Publicidad
Publicidad

El plan contra el robo de identidad que tiene dividida a la banca

El grupo Ve por Más considera necesario que el gremio construya su propia infraestructura para revisar los datos biométricos de los usuarios y evitar fraudes. Pero no todos están de acuerdo.
Nueva regulación, a la espera
Nueva regulación, a la espera. La CNBV propone que los bancos cotejen la identidad de sus clientes con la base de datos del Instituto Nacional Electoral (INE). (Foto: zoranm/Isotck)

En todo momento los usuarios de la banca están más expuestos a fraudes financieros por el robo de identidad y la banca busca enfrentar estos fraudes, pero el gremio y los reguladores no logran ponerse de acuerdo cómo combatirlo.

Mientras las quejas por este fraude se han duplicado en cuatro años a 78,788 casos en 2016, el regulador del sistema financiero busca que los bancos capturen las huellas dactilares de los usuarios como control biométrico, y que luego cotejarían con el Instituto Nacional Electoral (INE), de acuerdo con los cambios enviados a la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Cofemer) para su aprobación.

Sin embargo, otros jugadores de la banca opinan que sería más eficaz crear una infraestructura gremial que ayude en este proceso de autenticar los datos biométricos de los usuarios de los servicios financieros.

Lee: Estos son los bancos que más desembolsaron por quejas de fraudes

“Así como tenemos una cámara de compensación que funciona para la industria, he estado proponiendo que todo el proceso de autenticación por biométricos lo hagamos por industria”, dijo Tomas Ehrenberg, director general de Grupo Financiero Ve por Más.

El directivo propone que el gremio construya una empresa que resguarde la información de los usuarios y así poder hacer consultas simultáneas que sean atendidas eficazmente. “El INE está preparado para manejar elecciones. Necesitamos construir una plataforma juntos entre los bancos”, agregó Ehrenberg.

Publicidad

Pero no todos están de acuerdo. Para BBVA Bancomer, cada entidad financiera debe tener su propia base de datos para garantizar la privacidad del cliente. “Estos son datos como los transaccionales de los clientes. Hay una responsabilidad de custodia de su información”, dijo Eduardo Osuna, director general de BBVA Bancomer.

Sin embargo, eso deja una ventana abierta para los delincuentes, al existir bases de datos independientes, advierte Adolfo Loera, director general de Biometría Aplicada. “ Si no hay una base centralizada, tengo la opción de poder tener distintas identidades en distintos bancos”, puntualizó.

Por ejemplo, según este experto, en caso de que un banco conozca algún caso de robo de identidad, se generaría una alerta en la base centralizada que le llegaría a otros bancos, para así prevenir que la misma persona cometa de nuevo el delito.

La propuesta de la CNBV aún espera la aprobación en la Cofemer para atacar este tipo de fraude, que costó a la banca y a los usuarios casi 1,000 millones de pesos en 2016, según cifras de la Condusef.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad