Publicidad
Publicidad

La colaboración México-EU para el emprendimiento continúa

El Museic, un mecanismo que fomenta la colaboración entre gobiernos, sector privado y academia de ambos países, buscará su sostenibilidad y autonomía.
Participación.
Analistas indican que si bien hay apoyo, falta reforzar lazos.

La colaboración binacional para impulsar a los emprendedores y el desarrollo tecnológico está por escribir un nuevo capítulo. Con una nueva estructura, el Consejo México-Estados Unidos para el Emprendimiento y la Innovación (Museic, por sus siglas en inglés), que en cinco años ha empujado a una decena de proyectos de logística, manufactura y capacitación empresarial, buscará su autonomía, sostenibilidad financiera y generar información para recomendaciones de políticas públicas.

“El secretariado técnico hará del Museic una entidad independiente a los cambios de gobierno”, expone Itzel Villa, directora general de Programas de Emprendedores y Financiamiento del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem). Esta nueva figura, para la que el año pasado fue designado The Hunt Institute, un organismo vinculado a la Universidad de Texas, en el Paso, inició labores este mes. Su trabajo permitirá que durante el cambio de administración en México no ocurra lo mismo que en 2017, año en el que el mecanismo tuvo poca actividad debido al relevo de funcionarios del presidente estadounidense Donald Trump.

Por tres años, The Hunt Institute, que fue designado tras una convocatoria pública, será el vínculo de comunicación entre las secretarías de Economía, de Relaciones Exteriores, el Inadem y el Departamento de Estado y el de Comercio estadounidenses, así como con incubadoras, aceleradoras y fondos de inversión de ambos países. También deberá buscar alternativas para financiar la operación del consejo y de los subcomités -Mujeres Emprendedoras, Alto Impacto e Innovación, así como Pequeñas y Medianas Empresas- con los que cuenta, explica Villa.

Lee: El nuevo gobierno de la CDMX destinará más recursos a los emprendedores

Publicidad

“De los siete subcomités que había, el único que continuó sin modificaciones fue el de Mujeres Emprendedoras porque tenía un proyecto vigente, el Women Business Center”, comenta la funcionaria. Los de Alto Impacto y Pymes aún no tienen coordinador. “Estamos en proceso de selección, ellos definirán los proyectos en los que se enfocarán”.

El Museic carece de presupuesto, el Departamento de Estado, el Inadem y el Consejo Nacional para la Ciencia y la Tecnología (Conacyt) financiaron las iniciativas del sector privado que fue adoptando. Entre 2013 y 2016 se creó el Mapa Mexicano de Clústeres para la zona de la frontera, se impulsó la Iniciativa Binacional de Manufactura Inteligente y el programa piloto i-Corps, que promovió la creación de empresas a partir de investigaciones científicas de la academia.

Estos proyectos derivaron en programas nacionales. “De manufactura inteligente surgió el de Fumec (la Fundación México-Estados Unidos para la Ciencia) de Industria 4.0, que aprovecha las experiencias en diseño y smart manufacturing de los institutos de innovación de Estados Unidos para desarrollarlos en México”, comenta Guillermo Fernández, director ejecutivo del Fumec. El resultado fue el Centro Regional de Productividad Industrial e Innovación de Industria 4.0, en Querétaro.

Recomendamos: México cae cuatro lugares en el Índice Global de Emprendimiento

Publicidad

I-Corps dio paso a los Nodos Binacionales de Innovación (NoBi) a cargo del Conacyt y de la National Science Fundation (NSF) para crear start-ups a partir de tecnologías e inventos desarrollados en laboratorios universitarios. “Hay ocho nodos en los que participan entre 40 y 50 universidades y más de 185 equipos de investigación con desarrollos que pueden convertirse en empresas”, explica Fernández.

El Museic también apoyó la publicación de reportes sectoriales sobre energías renovables y ecoinnovación, así como programas de capacitación para estudiantes y mujeres empresarias. Esto último a través de la plataforma Women Business Center, que capacita a 30 emprendedoras e impulsará a tres de ellas con la internacionalización de su negocio. Además, la Incubadora de Alto Impacto de Fumec colabora con la Wisconsin Women’s Business Initiative Corporation (WWBIC) en un programa de capacitación para mujeres empresarias de Tabasco, Chiapas y Guerrero.

La nueva ruta

Publicidad

El abril pasado, los miembros del Museic se reunieron para discutir el futuro del consejo. “Tiene que evolucionar y reposicionarse como un mecanismo fuerte, como lo es la Alianza del Pacífico”, propone Villa. Fernández, desde el Fumec, ve una oportunidad para que los beneficios de la colaboración binacional se extiendan a otros países.

Te interesa: 8 razones que frenan el emprendimiento

“El futuro secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, ha mencionado que en la relación binacional se trata de aprovechar al máximo las oportunidades de colaboración, acelerar el desarrollo de las regiones pobres de México y extenderla a Centroamérica. El Museic puede jugar un papel importante en ese sentido”, considera Fernández.

Sobre todo, puede tener impacto en las políticas públicas de ambos países. “El Museic funciona como un think tank: analiza la información a partir de proyectos que arrojan datos precisos y de ahí hacer recomendaciones de políticas pública”, expone Luis Aguirre-Torres, CEO de GreenMomentum que, por tres años operó como unidad administrativa del consejo.

Publicidad

“La clave está en que el comité rector, donde está el gobierno, decida no influir en el trabajo del consejo”, agrega Aguirre-Torres. Para evitar que se diluyan los esfuerzos, las dependencias deben ser la fuerza que canalice las recomendaciones en las respectivas administraciones. “Si el gobierno decide involucrarse más allá, va a matar el sentido del Museic”.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad