Publicidad
Publicidad
T-MEC / header especial

El TLCAN 2.0 quedará en manos de nuevos congresos de EU y México

Según Moisés Kalach, coordinador del Cuarto de Junto, los equipos técnicos pueden continuar los trabajos de negociación y la nueva versión, aprobarla las nuevas legislaturas.
El tiempo apremia
Sin fecha El gobierno mexicano considera que la renegociación del TLCAN podría concluirse antes de 2018. (Foto: Shutterstock: Onur Akkurt, Rawpixel.com / Fotoarte: Oscar Obregón)

El grupo empresarial que asesora al gobierno mexicano en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) no descarta que continúe el proceso de modernización, aunque no se llegue a un acuerdo el próximo 17 de mayo.

La semana pasada, Paul Ryan, líder de la Cámara de Representantes de Estados Unidos explicó que para que la nueva versión del TLCAN sea aprobada por la actual legislatura del Congreso de ese país, los negociadores tendrán que llegar a un acuerdo antes del 17 de mayo.

“Todavía no acaba la batalla. Si no se puede aterrizar aún la negociación, no está mal si nos quedamos con el TLCAN original, mientras seguimos negociando la version 2.0”, dijo Moisés Kalach, coordinador del Cuarto de Junto a Expansión.

El empresario precisó que esa fecha no impide que pueda continuar la negociación después de este día, aunque la nueva versión ya no alcanzaría a ser aprobada por las actuales legislaturas de Estados Unidos ni de México y tendrían que aprobarla nuevos miembros de ambos congresos.

Publicidad

Lee: Incertidumbre política en México, posible freno a recuperación de América Latina

En noviembre se celebrarán elecciones para renovar a representantes y senadores en Estados Unidos. Los legisladores electos toman posesión el primero de enero de 2019.

En tanto, en México se celebrarán elecciones federales el próximo primero de julio, los legisladores electos tomarán posesión el primero de noviembre, mientras que el candidato a presidente electo y su gabinete, incluyendo un jefe negociador del TLCAN, tomarían posesión el próximo 1 de diciembre.

"Por los tiempos, no queremos que sea una decisión política, queremos que sea una decisión con visión de largo plazo, muy enfocada a la parte económica. No podemos tomar decisiones que dañen a nuestras empresas y trabajadores, no vamos a tomar decisiones por el tema político”, enfatizó Kalach.

Publicidad

Aclaró que el sector empresarial tiene constante comunicación con las secretarías de Economía y la de Relaciones Exteriores, además de que la posición de los negociadores (gobierno) se encuentra en línea con la postura del sector privado-

Lee: La vida del TLCAN queda en suspenso

El sector privado representado por el Cuarto de Junto ha sido enfático en no aceptar la cláusula sunset , la cual busca que se termine el TLCAN cada cinco años, salvo revocación de cada uno de los integrantes, como propuesta del equipo estadounidense.

La iniciativa privada y gobierno han rechazado que se acepte la imposición de aranceles estacionales por parte de Estados Unidos, a las exportaciones de frutas y hortalizas mexicanas. Tampoco quieren que se elimine el capítulo 20 del TLCAN, el cual establece métodos para la solución de controversias comerciales entre los socios.

Publicidad

Adicionalmente, el Cuarto de Junto pugna a favor de que la regla de origen del sector automotriz, que Estados Unidos propone elevar, proteja las inversiones de las empresas instaladas en México y que cumplen actualmente con esta regla en el Tratado vigente.

Kalach refirió que mientras se llegue a un acuerdo para el TLCAN 2.0 no existe problema, pues los negocios y el comercio pueden seguir rigiéndose bajo las estipulaciones del actual TLCAN, al que él mismo ha denominado “el TLCAN zombie”.

“Zombie significa que es un ente viviente, que camina y se mueve, pero no se muere”, culminó Kalach.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad