Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La recuperación económica de México está en marcha, pero es insuficiente

Actualmente, el desempeño de la actividad industrial en México puede calificarse de dos maneras: la recuperación ha empezado, pero esta aún es incompleta.
lun 11 enero 2021 04:52 PM
Actividad industrial contrucción infraestructura
México requiere una nueva estrategia de desarrollo industrial y de infraestructura tecnológica y aumentar la producción de productos intermedios.

¿Ya empezó la recuperación económica de México? La respuesta a esta pregunta podemos dividirla en dos, y para ello tomaremos el resultado de la actividad industrial dada a conocer este lunes por el INEGI.

La primera parte es sí, pues al comparar el resultado que tuvo el indicador mensual de la actividad industrial (IMAI) en noviembre respecto al mes anterior existe un avance de 1.1%. Sin embargo, la segunda parte de la respuesta es que aún no podemos hablar de una recuperación como tal, ya que si comparamos el mismo dato, pero con noviembre de 2019, hay una contracción de -3.3%.

Publicidad

Es importante señalar que el deterioro en la actividad industrial de México comenzó antes de la aparición del COVID-19 provocado por la incertidumbre del cambio de política económica en el país y los posibles cambios en las reglas.

“La lectura que se le puede dar a que la variación mensual sea positiva y la anual sigue siendo negativa, es que la primera habla de que sigue la recuperación económica, pero todavía no es completa, por eso las variaciones anuales son negativas”, explicó Gabriela Siller, directora de análisis económico-financiero de Banco Base.

“Lo que la actividad industrial muestra, y en particular el sector de la construcción, es que después de la caída tan pronunciada, histórica en el tercer trimestre del año, lo que estamos observando hacia el cierre de 2020 es que hay cierta recuperación”, agregó en entrevista José Luis de la cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

Las cifras mensuales de la actividad industrial permiten ver que no hay un retroceso en la recuperación económica del país, sin embargo, muestran un estancamiento.

En lo que respecta a la comparación anual, en el penúltimo mes de 2020, la producción industrial tuvo un retroceso de 3.3% en términos reales. Por sectores, la construcción cayó 8%, la Generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final 7%, la Minería 2.5% y las Industrias manufactureras 1.2%.

¿Recuperación completa?

Para poder hablar de la recuperación completa de la producción industrial, logrando niveles previos a la pandemia del coronavirus (Covid-19), los especialistas coinciden en que esto llegará hasta el 2023.

Publicidad

Al hablar del PIB, con una contracción estimada de 8.7% en 2020, en Banco Base tienen tres escenarios para la recuperación:

Optimista: en 2024 con 4.6% de crecimiento este año y 2% los próximos años.

Central: en 2025 con un crecimiento de 3.8% 3n 2021 y 1.5% en los años subsecuentes.

Pesimista: en 2026 con México creciendo 2.5% este año y 1.5% los años posteriores.

“La recuperación económica continúa en México, pero las caídas anuales del PIB se espera sigan hasta el primer trimestre de este año, debido a que la caída del segundo trimestre 2020 fue muy profunda y la recuperación está siendo muy lenta”, estima la entidad.

Construcción y manufacturas

Para que México no pierda oportunidades derivado de la entrada en vigor del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá, (T-MEC) y las diferencias comerciales que hay entre EU y China, es preciso trabajar en una nueva estrategia de desarrollo industrial y de infraestructura, consideró en entrevista José Luis de la Cruz.

Para lograrlo se requiere un plan estratégico de desarrollo de infraestructura, que las empresas eleven sus capacidades productivas y de uso de tecnología, para lo cual se requiere capacitación.

Hacia el mediano plazo, se necesitarán modificaciones en el sistema educativo para brindar cierta calificación y capacitación para un mejor uso de la tecnología. Además, el gobierno deberá invertir en infraestructura de telecomunicaciones y digital, áreas en las que el país presente importantes rezagos.

“Es importante continuar en el desarrollo de la infraestructura que ya se está haciendo, pero el gobierno debería general alianzas con el sector privado para generar nuevos desarrollos de infraestructura en áreas tecnológicas. Por eso sí me parece necesario una nueva estrategia de desarrollo industrial porque, lo que aquí tenemos es la necesidad de potenciar esa nueva infraestructura que el país hoy no tiene”, señaló de la Cruz.

El país requiere una mayor capacidad de producción de insumos intermedios, que hoy vienen de China para sacarle más jugo al T-MEC, y también sacar ventaja de las fricciones entre las dos principales economías del mundo.

“Si México piensa que con la sola reapertura y las inversiones que se van a hacer desde EU va a ser suficiente, podría estar cometiendo un error”, dijo José Luis de la Cruz.

Ambos expertos recordaron que Joe Biden, quien asumirá como presidente de Estados Unidos el 20 de enero, tiene en mente aplicar una política nacionalista para recuperar empleos manufactureros para su país.

“Se espera que (Biden) imponga estímulos fiscales más altos, lo cual sería positivo para la economía de EU e indirectamente para México. Sin embargo, se habla de algunos cambios al interior del T-MEC y esto podría afectar fuertemente la actividad industrial de México”, anticipó Gabriela Siller.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad