Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El príncipe heredero de Arabia Saudita dice que su sueño económico sobrevivirá

En medio de la tensión por el asesinato de un periodista crítico, el príncipe heredero de Arabia Saudita dijo que no hay desafíos que puedan frenar las acciones para modernizar su economía.
jue 25 octubre 2018 04:31 PM
181025 arabia principe Mohammed bin Salman.jpg
Promesa. El príncipe heredero de Arabia Saudita Mohammed bin Salman dice que el presupuesto saudí para 2019 sería el más grande de todos los tiempos.

RIAD, Arabia Saudita (CNN) - El príncipe heredero Mohammed bin Salman sigue adelante con su ambicioso plan para modernizar la economía de Arabia Saudita a pesar de una profunda frialdad en las relaciones con los negocios globales y los inversionistas por el asesinato de un periodista crítico.

Bin Salman subió al escenario en una conferencia de inversionistas en Riad que ha sido eclipsada por la muerte de Jamal Khashoggi en el consulado saudí en Estambul . Muchos de los nombres más importantes de los negocios y las finanzas se retiraron de la conferencia después de que los miembros del círculo íntimo de bin Salman fueran culpados por el asesinato.

Haciendo sus primeros comentarios públicos sobre el caso durante un debate sobre cómo "transformar el mundo árabe en una potencia económica global", bin Salman calificó el asesinato de "un crimen atroz" y prometió justicia para los responsables.

Ante un fuerte aplauso, rechazó cualquier sugerencia de que su programa de reforma se descarrilaría.

"No hay desafíos que puedas poner frente a esta gran nación saudí", dijo. "Nuestros proyectos están en curso, nuestras reformas están en curso, nuestra guerra contra el extremismo está en curso y nuestra guerra contra el terror está en curso".

Él dijo que el presupuesto saudí para 2019 sería el más grande de todos los tiempos, y que el desempleo iba a caer al 7% para 2030.

Publicidad

Arabia Saudita dice que Khashoggi, un columnista del Washington Post, fue asesinado por agentes rebeldes durante un interrogatorio que salió mal. Funcionarios estadounidenses le dijeron a CNN que cualquier operación de este tipo no podría haber ocurrido sin el conocimiento directo de bin Salman.

El reino necesita con urgencia revertir una disminución en la inversión extranjera para diversificar su economía y terminar con su dependencia del petróleo. Bajo su plan Visión 2030, bin Salman quiere hacer crecer el sector privado, impulsar el turismo y reducir el desempleo en la próxima década.

La conferencia Iniciativa de Inversión Futura, ampliamente conocida como "Davos en el desierto", fue una manera para que el joven príncipe mostrara su país como "abierto para los negocios", a la vez que sufre una transformación masiva para diversificar la economía lejos del petróleo.

Pero el estado de ánimo ha sido moderado esta semana en Riad a pesar de que Arabia Saudita anunció acuerdos por valor de 50,000 millones de dólares, principalmente para desarrollar su industria de productos químicos y petróleo.

El fundador de SoftBank, Masayoshi Son, a quien se le han dado 45,000 millones de dólares de dinero saudí para invertir a través de su Fondo de Visión, se retiró del evento. Otros altos ejecutivos, incluidos los CEO de JPMorgan Chase, BlackRock, Uber y Siemens, también cancelaron sus planes de asistir.

El ministro de energía de Arabia Saudita dijo que la reputación del reino había sido "empañada" por el asesinato de Khashoggi.

"Estamos recibiendo un golpe, pero nos mantenemos firmes y avanzamos", dijo Khalid Al Falih al Editor de Mercados Emergentes de CNN Business, John Defterios. "Estoy seguro de que saldremos de esto como una nación más fuerte".

Algunas compañías han enviado ejecutivos de menor nivel a pesar de que sus CEO se retiraran.

"No podemos ignorar a Arabia Saudita", dijo un ejecutivo senior de un banco internacional a CNN Business en el evento.

Los gobiernos regionales, incluidos Emiratos Árabes Unidos, enviaron delegaciones al evento, y bin Salman compartió el escenario el miércoles con el príncipe heredero de Bahréin y el primer ministro del Líbano.

"Hay lealtad, pero la lealtad es bien merecida", dijo Mahmood Alkooheji, CEO de Mumtalakat, el fondo de riqueza soberana de Bahréin. "Nuestra presencia aquí en el foro es realmente para mirar las oportunidades de inversión".

En cuanto a los inversionistas internacionales, dijo que "necesitan tiempo".

La Visión 2030 había captado la imaginación de muchos jugadores internacionales, incluido el multimillonario Richard Branson, quien aprovechó las oportunidades para dos proyectos turísticos y estaba en conversaciones para una inversión de mil millones de dólares en su compañía espacial.

Pero Branson fue uno de los primeros en suspender sus vínculos con Arabia Saudita tras la desaparición de Khashoggi.

"Lo que supuestamente sucedió en Turquía en torno a la desaparición del periodista Jamal Khashoggi, si se probara cierto, cambiaría claramente la capacidad de cualquiera de nosotros en Occidente para hacer negocios con el gobierno saudí", dijo Branson a principios de este mes.

El año pasado, bin Salman utilizó la conferencia para presentar una megaciudad futurista de 500,000 millones de dólares junto a algunos de los principales ejecutivos del mundo, incluido Son. El joven príncipe dijo a la audiencia que la ciudad, NEOM, sería un lugar para "soñadores".

El anuncio recibió fuertes aclamaciones y aplausos de la multitud energizada.

Pero al menos seis de los 18 asesores internacionales de NEOM, incluidas estrellas de Silicon Valley como Sam Altman, se han retirado de manera temporal o permanente.

El príncipe tendrá que persuadir aún más para alentar a algunos antiguos socios comerciales a que regresen. Y si resulta que realmente sabía sobre la operación contra Khashoggi, su sueño todavía podría desvanecerse.

John Defterios contribuyó con el reportaje.

Publicidad
Publicidad