Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

“Banxico debe mantener su 'partitura' para tener una inflación baja”

El diseño legal y constitucional del Banco de México es afortunado para conseguir el objetivo de precios estables y los buenos resultados, dice su gobernador, Alejandro Díaz de León.
mar 21 diciembre 2021 05:59 AM

Alejandro Díaz de León sale de su oficina en el piso 5 del Banco de México (Banxico). Ahí donde cuelgan de las paredes los cuadros de directores generales y gobernadores que han liderado la institución y trabajaron por un objetivo común: mantener la inflación baja y estable.

Con un dejo de nostalgia en su rostro y tras haber cumplido hace unos meses 30 años al servicio del banco central, el responsable de la política monetaria dice tener plena confianza de que la institución mantendrá su tarea en pos de cuidar el bolsillo de los mexicanos, pero esto será posible siempre y cuando se mantenga la “partitura” del organismo.

“Si la partitura que tiene el banco no cambia, si la obligación prioritaria y las condiciones para lograrlo no se modifican, tengo la plena confianza de que seguirá enfocado en conseguir una inflación baja y estable”, comenta en entrevista con Expansión.

Publicidad

El diseño constitucional y legal de Banxico, asegura, es muy afortunado, y de seguir así, seguramente continuarán los buenos resultados que arroja esta institución desde que logró su autonomía.

Ahora que la inflación es el principal desafío económico hacia el futuro, Díaz de León expone que es obligación y responsabilidad de Banxico que este choque se dé con orden en los mercados financieros y de renta fija con un tipo de cambio anclado.

Explica que es fundamental que este fenómeno no quiera revertirse de manera interna porque el costo de hacerlo puede resultar más elevado: “El reto es que se administre con orden y con la menor dosis de componente interno que amplifique el choque”.

El 'coco' de 2022

La inflación será un tema que estará presente en el ámbito económico y con el que tendrán que lidiar los hogares mexicanos el año entrante.

Con un pico en el cuarto trimestre de 2021 y una cuesta que no sólo será de enero, sino posiblemente dure hasta marzo próximo, este indicador moderará su alza para converger hacia el objetivo de 3% +/- un punto porcentual hacia finales del 2022.

“Estamos anticipando que en el cuarto trimestre de 2021 y el primero de 2022 tendremos puntos altos de inflación, y ya después en el segundo y tercer habrá una mejora. Esto significa que no estamos previendo que se sostengan los choques. La medición anual permanecerá elevada, pero en los siguientes trimestres debe haber una mejora”, afirma el banquero central.

Díaz de León admite que siempre hay ganas de dejar las cosas en una situación más afortunada, pero también es importante decirle a la población que las circunstancias son inéditas.

“Pero en una reflexión, si vemos el tipo de cambio, que es un elemento en el mercado financiero interno que marca cómo se manejan las cosas, podemos decir que se han mantenido relativamente estables y que compara favorablemente contra otras economías emergentes que han tenido una depreciación mucho mayor desde el Covid hasta la fecha”, comenta.

Abracemos los activos virtuales

Banxico sabe que la evolución y el desarrollo tecnológico serán parte de la vida cotidiana de los mexicanos y más vale apresurarse.

El gobernador explica que si bien la obligación de la entidad es proveer moneda nacional, también han avanzado a los sistemas de pagos que permitan hacer más ágiles las transacciones en la economía.

Desde el SPEI hasta CoDi, las herramientas digitales son una realidad, por lo que el organismo evoluciona para contar con medios de pago más innovadores y eficientes.

“Tenemos una serie de pasos y de proyectos que la Junta de Gobierno ya ha aprobado en la agenda de los sistemas de pagos, que van a permitir contar con medios digitales cada vez más modernos y ágiles”, adelanta.

Pero la innovación no puede excluir a las monedas digitales y la discusión ya llegó a otros bancos centrales como la Reserva Federal de Estados Unidos. Para Díaz de León, se debe abrazar decididamente la posibilidad de desarrollar una moneda virtual.

“Es muy importante distinguir que el concepto que tiene el Banco es de una extensión del dinero fiduciario que utilizamos y que permita tener transacciones con una agilidad y oportunidad de menores costos, pero que no implique los riesgos ni la desintermediación financiera que pudiera ocasionar alguna solución muy distinta que no está dentro de la misma arquitectura monetaria”, explica.

Y aunque es relevante la discusión sobre una moneda digital, para el gobernador es importante hacer una clara y contundente diferencia con los criptoactivos como el bitcoin, a los que considera un activo de inversión como el oro y la plata.

“Banxico ha tratado de delimitar una ‘sana distancia’ entre los criptoactivos y el sistema financiero; creemos que no es una buena idea que los bancos presten a hogares o empresas para hacer compras de criptoactivos”, destaca.

Díaz de León afirma que los bancos no pueden ofrecer criptomonedas en sus ventanillas, ya que pueden crear la falsa ilusión de que son una moneda, cuando en realidad son activos de inversión de corte especulativo.

Y es que el dinero tiene que cumplir con tres valores fundamentales: debe ser un buen medio de pago, un buen resguardo de valor y un buen numerario o una buena referencia para todos los precios en la economía.

Al ser cuestionado sobre el anuncio de Elektra de recibir bitcoin como medio de pago, el banquero central afirma que se trata más bien de un "trueque moderno".

"El hecho de que puedan hacer operaciones de trueque moderno con criptoactivos no quiere decir que sean dinero.

“No estamos contra los criptoactivos, tienen su propio carril, su propio universo y dinámica. Lo que sentimos que puede ser perjudicial para el sistema financiero es plantear una intersección amplia y profunda entre los criptoactivos y el sistema financiero", acota.

Cerrando ciclos

Díaz de León cuenta que su paso por el banco central le deja feliz. La institución, a la que ingresó 30 años atrás no es la misma de ahora, sobre todo porque antes no era autónoma y ese logro nunca puede hacerse menos.

Cariño, respeto y una gran fortuna son las tres palabras que utiliza para cerrar este ciclo como gobernador que arrancó desde el 1 de diciembre de 2017.

Aunque siempre hay cosas que a cualquier persona le gustaría cambiar en las instituciones por donde pasa, el economista del ITAM dice que le tocaron años complejos y con una crisis inesperada como la que se generó por la pandemia del Covid-19.

“A todos nos gustaría salir en la foto final de la mejor manera posible, pero hay que reconocer que las circunstancias juegan un papel importante. A lo que aspiro y aspiramos es a que la institución sea fuerte, de preferencia más fuerte de la que recibimos y que sea capaz de sobrellevar adversidades y choques”.

El futuro

Sin tener claridad sobre lo que sigue, Alejandro Díaz de León prácticamente se adueña de la famosa frase de redes sociales de principio de año: sorpréndeme 2022.

- ¿Se va a Washington (sede del Fondo Monetario Internacional)?, se le cuestiona.

“No tenemos nada definido, ahora sí que no hay nada definido… pero nada, así que el primer sorprendido con lo que decida soy yo. Tengo algo en mente, pero decidido no”.

Por último, el gobernador saliente de Banxico deja una recomendación de lectura, sobre todo para economistas, que sirve para estos tiempos de crisis.

“Se llama ‘La economía del bien común’ de Jean Tirole. (El autor) Es muy abstracto, tiene papers muy sofisticados y la gente no entendía por qué le habían dado el Nobel; pero es un libro muy interesante”.

Publicidad
Publicidad
Publicidad