Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

Invertir en arte con ojo y corazón, no de oídas

El arte es una forma de diversificar el riesgo, y para eso existen expertos como Carmen Reviriego.
Las mujeres de Argel
Las mujeres de Argel La pintura de Picasso adquirida en 1997 por 31.9 MDD, fue vendida en 2015 en 179.4 MDD. (Foto: Justin Tallis)

Nota del editor: Esta nota fue publicada originalmente en la edición 1230 del 15 de marzo de 2018 de la revista Expansión.

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) - El trabajo de la española Carmen Reviriego es llevar a grandes coleccionistas de arte a prestar sus obras a museos para que sean admiradas. A través de Grupo Callia, trabaja de cerca con empresarios.

La exposición ‘Del Pontormo a Murillo. Entre lo sagrado y lo profano’, en el museo de San Carlos de la Ciudad de México en 2017, es una de sus últimas colaboraciones. Pero también ha trabajado con el museo del Prado, el Thyssen y el Metropolitano de Arte de Nueva York.

Para la incubadora de coleccionistas, el coleccionismo es una forma de crear patrimonio y diversificar las inversiones, aunque no es el primer objetivo, también es un activo de resguardo ante la volatilidad.

Lee: Consejos para invertir este 2018

En 2007, cuando reventó la burbuja de las hipotecas subprime en Estados Unidos, el mercado del arte rompió récord en ventas por 65,900 millones de dólares, 21.3% más que el año anterior, de acuerdo con el estudio ‘The Art Market’, de UBS.

Publicidad

EXPANSIÓN: ¿De qué tamaño es el mercado del arte?

CARMEN REVIRIEGO: El mercado del arte mueve 63,276 MDD (2015). Más de 55% se mueve en Nueva York y Londres, la tercera potencia es China. México tiene gran potencial, al ser la economía 15 en el mundo, tiene mucho talento.

E: ¿Qué ventajas tiene invertir en arte?

CR: Es un mercado inherentemente ligado a la riqueza, y la riqueza nunca ha dejado de crecer. El coleccionismo es la creación de un legado patrimonial, es una manera de diversificar la inversión.

E: ¿Por qué se considera un activo refugio?

CR: El arte se ha mantenido muy estable los últimos 20 años. Ha desaparecido Lehman Brothers, pero no Miró. Además, funciona ajeno a los mercados financieros.

E: ¿Qué debe tener en cuenta quien invierte por primera vez en arte?

CR: Es mejor adquirir una pieza buena que cuatro regulares. No se debe tener prisa en coleccionar, tienes que estar bien asesorado y comprar artistas consolidados. Cuando adquieres artistas emergentes, también compras riesgo. Únicamente destacan 10 por cada generación.

El Salvator Mundi, de Leonardo da Vinci
se subastó en noviembre de 2017, y se convirtió en la obra más cara de la historia.

E: ¿Cómo acerca a los empresarios?

CR: Hacemos lo que nadie más hace, acercamos a las personas al arte desde un punto de vista artístico y social. Es un programa de coleccionismo y mecenazgo en el que la gente se adentra desde la perspectiva global y de un gran coleccionista.

E: ¿Cómo iniciarse en el coleccionismo?

CR: El coleccionismo es una aventura que se hace mucho mejor y de forma más segura con un buen compañero de viaje. Yo recomendaría a las personas que quieren convertirse en buenos coleccionistas que lo hagan con expertos en la materia, y que aprendan a coleccionar con el ojo, el corazón y la cartera. Un mal coleccionista compra con el oído.

E: ¿Cuál es el perfil del coleccionista en México?

CR: El mexicano, con respecto al resto de los latinoamericanos, es muy contemporáneo. ¿Por qué no hay más colecciones de arte antiguo? También debería ser un coleccionista más global. Eugenio López (colección Jumex) es un buen modelo de coleccionista, Carlos Slim (museo Soumaya) y Bárbara Garza Lagüera (colección FEMSA).

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad