Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Reingeniería de vida / header desktop Home Expansión
Reingeniería de vida / galería desktop Home Expansión
Publicidad

¿Es momento de cerrar tu emprendimiento?

Muchos emprendedores se rehúsan a terminar con su negocio, pero hacerlo a tiempo y de forma transparente puede ahorrarles consecuencias catastróficas, coinciden especialistas.
jue 27 junio 2019 05:00 AM
Aminetth Sánchez

Tu proyecto ya no da para más. Reconocer que el emprendimiento que fundaste —sí, ese al que le dedicaste mucho tiempo, esfuerzo y dinero— no genera ventas, no soluciona un problema, no consigue inversión y no mantiene apasionado al equipo es doloroso. Aceptar que terminó es una de las etapas más complicadas para un emprendedor.

Muchos se rehúsan a cerrar y las razones pueden ser varias, desde compromisos personales hasta responsabilidad con los inversionistas. Pero una de las que más influye es la creencia común de que un emprendedor no se da por vencido. “Algo que se enseña mucho es que la persona que llega a la meta es quien, a pesar de todo, siguió persiguiendo su sueño, se romantiza la idea del aguante”, dice Federico Casas, cofundador de la firma de inversión en etapas tempranas 0BS.

Publicidad

Pero eso no siempre es lo mejor, las consecuencias pueden ser catastróficas. Los fundadores corren el riesgo de entrar en una dinámica negativa que les haga perder dinero, tiempo y confianza en ellos mismos. Todo esto pensando que si lo siguen intentando quizá lo lograrán, aunque muchas veces el éxito no depende de ellos sino de que se den todas las condiciones para que el negocio prospere.

"Decidirte a dar ese paso y salir a dar el anuncio de cierre te deja mejor posicionado que seguirlo intentando. De lado de la reputación funciona más ser claro que engañar y decir que todo está bien, porque la bomba de reputación está latente", aconseja Fabián Luna, socio de la firma de diseño estratégico 23 Design.

Hasta ahora no hay un test exacto que responda si es momento o no de cerrar un emprendimiento. Sin embargo, sí hay algunas señales que pueden alertar sobre el posible fin de un negocio.

El cliente no compra

La alerta principal de que un emprendimiento no está funcionando es la falta de ventas: el consumidor no paga por el servicio o producto que ofrece la empresa. Aunque lance promociones, rediseñe el producto o amplíe la oferta, no logra convencer al cliente y sus métricas de negocio no mejoran.

“No importa si te dieron el premio nacional del emprendedor o te graduaste de una aceleradora, el premio más importante es que te compren”, dice Elsa Treviño, CEO y cofundadora del fondo de inversión ToroVentures. Y si el emprendedor no lo está logrando, es señal de que algo falla.

No hay un tiempo promedio para que se compruebe si la solución es útil. Hay quienes a los tres meses identifican que no es la adecuada, pero hay otros a los que les toma años. Lo importante, coinciden los especialistas, es estar atentos al comportamiento de los clientes y no engañarse con ventas que no se han concretado.

Publicidad

No es el momento

Un negocio debe tener las condiciones adecuadas para crecer: un problema a resolver, clientes potenciales, un mercado listo para la solución, financiamiento, canales de distribución, métodos de pago. Si no existen o faltan componentes para que triunfe, es posible que no vaya a salir a flote, dice el socio de la firma de diseño estratégico 23 Design.

Casas recomienda identificar si hay otras empresas similares que también están pasando por una situación complicada, eso revelaría que quizá no es el momento para que el emprendimiento exista.

"Si tienes una app para conectar paseadores de perros con dueños, lo hacen 10 empresas y las 10 tienen problemas, es una buena señal de que no hay mercado para esa idea. Compararte con compañías similares te puede ayudar a ver la realidad", detalla el especialista.

El equipo está decaído

Una alerta muy importante es la actitud de los colaboradores. Cuando consideran que trabajan en un proyecto con potencial de crecimiento y futuro están más comprometidos, propositivos y apasionados, dice la CEO de ToroVentures. Pero si identifican que el emprendimiento no va por buen camino, cambian su actitud: se desmotivan, bajan su productividad e, incluso, empiezan a buscar trabajo en otras compañías.

Si la rotación aumenta, las renuncias son cada vez más comunes y los propios socios se empiezan a bajar del barco, hay un problema al que debes prestar atención.

Publicidad

No convences a inversionistas

Imagina que identificas que lo que te falta para crecer es financiamiento, pero tocas muchas puertas y no logras conseguirlo. Esto puede ser considerado una alerta de cierre, destaca Luna.

"Si los inversionistas no te toman las llamadas, no te dan citas o te ponen pretextos, es una señal de que expertos que se dedican a ver oportunidades de empresas no están viendo una oportunidad en la tuya. Si el 80% de los fondos de inversión están diciendo que no, es una posible señal", afirma el inversionista de 0BS.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad