Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

#CómoReactivarMéxico_header desktop Home Expansión
#CómoReactivarMéxico

Un ingreso mínimo vital en México, ¿es posible?

Millones de personas que han perdido su empleo y reducido sus ingresos necesitan apoyos para frenar el daño en su economía, coinciden los especialistas.
lun 22 junio 2020 05:39 AM
Ingreso mínimo vital México Covid-19
El ingreso mínimo vital permite da acceso a la canasta laboral a quien haya perdido su fuente de ingresos.

El mundo busca implementar medidas que ayuden a las personas y empresas a sortear los efectos generados por la crisis del Covid-19. Una de ellas es el llamado ingreso mínimo vital, que garantiza cierta cantidad de dinero cada mes a las personas que hayan perdido su empleo a causa de la pandemia.

Pero, ¿puede México lanzar un programa de ayuda de este tipo? Si la respuesta es positiva, ¿a cuánto ascendería y cuánto tiempo estaría vigente? ¿De dónde provendrían los recursos?

Graciela Teruel Belismelis, directora del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo con Equidad (Equide); José Antonio Salazar Andreu, académico de la Escuela de Gobierno y Economía de la Universidad Panamericana (UP), y Javier López, profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad La Salle, hablaron con Expansión del tema. Esto es lo que respondieron:

Publicidad

“En mayo de 2020 había más de 8.4 millones de personas sin empleo y la mayor parte estaba el sector informal. No tiene acceso a seguridad social y no hay seguro de desempleo para ellos”, comenta la directora del Equide para dimensionar una parte del problema a solucionar.

¿Qué es el ingreso mínimo vital?

“Es una transferencia de ingresos. Como se ha planteado en México, entiendo yo, de manera temporal para poder financiar necesidades básicas de las personas mientras transcurre la crisis que estamos teniendo, tanto sanitaria como económica”, añadió la especialista.

“Una de las funciones fundamentales del Estado es coadyuvar o garantizar el goce de los derechos humanos: salud, alimentación, agua, etc. Una manera sencilla de garantizar el goce de estos derechos es que las personas tengan los recursos económicos suficientes para tener un mínimo para que puedan obtener lo mínimo necesario para subsistir para evitar la pobreza extrema”, dijo por su parte Salazar Andreu.

"Sin embargo, es un monto mínimo vitalicio para sustento que, de alguna manera, ya se está aplicando en México. Todas las becas que se dan para los jóvenes que cursan el nivel medio superior, a las madres solteras y, en lo que sí estoy de acuerdo, a los adultos mayores”, señaló Javier López.

Mientras países como Finlandia han hecho experimentos para entregar este ingreso mínimo vital de forma permanente, economías como la de Estados Unidos ha hecho entregas directas por la emergencia económica que viven a causa del nuevo virus.

Dale click y escucha nuestro podcast

En México no solo está la el debate en torno a si se tiene que aplicar de forma vitalicia o solo mientras dura la crisis; tampoco hay un acuerdo en torno al monto a entregar ni a quién se debe ayudar.

“En la Universidad Iberoamericana hemos planteado un ingreso mensual de 5,000 pesos mientras dure la pandemia”, precisó la directora del Equide.

“El costo de la canasta laboral sería a nivel rural de 1,180 pesos al mes y para el caso urbano sería de 1,650 pesos”, señaló José Antonio Salazar tomando información del Coneval al tiempo de precisar que en México hay casi 20 millones de personas que viven en situación de “pobreza extrema por ingresos”, de los cuales 5 millones están en zonas rurales.

Entrega

Por la pandemia ha habido gente que pierde el empleo y quien solo ve reducido su ingreso, sin embargo, dada la premura de recursos para satisfacer las necesidades básicas, los especialistas coincidieron en que esta transferencia de ingresos se tiene que hacer sin importar intereses políticos.

“Si no tengo satisfactores económicos ciertos bienes y servicios no voy a poder alcanzar mi máximo potencial como persona”, agregó José Antonio Salazar Andreu.

Publicidad

Viabilidad

En Estados Unidos el gobierno entrega 600 dólares mensuales y en Europa van de los 200 a los 2,000 euros, dependiendo del país. Pero, ¿México puede aplicar un programa como este?

“(Entregar) dinero líquido, de apoyo directo, no es viable ni es posible porque México no cuenta con la economía suficientemente estable y de desarrollo para que se genere ese gasto”, consideró Javier López, de La Salle.

Para poder entregar esta ayuda, se necesitan dos pilares fundamentales: un padrón y un diagnóstico realista. Sin lo anterior no será posible determinar de manera eficaz quién necesita el recurso ni a dónde entregarlo.

“Si tuviéramos un padrón podríamos focalizar muy bien y podríamos entregar a las personas que lo necesitan, con tiros de precisión”, sostuvo por su parte la directora del Equide.

“Sin información que esté bien medida es muy difícil tener un buen diagnóstico, y sin un buen diagnóstico es muy difícil actuar correctamente, en términos de programas de ayuda para estar siendo eficaz, en términos de cómo ayudar a la población y atender sus niveles de bienestar”, añadió.

Recursos

Los analistas dijeron que el gobierno puede solicitar préstamos a organismos internacionales o colocar deuda; ambas cosas ya las ha hecho a través de un préstamo al Banco Mundial y la colocación de bonos de parte de la Secretaría de Hacienda

Si se toma el costo de la canasta básica del Coneval (1,180 pesos en zonas rurales y 1,650 en zonas urbanas) “da al cantidad de 30,650 millones de pesos al mes (mdp), lo cual significaría al año 367,800 mdp. Es un monto bastante considerable, detalló Salazar Andreu, de la UP.

Dicho monto, agregó, equivale al presupuesto de la SEP para este año (326,282 mdp), más otros 40,000 mdp.

Para obtener dicho monto, los especialistas señalan que el gobierno tendría que recurrir a deuda –algo que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha dicho que no hará-.

Otra opción para obtener recursos, el gobierno podría posponer de manera temporal los tres grandes proyectos de infraestructura (Aeropuerto Felipe Ángeles, Tren Maya y refinería de Dos Bocas), o aplicar medidas expansivas como la disminución de impuestos.

“Dejarlas para el año que entra o dentro de dos años porque ahorita hay que atender la emergencia relacionada con cuestiones vitales de los mexicanos, sobre todo de los más pobres”, expuso Teruel Belismelis.

Hace unas semanas el subgobernador del Banco de México, Gerardo Esquivel, dijo que con el monto pagado por Walmart al SAT, alrededor de 8,700 mdp para cubrir las obligaciones fiscales por la venta de Vips, alcanzaría para dar, como apoyo, un salario mínimo a quien haya perdido su fuente de ingresos.

“(El gobierno) está apostando a algo que, si le sale bien va a ser muy bueno, pero si sale mal va a ser terrible. La apuesta es riesgosa: yo no me endeudo para no tener que pagar a futuro y no estar en una situación endeble y poder destinar más recursos después. Voy a aguantar el huracán con lo que tengo. Es una postura riesgosa, pero si le sale bien, el despegue, es decir, la recuperación económica podría ser mayor”, dijo Salazar Andreu.

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad
Publicidad