Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Uber y Cabify piden al Senado debate sobre regulación

Las empresas sumaron sus voces a las de otras plataformas de servicios de transporte contra la aprobación en comisiones del Senado de reformas a la Ley Federal de Protección al Consumidor.
mié 25 abril 2018 11:37 AM
Inconformes.
Inconformes. Las plataformas sostienen que su rol en el esquema de servicio de transporte es el de intermediario y su responsabilidad está en la parte tecnológica, no en responder, junto con el conductor, por reclamos o daños a usuarios. (Foto: RoBeDeRo/Getty Images)

Las plataformas de servicio de transporte que operan en México, entre ellas Uber y Cabify, exhortaron al Senado a realizar un debate abierto sobre las reformas a la Ley Federal de Protección al Consumidor, con las cuales se pretende que estas empresas sean corresponsables de los daños o reclamos de los usuarios, además de que hagan públicos sus padrones y datos de socios conductores.

Esto luego de que la comisión de Comercio y Fomento Industrial aprobó el Decreto por el que se adicionan diversas disposiciones de la Ley Federal de Protección al Consumidor, el pasado 18 de abril, según expusieron las empresas en un comunicado conjunto. La minuta fue analizada el 15 de marzo con la comisión de Estudios Legislativos, con la que se acordó escuchar a expertos y plataformas involucradas para conocer más del tema.

Las reformas, propuestas por el senador José de Jesús Santana García, tienen la finalidad de regular los derechos de los usuarios de las plataformas de transporte, facultar a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) para que exija y registre los términos del contrato de adhesión, además de hacer a estas empresas responsables del servicio prestado por los socios conductores.

Lee: Choferes de Uber y Cabify parados por Invea

Miguel Abad, director global de Políticas Públicas de Cabify, recordó en entrevista que el rol de las plataformas es el de intermediario. Su responsabilidad, dijo, recae en la tecnología cuando falla la aplicación, por los filtros de reclutamiento, los cobros indebidos o las tarifas. “No poseemos vehículos ni conductores, somos mediadores entre la oferta y demanda. Equiparar a las empresas con los conductores en responsabilidad inhibirá la innovación”, aseguró.

Al respecto, Luis Fernando Montes, CEO de Laudrive, un servicio de transporte privado para mujeres, dijo que la innovación es un diferenciador de cada competidor. "Nosotros hacemos cosas diferentes para que las usuarias se sientan más seguras, como la certificación de las conductoras. Estamos de acuerdo en que se regule, pero que nos tomen en cuenta para tener la libertad de seguir innovando y compitiendo entre nosotros”, solicitó el empresario.

Publicidad

Las plataformas ven además complicado tener cada bimestre el registro totalmente actualizado de vehículos y conductores, como propone la iniciativa. “Esta industria es dinámica y los choferes no son empleados de las plataformas, ni están obligados a estar con una en particular. Cuando el mercado se abre a la competencia, el conductor utiliza la que mejor le conviene. Bajo esa lógica es difícil tener un listado fijo y actualizado”, afirmó Abad.

Te recomendamos: Cabify ahora aprenderá cómo te mueves

Ramón Escobar, country manager de Easy Taxi, subrayó la rapidez con la que avanzó la iniciativa en la comisión de Comercio y Fomento Industrial, sin una discusión amplia de especialistas y de empresa involucradas. “Siempre hemos participado en las mesas de debate, hemos compartido información y experiencias. Con esa pluralidad de ideas, se debería apostar al futuro y no poner freno a la innovación”, señaló.

Además, dijo, no se está considerando el impacto económico para millones de personas que, directa o indirectamente, dependen de las empresas de servicios de movilidad y aseguró que las plataformas pueden aportar a la discusión el conocimiento sobre las mejores prácticas que se aplican en otros países y cómo la tecnología puede mejorar la seguridad y movilidad de millones de usuarios.

“Tenemos información en tiempo real, que hemos compartido al Banco Mundial, para mejorar la movilidad de las personas, un tema que afecta la calidad de vida de millones y que merece un debate abierto. La combinación de experiencias e información de nuestros usuarios, más nuestra visión de hacia donde creemos que se moverá la industria en los próximos 10 o 20 años, es lo que deberíamos debatir”, agregó el responsable de Easy Taxi.

Lee también: Easy compra Yaxi para competir en movilidad

Aún falta que la comisión de Estudios Legislativos se pronuncie sobre el dictamen. Las empresas piden a los miembros de ésta abrir un debate público para que sus argumentos sean escuchados. “Apostamos por el diálogo, hemos hecho una solicitud formal por escrito y creemos que habrá sensibilidad para que eso suceda”, confió el entrevistado.

Publicidad
Publicidad