Publicidad
Publicidad

De taller de fundición a gigante del fitness

Lo que nació como un pequeño taller de fundición en la isla de Taiwán, se convirtió en la segunda empresa de fitness más grande del mundo. Esta es su historia
Expansión.
Expansión. La empresa se plantea ahora abrir una planta en México para crecer en América. (Foto: Foto: Cortesía)

Saber aprovechar las dificultades es algo de la filosofia que guía a Johnson Health Tech (JHT), y que ha llevado a la empresa a convertirse en la segunda firma del sector fitness más grande del mundo.

Hace 42 años, Peter Lo comenzó esta compañía con una fundidora de acero en Taiwán. Su intención era vender productos de acero en Estados Unidos, así que envió centenares de cartas ofreciendo sus servicios a firmas de ese país. Un potencial cliente contestó: quería una barra redonda de acero con dos discos de tamaño y peso idénticos, uno de cada lado de la barra.

Lee: El gigante de aparatos de gimnasio Matrix anuncia su llegada a México

El cliente envió el boceto. Era un instrumento para ejercitarse, una pesa. Aunque en Taiwán, en esa época, se trataba de algo desconocido, el actual presidente ejecutivo de JHT decidió aventurarse y enfocarse en ese sector, donde se ha posicionado en el segundo lugar a nivel mundial.

Publicidad

"Ser mejores es lo que buscamos. Para lograrlo, por un lado se trata de reducir costos en la producción sin sacrificar calidad, y por otra parte, controlar gastos fuera de la producción (por ejemplo, en el transporte) y tener disciplina en la administración" dijo en entrevista con Expansión Jason Lo, hijo de Peter y actual director general de JHT.

Jason conoce muy bien la empresa que fundó su padre. Lleva 22 años como director, pero antes de eso trabajó en todos los procesos de la empresa.

Lee: Smart Fit suma 200,0000 usuarios en 5 años

Para el directivo, la reducción de costos se logra con la innovación. Por ello, de 35% a 40% de los ingresos se destina a Investigación y Desarrollo de nuevos productos, con los que buscan captar nuevos clientes.

Publicidad

Por otro lado, JHT busca mejorar con base en la experiencia de la competencia. Una de las formas de hacerlo es la ingeniería inversa: se trata de adquirir un aparato de la competencia, desmontarlo y entender su funcionamiento para después mejorarlo.

La verticalidad de sus operaciones es otra clave dentro del modelo de negocio. JHT se encarga de realizar la producción de sus equipos, los comercializa y se encarga del servicio pos-venta. El no tener intermediarios permite a la firma ofrecer sus productos a un precio más bajo que el de otros competidores.

Gracias a estas estrategias, desde 2009 a la fecha, sus ingresos aumentaron 150%, destaca Gary Wei, director de finanzas del grupo.

Recomendamos: Sports World analiza entrar al mercado de bajo costo

Publicidad

JHT ya opera en 60 países y es el segundo en ventas a nivel mundial en aparatos de gimnasio, tras Life Fitness. Europa y América son sus principales mercados, con 45% y 40% de participación en los ingresos, respectivamente.

El último mercado al que entraron fue al mexicano, donde les ha ido bien: en los primeros ocho meses de 2017, sus ventas se incrementaron 300% frente a todo el 2016.

La firma cuenta con tres plantas en Taiwán, China y Estados Unidos, y aparte de la marca que comercializa en Asia, Johnson, tiene otras tres: Matrix, Horizon y Vision. Entre sus clientes se encuentran cadenas de gimnasios (en México trabajan con Smart Fitness) y cadenas hoteleras como Four Seasons y Marriott.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad