Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Este es el camino que Jesús Seade debe recorrer para dirigir la OMC

El próximo director general deberá preparar la conferencia ministerial de 2021, reavivar las negociaciones estancadas y resolver los conflictos con Estados Unidos.
mar 09 junio 2020 05:39 AM
Jesús Seade
Jesús Seade reiteró su compromiso con la búsqueda de soluciones al comercio abierto, con reglas y mecanismos beneficiosos para todos.

La salida anticipada del brasileño Roberto Azevedo de la dirección de la Organización Mundial de Comercio (OMC) pone a la entidad en una situación delicada, ya que los países tendrán sólo tres meses para elegir a su sucesor en medio de una pandemia castigando al mundo.

México ya tiene a su candidato: Jesús Seade, quien es el actual subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Seade fue Embajador de México y tiene experiencia en la OMC como primer Jefe Adjunto y en el que llevó dos casos entre México y EU: el cemento y el atunero. En el Fondo Monetario Internacional (FMI) fue asesor senior, y en el Banco Mundial se desempeñó como economista principal.

Publicidad

"México tiene un compromiso histórico con el multilateralismo, con la OMC, y con el comercio abierto. Así lo constatan sus TLCs con medio centenar de países así como, en su momento, su liderazgo para destrabar y lograr La Ronda Uruguay y ver así nacer la OMC", destacó Seade en su cuenta de Twitter.

Pero, ¿cómo se va a desarrollar este proceso en el principal organismo regulador de comercio en el mundo?

Campaña

En plena crisis económica mundial a causa de la pandemia de COVID-19, varios asuntos y proyectos importantes esperan al próximo director de la OMC: preparar la conferencia ministerial de 2021, reavivar las negociaciones que se encuentran estancadas y resolver los conflictos entre el organismo y Estados Unidos.

Washington, que ha amenazado con abandonar la OMC "si fuera necesario", reclama en particular una revisión del brazo jurídico de la OMC y del estatuto de país en desarrollo que tiene China.

Los candidatos que no esquiven estos desafíos pueden presentar sus solicitudes desde este lunes hasta el 8 de julio próximo.

Posteriormente serán invitados a reunirse con los 164 miembros de la OMC. Este periodo de campaña dura por lo general tres meses, pero la renuncia de Azevedo cambió los naipes, en particular en lo que se refiere a plazos: los países disponen apenas de tres meses para designar a su sucesor, cuando este proceso suele durar nueve.

Si no lo logran, uno de los subdirectores del organismo asumirá como director general interino.

El procedimiento para designar al jefe de la OMC no es precisamente una elección, sino un mecanismo de consenso que funciona por eliminación. La votación sólo es posible como último recurso, de no haber acuerdo.

Eliminación

El proceso de selección es supervisado por una "troika", integrada por el presidente del Consejo General (órgano supremo de decisión, que reúne a los miembros de la OMC), el presidente del órgano de solución de diferencias y el presidente del órgano de examen de políticas comerciales.

El presidente del Consejo General, en este caso el embajador de Nueva Zelanda, David Walker, será el encargado de recibir a los representantes de los Estados para consultarles sobre sus preferencias e intentar determinar cuál candidato tiene más probabilidades de alcanzar un consenso.

No hay un principio de rotación geográfica, pero el reglamento prevé que si en la selección final los países tienen que elegir entre candidatos con méritos similares, deberán tener en cuenta "la conveniencia de reflejar la diversidad de los miembros de la OMC en las nominaciones sucesivas al cargo de director general".

Tras cada etapa de consultas, la "troika" elimina sucesivamente a los candidatos con menos adhesiones. Al finalizar la fase del proceso de consultas, ésta presenta a los embajadores al candidato con mayores posibilidades de lograr un consenso y recomienda su nominación.

La selección, en 2013, de Roberto Azevedo, quien sucedió al francés Pascal Lamy, se realizó en tres etapas de eliminaciones sucesivas. En 1999, los países miembros no lograron un acuerdo y el mandato fue dividido en dos ejercicios, de tres años cada uno, para los dos candidatos preferidos.

La recuperación de la Unión Europea después de la pandemia costará 750.000 mde

Con información de AFP

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad