4 retos económicos para el próximo presidente

Hay desafios obligados para el próximo gobierno, es momento de que los candidatos a la presidencia propongan soluciones.
Aspirantes  Quienes contiendan por la presidencia de México deben comenzar con propuestas concretas en materia económica.  (Foto: Ilustración: Marcos Ramos Celis)
Francisco Muciño

Nota del editor: Esta nota fue publicada originalmente en la edición 1229 del 01 de marzo de la revista Expansión

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) - El 30 de marzo dan inicio las campañas electorales para elegir presidente en México. La difusión de las promesas de campaña subirá de intensidad con la idea de captar a más electores.

El económico es uno de los ámbitos que más retos plantea con temas puntuales que el próximo gobierno no podrá esquivar. Los inversionistas y empresas están atentos a las soluciones que propongan desde ahora los candidatos.

Economistas de grupos financieros en México plantean algunos de los temas que tendrían que incluir entre sus prioridades quienes deseen ocupar la silla presidencial.

Lee: Desarrollo estabilizador, el modelo económico que inspira AMLO

1.- Responder a la reforma fiscal de EU

La reforma fiscal de Estados Unidos, que entró en vigor en enero, causa inquietud en México, por los efectos que podrían tener las medidas que pretenden atraer inversiones y repatriar capitales al vecino del norte, como la reducción de su tasa corporativa a 21%, menor que el 30% que impone nuestro país.

El reto para el próximo gobierno estará en responder para que México no pierda atractivo para los inversionistas.

Los expertos coinciden en que los efectos de la reforma serán limitados, y no se verá una salida de inversiones ya existentes, aunque es probable que disminuya la llegada de nuevos proyectos.

La Secretaría de Hacienda podría hacer ajustes en materia fiscal, como reducir el impuesto sobre la renta a empresas, sostiene Marco Oviedo, economista en jefe para Barclays en México. En ese caso, tendría que aumentar otros o eliminar la tasa cero a alimentos y medicinas, aunque sigue siendo un tema tabú en la política mexicana.

“Se puede buscar ampliar la base gravable y aumentar algunos impuestos que no se habían tocado, como el predial, y algunos otros gravámenes que se impongan de manera local”, opina Gabriel Lozano, economista en jefe para
México de JP Morgan.

Lee: México puede ganar con la reforma fiscal de Trump

2.- Crecer más de 3%

Desde su campaña, el presidente Enrique Peña Nieto prometió un crecimiento del PIB de 5%, sin embargo, los últimos cinco años promedian 2.5%.
Los expertos coinciden en que es necesario crecer por arriba de 3% porque el país demanda más empleos y un mejor nivel de ingresos. En los próximos seis años, alrededor de 10 millones de personas entrarán en edad laboral.

El próximo gobierno debe trabajar con una visión de clúster para generar una mayor productividad en cada zona del país, dice Jorge Gordillo, director
de Análisis Económico de CIBanco.

Para lograr mayor competitividad y que se refleje en mejores niveles de ingreso de los mexicanos debe avanzar en las reformas estructurales y dar valor agregado a sus exportaciones. Para ello, México requiere de una nueva política industrial, además de diversificar
sus mercados, asegura Oviedo.

3.- Dar continuidad a reformas

La incertidumbre que algunos inversionistas perciben en torno a las elecciones tiene que ver con la posibilidad de que no continúe la aplicación de las reformas económicas logradas en esta administración.

Será importante para el próximo gobierno dar continuidad a estos cambios, dice Lozano, de JP Morgan. “Es más bien cuestionar si las reformas se están implementando como deberían. Los candidatos que están han mostrado su intención de seguir adelante”, agrega.

Sería “un error” tratar de revertir las reformas estructurales, es fundamental continuar con la implementación de las mismas, advierte Oviedo, de Barclays.
Sólo habría un espacio para cambios si son puntuales y si se les permite ver a los inversionistas qué temas se cambian.

Las reformas deben seguir, aún no se aprovechan al máximo para acelerar el crecimiento del país, opina Gordillo.

4.- Menos corrupción, más certidumbre

Pese a que México subió seis lugares hasta la posición 51 en el Índice de Competitividad Global 2017 del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), el país está en el escalón 123 de 137 en cuanto a fortaleza de sus instituciones para hacer cumplir la ley.

La desconfianza en el marco legal y el incumplimiento del Estado de derecho es un tema que toca lo económico.

Según Lozano, de JP Morgan, ambos ingredientes son necesarios para dar certeza en las inversiones y la falta de éstos explica por qué el crecimiento del país no alcanza mayores tasas sostenidas. “Gran parte de la segunda ronda de reformas de las que se habla tiene que ver con estos temas. Es fundamental que el próximo gobierno las lleve a cabo”, enfatiza.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La corrupción está en la agenda de los medios y la abordarán los candidatos, pero los ciudadanos y agentes económicos deben exigir propuestas serias, señala Gordillo. “Lo que necesitamos escuchar es que cualquier persona que cometa un acto de corrupción pagará y será procesada”, agrega.

Otro reto para la próxima administración está en garantizar que se cumpla con el marco normativo que señala el Sistema Nacional Anticorrupción.

Ahora ve
Dos ataques de tiburones obligan a cancelar competencia de surf en Australia
Te Recomendamos
×