Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La deuda de los países pobres se dispara a 860,000 millones de dólares

Los paquetes de estímulos fiscal, monetario y financiero impactan en los balances de los países, lo que urge a lanzar planes de reestructura, urge el Banco Mundial.
lun 11 octubre 2021 09:33 AM
deuda economía finanzas
Los saldos de la deuda externa de los países de ingresos bajos y medianos combinados aumentaron un 5.3% en 2020.

La carga de la deuda para los países de bajos ingresos aumentó un 12%, a un récord de 860,000 millones de dólares en 2020, ya que se respondió a la crisis del COVID-19 con enormes paquetes de estímulo fiscal, monetario y financiero, dijo el Banco Mundial (BM) en un informe publicado el lunes.

El presidente del BM, David Malpass, dijo que el informe muestra un aumento dramático en las vulnerabilidades de la deuda que enfrentan los países de ingresos bajos y medianos y pidió medidas urgentes para ayudar a los países a alcanzar niveles de deuda más sostenibles.

Publicidad

"Necesitamos un enfoque integral del problema de la deuda, que incluya su reducción, una reestructuración más rápida y una mayor transparencia", dijo Malpass en un comunicado que acompaña al nuevo informe Estadísticas de Deuda Internacional 2022.

"Los niveles de deuda sostenibles son vitales para la recuperación económica y la reducción de la pobreza", señaló.

El informe dijo que los saldos de la deuda externa de los países de ingresos bajos y medianos combinados aumentaron un 5.3% en 2020, a 8.7 billones de dólares, afectando a todas las regiones.

Asimismo, indicó que el aumento de la deuda externa superó el crecimiento de la Renta Nacional Bruta (RNB) y de las exportaciones, y que la relación deuda externa/RNB, excluyendo a China, aumentó cinco puntos porcentuales, hasta el 42%, en 2020, mientras que su relación deuda-exportaciones trepó al 154% en 2020 desde el 126% en 2019.

Malpass dijo que los esfuerzos de reestructuración de la deuda son urgentes dado el vencimiento a fines de este año de la Iniciativa de Suspensión del Servicio de la Deuda (DSSI, por sus siglas en inglés) del Grupo de las 20 principales economías, que ofreció un aplazamiento temporal de los pagos de la deuda.

El G-20 y el Club de París de acreedores oficiales lanzaron el Marco Común para Tratamientos de la Deuda el año pasado para reestructurar situaciones de deuda insostenibles y brechas de financiamiento prolongadas en países elegibles para la DSSI, pero solo tres países -Etiopía, Chad y Zambia- lo han aplicado hasta ahora.

Enfrentar el retroceso en desarrollo

Malpass dijo también que el Banco Mundial espera recaudar donaciones por 100,000 millones de dólares (mdd) para el fondo de la Asociación Internacional de Fomento destinado a los países más pobres, con el fin de hacer frente a los "trágicos retrocesos en el desarrollo" causados por la pandemia.

Comentó que el organismo a su cargo prevé un crecimiento mundial del 5.7% en 2021 y del 4.4% en 2022, pero afirmó que el aumento de las disparidades entre las economías avanzadas y los países en desarrollo ha hecho retroceder los esfuerzos para reducir la pobreza extrema en años, y en algunos casos décadas.

"Los datos entrantes apuntan a una ralentización del impulso de la actividad mundial, en medio de los persistentes cuellos de botella de la cadena de suministro y los repuntes del COVID-19", dijo Malpass.

"El panorama es desafiante para gran parte del mundo en desarrollo, con tasas de vacunación rezagadas en aumento, inflación, apoyo político limitado, muy pocos empleos y escasez que se extiende a los alimentos, el agua y la electricidad", añadió.

Malpass señaló que la desigualdad estaba aumentando drásticamente, ya que se espera que la renta per cápita en las economías avanzadas crezca casi un 5% en 2021, pero sólo un .5% en los países de bajos ingresos.

Las economías avanzadas ya están alcanzando los niveles prepandémicos de crecimiento económico, pero la producción en los países en desarrollo estaría casi un 4% por debajo de las proyecciones prepandémicas el próximo año, afirmó Malpass.

"Estamos asistiendo a lo que yo llamo trágicos retrocesos en el desarrollo en muchas dimensiones", dijo. "Los avances en la reducción de la pobreza extrema han retrocedido años, para algunos una década".

Para hacer frente a las crecientes disparidades, el Banco Mundial está tratando de recaudar 100.000 millones de dólares en donaciones de las economías avanzadas, dijo, haciendo suya una recomendación hecha a principios de este año por los ministros de finanzas africanos.

Publicidad
Publicidad
Publicidad