Publicidad
Header
Publicidad

3 preocupaciones del futuro gobierno rumbo al paquete económico 2019

Falta de crecimiento económico, la creciente deuda pública y la baja inversión en obras y infraestructura públicas serán retos para el gobierno de AMLO.
Economía
Economía Entre 1993 y 2017 la economía mexicana creció en promedio 2.44%, mientras que la población creció 1.5%.

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) - El próximo gobierno enfrenta tres preocupaciones que busca atajar a través del diseño del Paquete Económico 2019: la falta de crecimiento económico, la creciente deuda pública como proporción del PIB y la baja inversión en obra pública.

"El primer tema que a nosotros nos preocupa mucho es la falta de un crecimiento económico para el país", dijo Arturo Herrera, designado como próximo subsecretario de Hacienda.

Lee: ¿Conviene a México instalar un consejo fiscal?

Publicidad

Entre 1993 y 2017 la economía mexicana creció en promedio 2.44%, mientras que la población creció 1.5%, lo que significa un crecimiento per cápita promedio de apenas 0.94% en los últimos 25 años, refirió el próximo funcionario de Hacienda, durante el Foro Nacional IMEF de Infraestructura.

"Es muy difícil pensar que el país va a trasladarse a una ruta de desarrollo diferente con esas tasas de crecimiento", dijo Herrera.

Ese nivel tiene que ver con la concentración de inversiones en el norte del país, por su cercanía con Estados Unidos, lo que ha provocado una desigualdad en la región sur del país.

Publicidad

Por ello, explicó, el próximo gobierno buscará concentrar inversiones en proyectos de infraestructura al sur del país, tales como el Tren Maya y el Corredor Transístmico, además del impulso de programas sociales.

Recomendamos: El alza en el precio del dinero en Estados Unidos por la Fed fue por unanimidad

Deuda

Publicidad

El nuevo gobierno enfrentará una gran presión en el manejo de las finanzas públicas, a causa del creciente nivel de deuda pública y el servicio que se paga por ella.

"Una de las primeras responsabilidades que debe garantizar la próxima administración es estabilidad financiera y macroeconómica. Esto implica que controlemos la trayectoria de la deuda, la cual está en niveles manejables, pero está muy en el límite de lo que es manejable", declaró.

Publicidad

En 2008 la deuda representaba el 28% del PIB, en 2016 representó el 48.8%.

"En 2017 cayó y esperamos que caiga un poco este año, pero es algo que se tiene que hacer, cuando menos estabilizarse y ponerla en una trayectoria un poco más descendiente", comentó el especialista.

Este objetivo tendrá que reflejarse en el Paquete, el cual deberá incluir un superávit primario, para que quede claro a los mercados que el gobierno entrante será cuidadoso con el manejo de pasivos.

Publicidad

Aseguró que se respetará la autonomía del Banco de México para que siga existiendo la separación entre política monetaria y fiscal.

Inversión en infraestructura

Publicidad

Finalmente, predomina la preocupación por el bajo nivel de los recursos que se destinan a la inversión pública, que se enfoca principalmente al desarrollo de infraestructura.

"La tasa de inversión pública en México es la última de los países de América Latina, esto debe cambiar, ya que el ajuste fiscal (visto desde 2015) se hace en la parte de inversión", comentó el ex secretario de Finanzas durante la administración de Ándres López Obrador en el antes, Distrito Federal.

Lee: Ahorros del próximo gobierno, insuficientes para infraestructura

Publicidad

Para elevar este nivel, el gobierno electo realiza un censo para determinar qué proyectos se desarrollarán, en qué tiempos y a través de qué modelo financiero: obra pública, concesión pura o asociación público privada.

Herrera refirió que se espera que para el próximo año el gobierno entrante incremente un punto del PIB la inversión física.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad