Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El Congreso de EU acuerda ayuda económica por el COVID-19

El paquete de ayuda ante la pandemia, que los demócratas y los republicanos discutieron el fin de semana, incluye pagos directos de 600 dólares a los ciudadanos estadounidenses. Se votará este lunes.
dom 20 diciembre 2020 02:35 PM
Vacuna
La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, aseguró a periodistas el domingo que quería darles a los miembros algo de tiempo para revisar el paquete antes de llamar a una votación.

WASHINGTON- Los líderes del Congreso de Estados Unidos han llegado a un acuerdo sobre un paquete de 900,000 millones de dólares para proporcionar la primera ayuda en meses a una economía golpeada por la pandemia del coronavirus, dijeron el domingo los máximos líderes republicano y demócrata del Senado, pero no quedó claro cuándo se votaría.

"Por fin tenemos el avance bipartidista que el país necesitaba", dijo el líder de la mayoría del Senado republicano, Mitch McConnell, en un pleno.

Publicidad

El paquete es el segundo mayor estímulo económico en la historia de Estados Unidos, después de un proyecto de ley de ayuda de 2.3 billones de dólares aprobado en marzo.

El trato se cierra cuando la pandemia se acelera, infectando a más de 214,000 personas cada día. Más de 317,000 estadounidenses ya han muerto por la enfermedad que causa el coronavirus.

El líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, dijo que el paquete debería tener suficiente apoyo para ser aprobado por ambas cámaras del Congreso.

"Por fin tenemos buenas noticias que dar al pueblo estadounidense", dijo en el Senado.

El paquete contempla la entrega de 600 dólares en pagos directos a individuos, aumentará los subsidios por desempleo en 300 dólares a la semana y compromete cientos de miles de millones de dólares en ayuda adicional a pequeñas empresas, además proporcionaría 25,000 millones de dólares para ayudas con el alquiler, dijeron fuentes.

Los legisladores dijeron que habían resuelto las disputas sobre la autoridad de préstamos para pandemias de la Reserva Federal, la financiación de la educación y los préstamos a pequeñas empresas. "Creo que en su mayor parte está resuelto", dijo el senador republicano John Thune a periodistas.

El Congreso pretende incluir el paquete de ayuda para el coronavirus en un proyecto de ley de gastos de 1.4 billones de dólares para financiar al gobierno hasta septiembre de 2021.

Votación el lunes

De su lado, el número dos de los demócratas en la Cámara de Representantes, Steny Hoyer, precisó que la votación del acuerdo tendrá lugar este lunes en las dos cámaras.

El Congreso decidió, mientras tanto, prolongar por 24 horas la legislación que permite el financiamiento del gobierno federal a corto plazo, una medida destinada a evitar un "cierre" de la administración federal cuando el presupuesto de 2021 debe aún ser sometido a votación.

Los dos partidos se culpan desde hace meses del bloqueo de las negociaciones sobre este segundo plan de ayuda.

El primero, de un monto gigantesco de 2.2 billones de dólares, fue aprobado de urgencia a finales de marzo, en pleno arranque de la pandemia de covid-19 en el país.

El domingo en la mañana, el senador republicano Mitt Romney dijo a la cadena CNN que se debía alcanzar un acuerdo este domingo.

"Todavía hay algunos puntos conflictivos, pero lo principal se resolvió anoche (sábado)", explicó, refiriéndose a las diferencias sobre el papel de la Reserva Federal (Fed, banco central).

El sábado en la noche, los legisladores llegaron en efecto a un compromiso sobre el rol que cumplirá la Fed para apoyar a la principal economía del mundo en la crisis causada por la pandemia de covid-19: mantendría su capacidad para establecer programas de préstamos de emergencia sin la aprobación del Congreso, según el diario The Wall Street Journal.

Pero la poderosa institución necesitará la aprobación de los legisladores para reiniciar los programas existentes bajo la Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica por Coronavirus (CARES, por sus siglas en inglés) promulgada en marzo, una vez que expiren a fin de año.

Desde el verano boreal, demócratas y republicanos se han enfrentado también por el monto global del nuevo plan de ayuda: los primeros exigían un pacto equivalente al CARES mientras que los republicanos querían limitarlo a un máximo de 1 billón de dólares.

Los demócratas reclamaban también un cheque de ayuda de al menos 1,200 dólares, el doble de lo finalmente acordado el domingo.

"Estaría bien si (el monto) fuera superior, pero los que trabajan en la elaboración del plan reconocen que la prioridad es ayudar a las pequeñas empresas" a mantener el empleo, había dicho el domingo en la mañana Mitt Romney.

Ayudar a las pequeñas empresas es "primordial", insistió el senador republicano.

El nuevo plan también incluirá medidas para la distribución equitativa de las vacunas contra el coronavirus.

Desde hace meses, los economistas reclaman al Congreso la adopción de nuevas medidas para impulsar la recuperación de la economía. Y en las últimas dos semanas, el resurgimiento de la pandemia produjo un aumento de las solicitudes de subvenciones por desempleo.

El presidente electo, el demócrata Joe Biden, no ha cesado de pedir también al Congreso un voto "sin demora".

El sábado por la noche, el presidente en funciones, el republicano Donald Trump, urgió: "¿Por qué el Congreso no le da a nuestro pueblo un paquete de estímulo? Háganlo y denles más dinero en pagos directos", escribió en Twitter.

Según estimaciones de la Fed, la tasa de desempleo subirá a 6.7% este año, y el año que viene se ubicará en 5%. En febrero, antes del impacto de la pandemia, el desempleo en Estados Unidos se ubicaba en 3.5%.

Publicidad

Legisladores dijeron que puede no haber suficiente tiempo para aprobar las medidas antes de que la financiación del gobierno expire a la medianoche del domingo, lo que significa que tendrían que aprobar otra extensión temporal del presupuesto para mantener al gobierno funcionando.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, la principal demócrata, dijo a periodistas el domingo que quería dar a los legisladores algo de tiempo para revisar el paquete antes de llamar a una votación.

El proyecto de ley deja fuera dos de los elementos más polémicos de las negociaciones: las protecciones legales para las empresas frente a las demandas por coronavirus, que habían sido solicitadas por los republicanos, y una ayuda importante a los gobiernos estatales y locales, que defendían los demócratas.

Fuentes informadas sobre el asunto dijeron a Reuters el domingo que se esperaba que el acuerdo otorgue a las aerolíneas estadounidenses 15,000 millones de dólares de nueva ayuda para pagar a más de 32,000 trabajadores cesantes hasta el 31 de marzo.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad