Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Al parecer los inversionistas están tranquilos, pese a las alzas de la Fed

Los rendimientos de los bonos en EU han ido en aumento, aunque los inversores no se están preocupando. La pregunta es: ¿cuántas alzas de tasas más se avecinan?
jue 27 septiembre 2018 05:50 AM
180917 salud dolar is MicroStockHub.jpg
El rendimiento el bono del Tesoro a 10 años todavía es relativamente bajo, pero ha superado el umbral psicológicamente importante del 3%.

Los rendimientos de los bonos en Estados Unidos han ido en aumento.

Pero los inversores no se están preocupando. El Dow y el S&P 500 alcanzaron máximos históricos la semana pasada, y el Nasdaq tampoco está lejos de un récord.

El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años todavía es relativamente bajo, pero ha superado el umbral psicológicamente importante del 3% y actualmente ronda el 3.1%.

La preocupación es que esto pueda ser solo el comienzo. Las tasas a largo plazo podrían seguir ascendiendo debido a que la Reserva Federal elevó las tasas de corto plazo el miércoles.

En algún punto, los inversores podrían volverse más cautelosos sobre qué significará el aumento de las tasas para el gasto del consumidor y para las empresas que buscan pedir más préstamos. En teoría, las tasas más altas deberían conducir a un crecimiento más lento tanto para la economía como para las ganancias corporativas.

Lee: Las empresas, no los consumidores o bancos, causarán la próxima recesión

Publicidad

La pregunta es: ¿cuántas alzas de tasas más se avecinan? El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, podría dar algunas pistas en una conferencia de prensa posterior al anuncio de la decisión de la Fed.

Craig Birk, director de inversiones de Personal Capital, dijo que el mercado debería poder manejar algunos cuantos aumentos de tasas más de un cuarto de punto. Sin embargo, es posible que muchos inversionistas se hayan malacostumbrado debido a que las tasas fueron inusualmente bajas durante tanto tiempo.

La tasa de fondos federales ahora está en un rango de entre 1.75% y 2% y hay expectativas de que pueda subir por encima del 3% durante el próximo año. Birk dijo que muchos inversores esperan que la Fed termine su racha de alza de tasas en 2019.

“Finalmente tenemos una tasa de interés real, no una que es simplemente cero”, dijo Birk. “La Fed todavía dice que probablemente subirá las tasas lenta y constantemente, pero el mercado parece estar apostando a que se detendrá antes".

Birk agregó que la Fed había sido dirigida por las llamadas ‘palomas’ monetarias, es decir, personas como los expresidentes de la Reserva Federal Ben Bernanke y Janet Yellen, que prefirieron mantener las tasas bajas durante años. Los inversores están tratando de adaptarse a la nueva mentalidad de la Reserva Federal.

“El mercado todavía se está acostumbrando a la idea de que la Reserva Federal será más equilibrada y más agresiva”, dijo Birk.

En otras palabras, los inversores podrían estar subestimando la disposición de la Fed para seguir elevando las tasas, a pesar de las críticas del presidente estadounidense, Donald Trump, sobre los aumentos de tasas e incluso si los datos no muestran concluyentemente que la inflación repunte de manera significativa.

Aún así, algunos expertos creen que la Fed probablemente se apegará a su camino de incrementos graduales de tasas. Powell, al igual que sus predecesores, probablemente no esté interesado en agitar los mercados de bonos y acciones con movimientos sorpresivos.

“No vemos el aumento de las tasas de interés como una razón para vender acciones, particularmente en ausencia de una inflación galopante”, escribió John Lynch, director de estrategia de inversiones de LPL Financial, en un informe publicado el martes.

La inflación, bajo control por ahora

El crecimiento salarial está mejorando, pero eso no ha provocado un gran aumento en los precios al consumidor. Por lo tanto, la Fed aún podría tener algún margen de maniobra para seguir aumentando las tasas debido a que la economía parece estar sobre una base sólida.

“El mercado está interpretando las tasas más altas como una respuesta a un mejor crecimiento, no como una razón para temer un error de política, lo cual hallamos alentador”, agregó Lynch.

Ed Keon, director de estrategia de inversiones de QMA, tampoco está demasiado preocupado por que la inflación se descontrole.

“Es prematuro decir que la Fed está quedándose rezagada”, dijo Keon. “La pregunta es qué pasará el próximo año y el 2020. Hay algunas razones para creer que las presiones sobre los precios podrían seguir creciendo. No creo que las tasas se vuelvan demasiado altas”.

Keon cree que el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años podría subir a un rango de aproximadamente 3.25% a 3.5%. Eso todavía es lo suficientemente bajo como para mantener la economía a un ritmo relativamente sólido, incluso si el crecimiento se desacelera un poco.

Así que, el mayor cambio que podría derivarse de los alzas de tasas de la Fed es un cambio en los tipos de acciones que los inversores prefieren. Las acciones tecnológicas, los minoristas y otras empresas de consumo, grandes ganadoras del año pasado, podrían comenzar a perder algo de terreno frente a las financieras.

Yousef Abbasi, director de estrategia de mercado global de INTL FCStone, es optimista respecto a las acciones de los bancos regionales y de Bank of America, que tiene un gran negocio de hipotecas. Estos deberían beneficiarse de tasas más altas debido a que harán que sus operaciones de préstamos sean más rentables.

Publicidad
Publicidad