Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Poco a poco la gasolina se encarece en la CDMX

Los subsidios que otorga el gobierno federal a través de Hacienda al impuesto IEPS han ayudado a que los precios de la gasolina no suban abruptamente.
vie 04 marzo 2022 06:00 AM
Walmart ya había intentado entrar al negocio de la venta de gasolina en 2018. (iStock)
El presidente López Obrador ha dicho que no habrá gasolinazos en los que resta de su gobierno.

De manera sigilosa, el precio de la gasolina en la Ciudad de México ha subido en las últimas semanas y esta tendencia podría acrecentarse si persisten los altos precios del petróleo debido a la invasión de Rusia en Ucrania.

El precio final se ha incrementado hasta un peso en estaciones de servicio de la Ciudad de México, de acuerdo con un monitoreo realizado por Expansión con información de la app Litro X Litro de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

En siete estaciones de servicio, los precios de los combustibles Magna, Premium y diésel subieron desde 20 centavos y hasta un peso, de acuerdo con datos del 2 de marzo, y en comparación con los precios vigentes el 2 de enero de 2022.

Publicidad

De acuerdo con Arturo Carranza, especialista en materia energética, los subsidios que da la secretaría de Hacienda al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) que se cobra a los combustibles en México ayudaron a que los incrementos no fueran abruptos por el aumento en los precios del crudo que afecta a sus derivados, y que se ha visto a partir de una mayor demanda y movilidad, y más recientemente por el conflicto entre Rusia y Ucrania.

“De mantenerse el conflicto, de no haber señales de estabilización del mercado energético, este impacto puede transferirse al precio de los combustibles, implicaría el hecho de que el gobierno tenga que destinar más recursos para mantener estables los precios, lo cual es entendible, porque es un tema muy sensible para los consumidores, es razonable”, dijo Carranza.

Subsidio al alza

El descuento (subsidio) a la tasa del IEPS que se cobra a los consumidores en el precio final ha aumentado conforme se han registrado mayores precios del crudo en lo que va del año.

El 2 de enero, el subsidio para la Magna fue de 59.4%, es decir, se cobró una cuota IEPS reducida de 2.22 pesos por litro, en vez de la máxima que es de 5.49 pesos por litro.

Para el 2 de marzo, el subsidio subió hasta 99.10%, en sintonía con los incrementos del crudo y los hidrocarburos en el mercado de referencia para México, que es Houston. En vez de cobrar 5.49 pesos, Hacienda apenas cobró 0.0496 pesos por cada litro de Magna vendido.

Esto ya se reflejó en una menor recaudación de ingresos de Hacienda, pues en enero, la captación por IEPS federal a gasolinas y diésel se contrajo 56.3% real en enero frente al mismo mes del año pasado.

Cifras de la secretaría de Hacienda detallan que en enero se obtuvieron 11,315 millones de pesos (mdp), menos de la mitad de lo generado en enero del año pasado; 24,183 mdp.

 
Publicidad
Publicidad