Publicidad
Publicidad

Los líderes empresariales de Estados Unidos cada vez se alejan más de Trump

Decisiones como abandonar el Acuerdo de París y su tibia condena ante la intolerancia, le han valido al presidente de EU el rechazo de altos ejecutivos.
Ataques
Ataques Trump ha arremetido contra los empresarios que le han abandonado, como en el caso de Kenneth Fraizer, CEO de la farmacéutica Merck. (Foto: JONATHAN ERNST/REUTERS)

La elección de un empresario a la Casa Blanca impulsó una ola de optimismo entre los CEO de Estados Unidos. Ahora, algunos de esos líderes empresariales están dándole la espalda a Donald Trump.

Scott Paul, jefe de Alliance for American Manufacturing es el cuarto ejecutivo que dejó el consejo de manufactura del presidente estadounidense pues, dijo, "es lo correcto".

Publicidad

El lunes, Kenneth Frazier, el CEO de Merck, se unió a una lista creciente de ejecutivos que se sienten obligados a tomar una postura contra Trump por sus palabras y políticas.

Frazier, uno de los líderes empresariales negros más prominentes del país, dejó el consejo de manufactura de Trump para “tomar una postura contra la intolerancia y el extremismo”.

Recomendamos: La condena de Trump a los racistas llegó finalmente dos días después .

Eso parece ser una referencia a la afirmación de Trump sobre el fin de semana en el que culpaba a la violencia letal en Charlottesville, Virginia, en “muchos lados” después de que neonazis y nacionalistas blancos chocaron con los opositores a la protesta.

Publicidad

Trump atacó verbalmente a Frazier minutos después , diciendo que su renuncia le daría “más tiempo para ¡BAJAR LOS PRECIOS ESTAFADORES DE LAS MEDICINAS!”

El lunes por la tarde, Trump señaló específicamente al Ku Klux Klan y los neonazis. Para entonces habían pasado casi dos días desde los primeros comentarios del presidente en Charlottesville, y algunos de los líderes empresariales más prominentes habían llenado la brecha con denuncias de racismo.

Publicidad

Opinión: ¿Por qué la debilidad de Trump frente al odio?

Los líderes empresariales han hablado contra Trump antes. En enero, su prohibición de viaje a ciertos países de mayoría musulmana suscitó críticas del CEO de Amazon Jeff Bezos, el jefe de Starbucks Howard Schultz, del CEO de Netflix Reed Hastings, Tim Cook de Apple y muchos, muchos más.

En junio, el CEO de Tesla Elon Musk y Bob Iger de Disney renunciaron al consejo empresarial de Trump en protesta frente a su decisión de sacar a Estados Unidos del acuerdo climático de París.

El lunes por la noche, los CEOs de Under Armour e Intel siguieron a Frazier y renunciaron al consejo de manufactura.

Publicidad

"Under Armour se compromete con la innovación y el deporte, no con la política”, dijo el CEO de la marca de deportes, Kevin Plank. El comunicado se dio a conocer en la cuenta de Twitter de la empresa.

"Deberíamos honrar, no atacar, a aquellos que han defendido la igualdad y otros valores estadounidenses que atesoramos”, dijo el jefe de Intel, Brian Krzanich, mientras lamentaba “el daño severo que causa nuestro clima político dividido a asuntos críticos”.

Publicidad

Sobre inmigración, racismo y cambio climático, los CEOs han buscado proporcionar el liderazgo moral que perciben carece la Casa Blanca.

"Los líderes de Estados Unidos deben honrar nuestros valores fundamentales al rechazar claramente las expresiones de odio, intolerancia y supremacía de grupos”, dijo Frazier en su comunicado el lunes.

Recomendamos: La molestia empresarial contra Donald Trump no ha parado de crecer .

El CEO de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein, hizo referencia a ese vacío de liderazgo en junio cuando lanzó su primer tuit para criticar la retirada de Trump del acuerdo climático de París.

Publicidad

"La decisión de hoy es un retroceso para el ambiente y para la posición de liderazgo de Estados Unidos en el mundo”, dijo en ese entonces.

Jeffrey Sonnenfeld, profesor de la Escuela de Gestión de Yale que lidera la cumbre anual de CEO de la Universidad, dijo que los líderes empresariales están presentándose como confiables en el declive de los funcionarios públicos.

"Ellos reconocen que son algunas de las voces más confiables en la sociedad en este momento”, dijo Sonnenfeld a CNNMoney. "Es absolutamente crucial que usen esa plataforma”.

Sonnenfeld dijo que él recibió correos de más de una docena de líderes empresariales el lunes reaccionando al comunicado de Frazier, especialmente sobre la andanada verbal de Trump.

Publicidad

"Esto en verdad ha tocado una fibra sensible, atacando a este gran CEO”, dijo Sonnenfeld.

Business Roundtable, un poderoso grupo de presión de directores ejecutivos que defienden la reforma fiscal, publicaron un comunicado en el que condenaron la violencia en Virginia. La organización es dirigida por el jefe de JPMorgan, Jamie Dimon.

"Los líderes empresariales de Estados Unidos están sorprendidos por la violencia en Charlottesville, y lamentamos la pérdida innecesaria de vidas. El racismo no tiene cabida en nuestro negocio, nuestras comunidades o nuestro país”, dijo el comunicado.

Lee: Altos ejecutivos de EU condenan el racismo tras el ataque en Charlottesville .

Publicidad

Sonnenfeld predijo que más líderes corporativos “a lo largo de sectores y partidos” saldrán contra Trump.

Es una inversión sorprendente considerando la euforia entre los líderes empresariales tras la elección de Trump. Una encuesta de JPMorgan Chase publicada en febrero encontró que 76% de los ejecutivos creían que la nueva administración ayudaría a sus negocios. Sólo 12% dijeron que esperaban que fuera dañina.

El mercado de valores fue impulsado a la vez que Wall Street festejó la agenda económica de la administración. Mientras que las acciones continúan aumentando, los analistas del mercado dicen que las ganancias recientes han sido impulsadas más por ganancias corporativas y crecimiento económico que por las políticas de Trump.

Lee: OPINIÓN: ¿Por qué la debilidad de Trump frente al odio?

Publicidad

Al mismo tiempo, los CEOs se han frustrado con la imposibilidad de Trump de pasar por el Congreso sus planes fiscales, de infraestructura, salud y desregulación.

Un sorprendente 50% de ejecutivos, oficiales gubernamentales y académicos encuestados en una cumbre de Yale en junio reprobaron a Trump en sus primeros 130 días en el poder. Sólo 1% le dio la mejor calificación.

null

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad