Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

Los pilares de la reforma laboral: democracia sindical... ¿y mejores salarios?

Kenneth Smith Ramos, exjefe de la Negociación Técnica para el TLCAN, considera que el capítulo laboral del T-MEC es el más avanzado en el mundo.
Reforma Laboral
El gobierno mexicano espera tener aprobada la reforma laboral este mes.

CIUDAD DE MÉXICO.- Garantizar la libre afiliación sindical y la transparencia de los contratos colectivos; combatir la violencia de género, proteger a los trabajadores migrantes y establecer mecanismos de cooperación internacional para cumplir las leyes laborales. Estos son los principales beneficios que traerá consigo la reforma laboral que discute a marchas forzadas el Congreso de la Unión, y que forma parte del nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC, futuro sustituto del TLCAN), coincidieron varios especialistas consultados por Expansión.

“En términos generales, consideramos que el capítulo laboral del T-MEC es el más avanzado en el mundo”, asegura Kenneth Smith Ramos, exjefe de la Negociación Técnica para el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Por ello, el especialista resalta la importancia de que el proyecto de reforma se apruebe sin cambios: “Nuestra postura en la administración anterior fue que no reabran el texto. Me refiero a Estados Unidos, hay que enviarles la señal de que no se reabra el texto, porque empezaría a deshacer los balances de una negociación tan compleja”.

Lee: En materia laboral, los tribunales tendrán la última palabra

Smith Ramos destaca que los acuerdos laborales para el T-MEC son relevantes porque se introducen conceptos nuevos, como la protección a los trabajadores y el combate a la violencia relacionada directamente con el ejercicio de los derechos laborales. “¿Qué es lo que sucede? Estamos facilitando el empoderamiento de los trabajadores en México, es decir, su capacidad de negociar contratos colectivos que sean favorables para sus intereses y que respeten sus derechos laborales. Se incrementan porque ya tienes un candado, tienes un mecanismo en los tratados internacionales que fortalece los derechos de los trabajadores”.

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha pedido a los legisladores que aprueben la reforma laboral tal y como quedó acordada por el equipo negociador de la anterior administración. “No queremos que se dé ningún motivo para reabrir las negociaciones del tratado”, dijo el presidente, el pasado 4 de abril.

Sindicatos sin politizar

Publicidad

Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA Bancomer, coincide en que la reforma es positiva para el país, porque hará que las negociaciones sindicales se alejen de los intereses políticos y se enfoquen en lograr acuerdos para mejorar la productividad. “Lo vemos como algo positivo. Creemos nosotros que, si se logra una mejor democracia sindical, los trabajadores estarán mejor representados, cosa que no siempre ha ocurrido, o que en general no ha ocurrido, en nuestro país”.

Jean-Dominique Ieraci, ministro consejero de Comercio de la Embajada de Canadá en México, comenta que su país sigue de cerca este tema laboral para ver si México realmente va a cumplir con los procedimientos. “Entendemos que se acerca una verdadera democracia laboral, y para nosotros es importante el tema laboral en términos de comercio. No hablamos del tema laboral para todo lo que puede pasar en México, sino que el costo del trabajo no sea una ventaja importante para cualquiera de los tres países. En inglés hablan de un level plane field (piso parejo)”, explicó.

Lee: ¿Tienes una mipyme? Esto es lo que debes saber sobre la reforma laboral

Smith Ramos agrega que la reforma traerá impactos positivos en los sectores que están relacionados con el comercio exterior, como el automotriz, aeroespacial, los dispositivos médicos y los electrodomésticos. “El dato clave aquí es que el sector exportador paga en promedio en México 40% más que el resto de los salarios de la economía, es decir el resto de la economía que no exporta”, destacó

Sin embargo, para Manuel Molano, nuevo director general de Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), las reformas a la Ley Federal del Trabajo pueden incluso darle "algo de espacio político a Donald Trump". “Estos sindicatos de los Estados Unidos querían tener una participación mayor en el sindicalismo mexicano. Probablemente ellos piensan que, participando en el sindicalismo mexicano, van a igualar las condiciones de trabajo entre México, Estados Unidos y Canadá, y de esa manera no será tan fácil que los trabajos de la industria automotriz se muden hacia el sur”.

Salarios e informalidad

El T-MEC no incrementa por decreto los salarios, y la reforma laboral tampoco se enfoca en aprobar un alza, recuerda Smith Ramos. Pero las leyes sí impulsaran una subida paulatina de los sueldos.

Por ejemplo, en el sector automotriz se acordó un esquema de porcentajes de producción por vehículo, para que el 40% de la unidad provenga de regiones donde la industria pague más de 16 dólares la hora. México ahora no cumple ese requisito.

Lee: El FMI ve menor crecimiento de México por políticas de AMLO

“Eso significa que a lo largo del tiempo van a ir subiendo los salarios, tanto en México como en Canadá y Estados Unidos, en el sector automotriz, esa es una tendencia que va al alza y es algo positivo para nuestros trabajadores”, afirma el exjefe de la Negociación Técnica.

El experto concluye que, en la medida en que los tratados comerciales generen mayores oportunidades de comercio y de inversión, habrá incentivos adicionales para que la gente ingrese a la economía formal.

Con información de José Ávila

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad