Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El Gobierno de AMLO solo le compró tiempo a Pemex

La reestructuración de pasivos de la petrolera con tres bancos resuelve el problema a corto plazo, coinciden analistas.

CIUDAD DE MÉXICO Tiempo para ganar la confianza de los inversionistas: eso es lo que realmente compró el gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) con el anuncio de refinanciamiento de deuda de Petróleos Mexicanos vía un crédito sindicado por 8,000 millones de dólares (mdd) a cinco años y una disminución en la carga fiscal de la petrolera, coincidieron expertos consultados por Expansión.

Tras este anuncio, el costo de fondeo para Pemex mejoró con respecto al cierre de la semana previa. El rendimiento del bono de 5,400 mdd con vencimiento a 2027 cayó 36 puntos base, a 6.49%. En lo que va del año, el yield del bono ha retrocedido 12.88% y el precio creció 5.31%, a 100.16 dólares.

“Estas medidas van en el sentido de reducir el riesgo, y quizá cuando tengamos más visibilidad sobre el plan de Pemex, pueda salir al mercado y colocar deuda”, señaló Marco Oviedo, analista de Barclays.

Es por este mayor costo en sus bonos que Pemex optó por un refinanciamiento con instituciones financieras - JPMorgan, HSBC y Mizuho- que le ofrecieron una tasa base Libor (2.5%) más 235 puntos base -2.35 puntos porcentuales-.

“Por lo menos muestra que Pemex no tiene cerradas todas las fuentes de financiamiento (...) aunque no mencionan si el crédito sindicado va a tener algún tipo de colateral”, dijo Rafael Elías, directivo de Tellimer Group.

Publicidad

El pasado lunes, Pemex firmó un plan para reestructurar su pasivo con el apoyo de tres bancos a través de un crédito sindicado que refinanciará 2,500 mdd de deuda, además de renovar dos líneas de crédito revolventes por 5,500 mdd. Este acuerdo anunciado por AMLO, que ha descalificado al modelo neoliberal, incluye una disminución en la carga fiscal de la petrolera, que le permitirá ahorrar 25,000 millones de pesos (mdp).

Un día después, Arturo Herrera, subsecretario de Hacienda, dijo que preparan medidas adicionales para resolver el problema de Pemex a corto plazo y mejorar el perfil de vencimiento de su deuda.

Lee: Pemex firma un compromiso para refinanciar y renovar crédito por 8,000 mdd

Sin embargo, analistas de BBVA Bancomer, Citibanamex y Tellimer Group advierten no lanzar campanas al vuelo con estas medidas que alivian a Pemex.

“Esto aligera el problema de liquidez de corto plazo de la paraestatal, pero no involucra ningún cambio en su narrativa de negocios”, destacó en un reporte la unidad de estudios económicos de Citibanamex.

Tan sólo en 2019, Pemex debe liquidar 7,919 mdd de deuda adquirida en monedas extranjeras, prácticamente el monto total del refinanciamiento y las líneas de crédito negociadas. La empresa estatal tiene una deuda financiera que asciende a 106,500 mdd (87% en divisas extranjeras), un monto que le hizo ganar el nombre de la petrolera más endeudada del mundo.

Opinión: Dinero extra si se abren a extranjeros los campos de crudo ligero

Del lado operacional, Pemex enfrenta una caída constante en la producción de crudo desde hace una década. Las últimas proyecciones de producción se recortaron de 1.84 a 1.71 millones de barriles diarios para 2019, de acuerdo con datos de la empresa.

Bajo este escenario, algunas agencias calificadoras, como Fitch Ratings y Moody’s, colocan la nota de Pemex a un paso de ser considerada como ‘basura’.

“Las agencias están expectantes de una mejora en la operación de Pemex, y no sólo de contar con el apoyo del gobierno inyectándole recursos sin resolver la parte operativa”, destacó Rafael Elías.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad