Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

La guerra arancelaria de Trump parece funcionar: JPMorgan

El CEO de JPMorgan Chase, Jamie Dimon, señala que los aranceles impuestos por el presidente de EU a China habrían funcionado como estrategia de negociación.
Jamie Dimon
JPMorgan, liderado por Jamie Dimon, es el banco más grande de Estados Unidos por activos.

NUEVA YORK (CNN)- Jamie Dimon no es un fanático de los aranceles. Pero el presidente ejecutivo de JPMorgan Chase admite que el amor del presidente estadounidense, Donald Trump, por los aranceles podría estar dando sus frutos.

“Como estrategia de negociación, podría haber funcionado”, dijo Dimon a Poppy Harlow de CNN. Es una concesión notable por parte de Dimon, el feroz rostro comercial de las empresas estadounidenses.

Lee: ¿Logrará China evitar los aranceles de EU? Ambos países retoman conversaciones

Los comentarios muestran un marcado contraste con al menos un asesor de Trump. La semana pasada, el execonomista de la Casa Blanca, Gary Cohn, quien alguna vez fue el segundo al mando en Goldman Sachs, dijo rotundamente: “Los aranceles no funcionan”. En todo caso, dijo Cohn al podcast de Freakonomics, los aranceles “dañan la economía”.

Dimon dijo que concuerda con Cohn en que los aranceles “no funcionan técnicamente” porque causan efectos secundarios negativos, como el aumento de los costos para los consumidores y las empresas.

“Pero si el presidente estuviera aquí, diría: ‘Funcionaron. Las puse sobre la mesa y nadie más lo hizo'”, dijo Dimon a CNN.

Publicidad

Trump impuso decenas de miles de millones de dólares en aranceles sobre productos chinos en un intento por aumentar la presión sobre Beijing. China tomó represalias con aranceles sobre productos estadounidenses como la soya, lo cual dejó atrapados en medio de la pelea a los agricultores estadounidenses.

Dimon dijo que los aranceles aumentan las probabilidades de una “guerra comercial” en toda regla entre las dos economías más grandes del mundo. Washington y Beijing ahora están tratando de forjar un acuerdo comercial histórico, manteniendo a flote las esperanzas de Wall Street de que exista una paz comercial.

Lee: Trump pide a China levantar aranceles a productos agrícolas EU

Pero parece que un avance significativo está tardando en llegar a medida que los negociadores se ven obstaculizados por las diferencias sobre cómo asegurar el cumplimiento del acuerdo. Dimon no parece preocupado por un posible colapso de las negociaciones comerciales.

“A largo plazo, Estados Unidos estará bien”, dijo el CEO de JPMorgan.

No hay 'camino fácil’ para China

Parecía menos confiado sobre el futuro de China, al señalar la “enorme corrupción” del país, sus 400 millones de personas en situación de pobreza, las garantías legales más débiles y los complejos desafíos regionales.

“No tendrán un camino fácil durante los próximos 20 o 30 años”, dijo Dimon. Aunque la economía china está bajo una fuerte presión debido a la batalla comercial, Dimon es optimista sobre Estados Unidos.

Lee: El tamaño de la crisis económica de China es un misterio sin resolver

“El consumidor estadounidense está en buena forma. Los salarios están subiendo”, dijo Dimon, señalando los recientes aumentos salariales para los trabajadores de bajos ingresos.

El jefe de JPMorgan minimizó las preocupaciones recientes sobre el aumento de la morosidad de los préstamos automotrices. Un récord de siete millones de estadounidenses tiene más de 90 días de retraso en sus pagos automotrices.

“Algunas compañías dependieron mucho del subprime”, dijo Dimon, refiriéndose a la práctica de ofrecer préstamos a personas con historiales crediticios débiles. “Nosotros hacemos muy poco de eso, así que no afectará a JPMorgan. No creo que vaya a acabar con una empresa grande ni nada así”.

Sin 'pánico' por la deuda récord de EU

Entonces, ¿qué preocupa a Dimon por las noches?

Señaló una posible crisis del techo de la deuda como una preocupación, así como los altos niveles de deuda de los gobiernos a nivel mundial.

Pero Dimon dijo que no está asustado por los 22 billones de dólares en deuda que el gobierno federal de Estados Unidos ha acumulado. Señaló que la deuda estadounidense es mucho más pequeña como porcentaje del PIB que la de Japón.

Lee: Estados Unidos alcanza una deuda récord en la era Trump

“No tenemos que caer en pánico por eso”, dijo, señalando que la mayor parte de esa deuda se debe dentro de Estados Unidos.

A pesar de sus comentarios, Dimon hizo un gran esfuerzo por distanciarse del movimiento de la Teoría Monetaria Moderna (TMM o MMT, por sus siglas en inglés), que sostiene que los gobiernos pueden gastar todo lo que quieran en su propia moneda.

“No soy del grupo MMT”, dijo.

Dimon instó a Washington a elaborar una estrategia que aborde la carga causada por los programas de beneficios sociales. Pero también sugirió que el país aún tiene tiempo para resolver esto definitivamente.

“Si eso no sucede en los próximos dos años, no será un desastre”, dijo Dimon.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad