Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Pides por Rappi o Amazon? En la CDMX pagarás más

La Secretaría de Administración y Finanzas de la Ciudad de México entregó el Paquete Económico, donde se propone una tasa del 2% a plataformas y apps ‘qué usan la ciudad’.
jue 09 diciembre 2021 06:00 AM
Impuesto digital en la ciudad de méxico
El impuesto no sólo aplicará para plataformas de delivery sino también en marketplaces.

Entre Omicrón, la inflación y las nuevas regulaciones fiscales presentadas en el Paquete Económico 2022 de la Ciudad de México, los bolsillos de usuarios y trabajadores de la economía digital sufrirán, de acuerdo a lo que Cámaras de la industria han declarado.

“Lo que están tasando es el uso de la calle y este nuevo impuesto lastima a comercios, restaurantes, consumidores y a repartidores o sea todo el entorno digital se verá afectado. Afecta en la reactivación económica, que pondrá freno a todo el sector de la tecnología. Para dimensionar, la pandemia tiró a la economía en un 8.2% y los servicios de paquetería crecieron más del 20%, entonces los servicios que metieron el hombro serán los más afectados”, indicó a Expansión, Carlos Quintero, coordinador de Impuestos Digitales de la Asociación de Internet MX.

Publicidad

¿Cuál es el impuesto del 2% a aplicaciones que tendrá la Ciudad de México?

El gobierno de la Ciudad de México propuso una serie de adiciones al Código Fiscal de la capital mexicana, en donde se plantea cobrar un impuesto del 2% a las plataformas de reparto de alimentos y paquetería.

La Secretaría de Administración y Finanzas (SAF) del gobierno capitalino entregó el Paquete Económico 2022 a la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública del Congreso de la Ciudad de México (CDMX), que empezó a discutirlo desde el pasado sábado 4 de diciembre y donde se definirá si entra o no como ‘nuevo impuesto’ el 15 de diciembre de este año.

La justificación de este nuevo gravamen es que estas plataformas y apps “hacen uso de la infraestructura de la ciudad”. La iniciativa propone la creación de un nuevo impuesto por el uso y explotación de la infraestructura capitalina dirigido a plataformas tecnológicas a través de las cuales las personas contratan la entrega de paquetería, alimentos, víveres o cualquier tipo de mercancía.

“Este nuevo impuesto es a todas luces inconstitucional, ilegal, discriminatorio y discrecional”, precisa una carta firmada por organizaciones como la Asociación Nacional de Venta Online, la Coparmex y la Concamin.

En específico el artículo 307 ter del Código Fiscal de la Ciudad de México es el que estas asociaciones ven como negativo.

“Las plataformas son un hecho para la formalidad, si empiezas a encarecer este mecanismo, no hay alternativas más que la informalidad y la operación por fuera. Los bolsillos de los consumidores se van a ver afectados”, puntualizó Quintero.

Publicidad

¿Habrá menos entregas por el nuevo impuesto en la CDMX?

De acuerdo a Quintero sí habrá una reducción y por ende habrá un impacto en las ganancias de los socios repartidores, pero no sólo con ellos también con restaurantes, comercios que hagan uso de aplicaciones de la economía digital y menos diversidad mercantil para los usuarios finales.

“Este nuevo impuesto resultará en una modificación a la estructura de costos de las plataformas intermediarias y de miles de restaurantes, micro y pequeñas empresas, lo que tendrá inevitablemente un impacto en los precios que pagan los consumidores finales, incrementando la ya alta inflación y, con ello, afectando directamente el bolsillo de las familias mexicanas que demandan estos servicios y a miles de repartidores que han encontrado en las plataformas digitales un medio de generación ganancias en estos tiempos de pandemia”, señalaron en una carta diversas cámaras industriales.

Además de la AMVO, la AIMX y la Coparmex otras organizaciones como la ALAI, la FTMX,

La Asociación Nacional de Transporte Privado, la Concamin, el Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología y la CANACINTRA expresaron su preocupación por el desconocimiento de los legisladores que han propuesto esta nueva retención fiscal.

“La exposición de motivos es muy escueta, dicen que es para la estructura porque dicen que las plataformas usan la infraestructura de la Ciudad pero no establecen cuál es el fin de este dinero. Se maneja como un aprovechamiento, y justo me parece que es una forma de darle la vuelta a la Suprema Corte de Justicia que indica que cualquier contribución debe cumplir el destino de estos impuestos y al día de hoy se desconoce, tampoco se sabe los controles que habrá en torno a esta recaudación”, indicó a Expansión, una fuente de la industria.

Publicidad
Publicidad
Publicidad