Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

Las clases medias desaparecen (poco a poco) en los países de la OCDE

Ser clase media alguna vez significó vivir en una casa cómoda y poder costear un estilo de vida satisfactorio

NUEVA YORK (CNN) .- Las familias de clase media de Estados Unidos no son las únicas que están pasando por momentos difíciles estos días.

Los hogares de ingresos medios están desapareciendo en los países desarrollados de todo el mundo, de acuerdo con un nuevo informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El estudio, titulado Bajo presión: la clase media exprimida, expuso una letanía de problemas que afectan a los hogares de ingresos medios. Y advirtió que esto podría tener serias consecuencias para el crecimiento económico y el tejido social de las naciones.

“Actualmente, la clase media se parece cada vez más a un barco en aguas turbulentas”, dijo el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría. “Los gobiernos deben escuchar las preocupaciones de la gente y proteger y promover los estándares de vida de la clase media”.

La clase media ha estado bajo estrés durante años, lo cual ha ayudado a impulsar el ascenso de los demócratas progresistas en Estados Unidos, que buscan aumentar los impuestos sobre los ricos para brindar una red de seguridad más sólida, que incluye la atención médica universal. Pero, aunque muchos candidatos presidenciales apuntan a Europa como modelo, el informe de la OCDE muestra que allí también existen problemas.

Lee: Hacienda prevé menor crecimiento e ingresos para México en 2019

Publicidad

La proporción de personas en hogares de ingresos medios en los países desarrollados disminuyó del 64% a mediados de los años ochenta a solo el 61% a mediados del 2010. Sin embargo, los declives fueron mayores en varios países, incluidos Estados Unidos, Israel, Alemania, Canadá, Finlandia y Suecia.

En Estados Unidos, poco más del 50% de la población es de clase media, una proporción más pequeña que la mayoría de los otros países desarrollados.

El informe considera a las familias que ganan entre 75% y 200% del ingreso nacional medio como clase media.

Mayores costos, menos ingresos

La creciente desigualdad de ingresos es parte de la razón de la tendencia. De acuerdo con el informe, en los últimos 30 años, los ingresos medios en los países de la OCDE aumentaron un tercio menos que el ingreso promedio del 10% más rico.

Lee: Por diferencias salariales, mujeres deberán ahorrar más que los hombres

Al mismo tiempo, los costos están subiendo más rápido que la inflación en las economías más ricas del mundo, lo que dificulta que la clase media siga el ritmo. Los precios de las casas, en particular, han estado aumentando un tercio por encima del ingreso medio de los hogares en las últimas décadas. La clase media gastó el 32% de sus presupuestos en vivienda en 2015, en comparación con el 25% en 1985.

Más de uno de cada cinco hogares de ingresos medios gastan más de lo que ganan.

La clase media también ha estado perdiendo influencia económica en los países de la OCDE, lo que podría tener repercusiones en las sociedades. El ingreso total de este grupo era aproximadamente cuatro veces mayor que el de los hogares de ingresos altos en 1985. Treinta años después, la proporción se redujo a menos de tres.

“La inversión de la clase media en educación, salud y vivienda, su apoyo a los servicios públicos de buena calidad, su intolerancia a la corrupción y su confianza en los demás y en las instituciones democráticas, son las bases del crecimiento inclusivo”, señala el informe.

Los millennials luchan por entrar

Las personas más jóvenes tienen más dificultades para alcanzar el estatus de clase media que las de las generaciones previas. Ser clase media alguna vez significó vivir en una casa cómoda y poder costear un estilo de vida satisfactorio, gracias a un trabajo estable con oportunidades de carrera, según el informe. También era una base desde la cual las familias aspiraban a un futuro aún mejor para sus hijos.

Cerca del 70% de los baby boomers formaban parte de la clase media cuando tenían 20 años, en comparación con casi el 64% de la Generación X, pero solo el 60% de los millennials. Los baby boomers también disfrutaban de trabajos más estables durante su vida laboral que las generaciones más jóvenes.

La inseguridad laboral está aumentando a medida que los mercados laborales se transforman en medio de la creciente globalización y el uso tecnológico. Uno de cada seis empleos actuales de ingresos medios enfrenta un alto riesgo de automatización.

“Estas tendencias pintan un cuadro incierto para los trabajadores con ingresos medios, en particular, para aquellos con competencias bajas y medias en trabajos de rutina”, indicó el informe.

La OCDE ofrece algunas sugerencias para abordar la presión sobre la clase media, muchos de las cuales coinciden con los puntos de vista de los candidatos estadounidenses progresistas. Incluyen reducir impuestos sobre la clase media y aumentarlos a los ricos, desarrollar viviendas más asequibles, ayudar a los adultos jóvenes a acumular riqueza, contener el costo de la educación, del cuidado infantil y de la salud, y mejorar las competencias y capacitación de los trabajadores.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad