Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La inflación subyacente se convierte en la principal amenaza para tu bolsillo

La inflación subyacente, es decir aquella que elimina los productos con mayor volatilidad, suma 12 meses consecutivos al alza y amenaza con seguir acelerando los precios en 2022.
vie 10 diciembre 2021 05:59 AM
La inflación subyacente se convierte en la principal amenaza para tu bolsillo (pila de tortillas)
Actualmente, la inflación en México duplica al objetivo del banco central para este indicador.

El fuerte repunte de precios de noviembre dejó en claro que el término transitorio ya no es el adecuado para definir la presión inflacionaria que padece la economía mexicana desde hace meses, y ahora los riesgos se han incrementado debido al avance de la inflación subyacente, es decir aquella que elimina a los productos con mayor volatilidad.

“Preocupa la inflación subyacente. No hay forma de decir que va a la baja, (ya que) es la que determina la trayectoria de la inflación general en el largo plazo. Entonces, ¿cuál será la trayectoria? pues al alza, dijo la directora de análisis económico-financiero de Banco Base, Gabriela Siller.

En noviembre, el índice de precios subyacente, es decir aquel que elimina los precios más volátiles de la economía y considera solo los productos y servicios más estables, sumó 12 meses consecutivos al alza y se ubicó en 5.67% a tasa anual, su peor resultado desde noviembre de 2001, de acuerdo a datos del Inegi.

Publicidad

La inflación general llegó a 7.37% en el undécimo mes del 2021, un nivel muy alejado del objetivo del Banco de México (Banxico) de 3% +/- un punto porcentual.

¿Qué es la inflacíón subyacente?

La inflación subyacente es otra forma de ver la inflación porque excluye los bienes y servicios de mayor volatilidad, es decir que no toma en cuenta el precio de algunos energéticos y de los alimentos agropecuarios porque el comportamiento de estos bienes obedece a factores estacionales”, explicó Héctor Magaña, coordinador de análisis e investigación del Centro de Investigación en Economía y Negocios (CIEN) del Tecnológico de Monterrey.

Entre los bienes con mayores alzas de precios tienen a tasa anual en la inflación subyacente destacan los aceites y grasas vegetales comestibles, la tortilla de maíz y los artículos desechables no duraderos con 34.21%, 16.85% y 16.61%, respectivamente. Por el lado de los servicios, el transporte aéreo, los servicios turísticos en paquete y los hoteles se encarecieron 34.71%, 12.07% y 10.24%, respectivamente.

Para Banco Base, la trayectoria ascendente de la inflación subyacente es el principal riesgo al alza para la inflación general: los incrementos en precios se deben a las materias primas, lo que a su vez encarece las mercancías alimenticias, mientras que los bienes no alimenticios han subido debido a incrementos en costos de transporte e insumos para su producción.

“Estas mercancías, para fabricarlas, requieren de insumos que en su mayoría son de importación y tanto la inflación que ha pegado también en EU como la depreciación en el tipo de cambio han impactado en el costo de estos insumos, (por lo que) el costo de fabricación tiende a trasladarse en los consumidores finales”, comentó el profesor del Tecnológico de Monterrey.

¿Daño estructural?

Los especialistas consultados coincidieron en que a pesar de que la inflación duplica al objetivo del banco central, aún está lejos de haber problemas estructurales.

Héctor Magaña consideró prematuro decir que la inflación ya tiene un problema estructural: “Yo creo que dependerá mucho de la evolución que presente la inflación en la primera mitad de 2022 para saber el impacto que tiene el nivel de precios en general de la economía y ver cómo van evolucionando”.

“La inflación se ve afectada por la volatilidad en el tipo de cambio y por la salida de capitales. Ahí se puede hacer algo desde la política económica interna, que sea más conciliatoria; menos iniciativas y reformas y, en este sentido, la consulta popular de revocación de mandato puede generar más incertidumbre”, dijo por su parte Siller.

Alejandro Saldaña, economista en Jefe del Banco Ve por Más, comentó que ante el repunte de precios, Banxico trata de operar a través del canal de las expectativas, en el cual busca mandar un mensaje de que va a tomar las acciones necesarias para que la inflación en un momento comience a bajar. “Eso genera confianza y cierta credibilidad y hace que las expectativas se mantengan ancladas”.

La semana entrante, el banco central tendrá su última reunión de política monetaria del año, donde los analistas estiman que habrá un aumento en la tasa de interés de referencia de 25 puntos base, para dejarla en 5.25%.

Publicidad
Publicidad
Publicidad