Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los adultos en México están desprotegidos ante la neumonía

El gasto hospitalario por atención a la neumonía puede costar al paciente hasta 70,000 pesos; la enfermedad puede prevenirse con una vacuna disponible para niños pero no para adultos.
lun 13 noviembre 2017 01:48 PM
Se olvidan de los ancianos.
Se olvidan de los ancianos. La vacuna contra el neumococo no forma parte de la protección pública para adultos mayores de 65 años y grupos en riesgo como personas con inmunodeficiencia adquirida o diabetes. (Foto: didesign021/Getty Images/iStockphoto)

El año pasado, las infecciones respiratorias agudas ocuparon el primer lugar entre las causas de enfermedad entre la población mayor a 65 años con más de 1.4 millones de casos, de acuerdo con datos de la Secretaría de Salud.

Pero el cuadro básico de vacunas del sector salud en México no incluye la dosis contra el neumococo -bacteria que provoca la neumonía- para los adultos mayores de 65 años ni para las personas con un sistema inmune comprometido (VIH, diabetes, tabaquismo) que son susceptibles de contraer esta enfermedad, la incluye solo para niños menores de dos años.

El problema se puede incrementar pues para el año 2050, más de la cuarta parte de la población en México “será vieja”, con un promedio de vida de 81 años, de acuerdo con Rosaura Avalos Pérez, académica de la Escuela Nacional de Trabajo Social de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) no estuvo inmediatamente disponible para contestar a Expansión sobre la incorporación de esta vacuna para los grupos de riesgo que actualmente no están cubiertos, mientras que el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) tiene una vacuna antineumocócica que combate 23 serotipos para adultos.

Lee: Neumonía: 5 cosas que debes saber

El efecto

Publicidad

al bolsillo

La neumonía se manifiesta con tos, fiebre, escalofríos y dificultad para respirar, lo que puede provocar ausentismo laboral, hospitalización y complicaciones como insuficiencia respiratoria o inflamación descontrolada del cuerpo.

Cuando la enfermedad se presenta, el paciente recibe tratamientos hospitalarios que pueden costar en promedio 31,000 pesos por seis semanas de atención. Una incapacidad promedio de un mes tiene un costo indirecto de 22,380 pesos y los costos se elevan si la neumonía deja secuelas como insuficiencia renal o cardiaca, con gastos de hasta 70,000 pesos, señaló Berenice Báez, gerente de economía de la salud y resultados de investigación de Pfizer.

Lee: Este es el costo de tratar (y prevenir) la diabetes

Este laboratorio estadounidense destina este año hasta 7,800 millones de dólares (mdd) en la investigación y desarrollo de vacunas y medicamentos, entre ellos la producción de la vacuna PCV 13 contra la neumonía, un preventivo que también producen otros laboratorios como Sanofi, GlaxoSmithKline, Schering Plough, Novartis, Abbott y MSD.

Vacunar a niños es proteger a los adultos

Con el tipo de vacuna PCV 13 en niños, que combate 13 de los 93 tipos de neumococo que más afectan a los pacientes, es posible reducir el riesgo de los adultos mayores a contraer la enfermedad, pero la protección de ese grupo poblacional baja por el desgaste propio del sistema inmune a esa edad, compartieron médicos durante un seminario de vacunas organizado por Pfizer en Buenos Aires, Argentina.

Lee: Laboratorios crean 1,050 tratamientos contra cáncer de mama

“La vacuna está disponible en el mercado privado para adultos interesados en vacunarse. PCV 13 participará en las licitaciones que se organicen a partir del próximo año para que pueda ser parte de la oferta de vacunación pública en México”, dijo a Expansión Alejandro Cané, jefe de asuntos médicos y científicos de Pfizer para América Latina.

Pfizer cuenta con una planta de producción de vacunas en Garín, Buenos Aires, con una capacidad anual de 22 millones de jeringas prellenadas para vacunas, cuatro millones de frascos de medicamento inyectable y cuatro millones de jeringas prellenadas para biofarmacéuticos.

Publicidad
Publicidad