Publicidad
Publicidad

Las 4 razones por las que fracasan las emprendedoras de bajos ingresos

Las responsabilidades en el hogar y la falta de planeación financiera son dos de los obstáculos que impiden que sus negocios crezcan, según el Failure Institute y Pro Mujer.
Detección de fracasos.
Detección de fracasos. La investigación abarcó negocios en los sectores de comercio, alimentos y bebidas, servicios educativos, medios masivos, construcción, manejo de desechos, apoyo de negocios y telecomunicaciones. (Foto: ilbusca/Getty Images/iStockphoto)

María del Rocío Pérez cerró su papelería hace más de tres años. El aumento de competencia, el pago de la renta y la presión de liquidar un crédito que solicitó para comprar una copiadora fueron las razones que la motivaron a terminar con el emprendimiento. “Ya no me funcionaba”, reconoce la emprendedora de 56 años, que tiene dos hijas e inició su negocio con ahorros personales y un préstamo. “No puedes estar invirtiendo o endeudándote para seguirle, cuando sabes que no te va a redituar”.

Las responsabilidades en el hogar y cuidado de los niños, la reubicación geográfica, la incapacidad para manejar el crédito dado a sus clientes y la falta de planeación estratégica y financiera son las principales causas del fracaso entre las emprendedoras de bajos ingresos, de acuerdo con un estudio realizado por el Failure Institute y la organización de desarrollo social y económico Pro Mujer.

Lee también: Las preguntas incómodas que le hacen a una emprendedora

El reporte ‘Emprendedoras de bajos ingresos: fracaso y empoderamiento’, que recopila la experiencia de 194 emprendedoras de 15 a más de 60 años de la Zona Metropolitana del Valle de México, revela que estos cuatro factores provocaron que 41.1% de los negocios cerrara en la etapa inicial, 28.77% en el proceso de crecimiento, 13.01% en la etapa de estabilidad, 9.59% en la fase de expansión y 7.53% en periodo de madurez.

Publicidad

“La mitad de las participantes indicó que la carga del hogar y el cuidado de los niños incidió en el fracaso de su negocio”, destaca María Cavalcanti, CEO de Pro Mujer. “Los gobiernos locales, las empresas privadas y las organizaciones no gubernamentales deben trabajar juntos para llevar programas y opciones de cuidado infantil accesibles y de calidad a familias de bajos ingresos. Al mismo tiempo, tenemos que promover la redistribución en el hogar del trabajo no remunerado”.

El 30% de las mujeres consultadas revela que la reubicación geográfica fue la causa de su fracaso. “Muchas de estas mujeres se dedican a la venta por catálogo y cuando se cambian de lugar ya no tienen a nadie a quien venderle, es como volver a empezar y representa un gran riesgo de que el negocio fracase o, peor aún, de que no puedan cobrarle a sus clientes anteriores”, detalla Leticia Gasca, directora ejecutiva de Failure Institute.

Lee también: Tu pensión, en manos de emprendedores

El estudio señala que este sector es incapaz de disminuir el impacto de los créditos dados a sus clientes, quienes en ocasiones no se apegan a las fechas de pago o, incluso, dejan de pagar. Además, Gasca destaca que este grupo de emprendedoras carece de conocimientos administrativos y de gestión de un negocio, lo que complica su supervivencia pero no impide que vuelvan a intentarlo.

Publicidad

“Lo que destacaría es lo resilientes que son estas mujeres”, enfatiza la directora del instituto. “Muchas veces pensamos en los emprendedores seriales como estos seres de las colonias Roma o Condesa, pero ellas también son emprendedoras seriales porque de esa determinación y resiliencia depende la subsistencia familiar”.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad