Publicidad

Lee: ¿Está Trump provocando una guerra comercial con China?

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China confirmó que Liu discutirá el comercio y la relación más amplia entre las dos mayores economías del mundo, pero no dijo con qué funcionarios estadounidenses se reuniría.

Trump tiene hasta abril para decidir si impone fuertes restricciones a las importaciones de acero y aluminio. También sugirió que tomará medidas contra China por abusos de propiedad intelectual.

Beijing está "preocupado" por la posibilidad de más aranceles para las exportaciones chinas, pero también confía en que podría durar más que Estados Unidos si se desata una guerra comercial en toda regla, agregó Kennedy.

Publicidad

China ha demostrado que tiene formas de responder. La nación ha lanzado una investigación sobre las exportaciones estadounidenses de sorgo, un cultivo utilizado para alimentar ganado. Los agricultores estadounidenses de soya temen que sus exportaciones anuales de 14,000 millones de dólares a China podrían estar en la mira.

Liu, el representante de China en conversaciones con funcionarios estadounidenses esta semana, "más que nadie goza de la confianza de Xi" en la economía, dijo James Wang, profesor asociado de economía en la Universidad de la Ciudad de Hong Kong.

Lee: China y Trump, ¿cerca de una guerra comercial por el acero?

Liu, excompañero de escuela del presidente chino, es un arquitecto clave de la política económica de China durante la presidencia de Xi. Recientemente ha estado asumiendo más responsabilidad y un papel más visible.

Publicidad

El año pasado, se convirtió en miembro del Politburó del Partido Comunista, uno de los principales órganos de toma de decisiones de China.

En un discurso en el Foro Económico Mundial en Davos el mes pasado reiteró el mensaje globalista entregado por Xi en el mismo evento un año antes.

Sin embargo, es probable que tenga un trabajo más difícil tratando de ganarse a los funcionarios de la administración Trump en Washington.

"No creo que encuentre una audiencia receptiva", dijo Kennedy. Él dijo que Liu no tiene mucha relación con los funcionarios de la administración Trump y que luchará para convencerlos de que China realmente quiere abrir sus mercados.

Publicidad

Pero Song Guoyuo, subdirector del Centro de Estudios Americanos de la Universidad Fudan de Shanghai, se mostró más optimista, sugiriendo que Liu "podría ser un puente entre China y Estados Unidos".

Lee: Tr ump contempla pelearse con el mayor prestamista de EU

"Es abierto, práctico y flexible", dijo Song.

Liu podría intentar disipar la amenaza de una guerra comercial al ofrecer comprar más productos petrolíferos y agrícolas de EU o abrir nuevos sectores de la economía china a los inversores extranjeros, según Wang.

Publicidad

Sin embargo, ese tipo de enfoque puede caer en oídos sordos. Después de hacer pocos progresos en una serie de conversaciones comerciales con China el año pasado, Trump y sus principales funcionarios han señalado que tomarán una línea más dura este año.

Trump está tratando de remodelar la naturaleza del comercio de EU con China, al que culpó por la pérdida de un gran número de empleos manufactureros en Estados Unidos.

El déficit comercial de EU en bienes con China se elevó a 375 mil millones de dólares el año pasado, según la Oficina del Censo de EU. Trump a menudo cita el déficit comercial como una medida clave de las relaciones económicas entre dos países.

Nanlin Fang contribuyó a este reportaje.

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad