Publicidad
Publicidad
Las 500 frente a la corrupción desktop header.jpg

Cómo HSBC recuperó su imagen tras su escándalo en México

Los resultados de HSBC cayeron en México tras su escándalo de 2012. Ahora vuelven a recuperarse con la mejora de su imagen en el país.
Costo reputacional.
Costo reputacional. Los escándalos de una empresa terminan por afectar a sus resultados financieros. (Foto: Rugged Studio/Shutterstock / Rugged Studio)

El Grupo Financiero HSBC ha estado en el centro de la polémica varias veces en los últimos años. En 2012, un escándalo por lavado de dinero involucró a varias unidades de la institución financiera con sede en Londres, incluido el banco mexicano. Este caso derivó en una de las mayores multas impuestas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), de 379 millones de pesos, y un daño a su imagen admitido por la entidad financiera.

Y en 2015, una organización periodística reveló que el grupo financiero inglés permitió, por años, a evasores de impuestos, dictadores y celebridades usar su brazo financiero en Suiza para proteger cuentas con valor de más de 100,000 millones de dólares. El banco admitió fallas en esa subsidiaria.

En el ranking de transparencia de políticas anticorrupción que han elaborado Expansión, Transparencia Mexicana y Mexicanos Contra la Corrupción, HSBC se encuentra ahora en la posición número 165 de las 500 empresas evaluadas.

'500 Frente a la Corrupción' no es un índice sobre la corrupción en las principales empresas del país, sino una evaluación de sus compromisos públicos en favor de las políticas de integridad, aunque no de su cumplimiento. Eso explica por qué empresas que han estado en la mira, como HSBC, están en posiciones altas, pues tras la polémica aceleraron la implementación de políticas de transparencia.

Publicidad

Lee: El papel de la transparencia en la estrategia de Bio PAPPEL

A menudo, los escándalos no sólo afectan la reputación de la empresa, sino también sus números. Tras los problemas de 2012, las ganancias del grupo financiero se fueron a pique en México. De 2013 a 2015, su resultado neto pasó de 3,714 millones de pesos a 510 mdp. En ese último año, tan sólo el negocio bancario del grupo terminó con una pérdida de 698 mdp.

Por todo ello, la institución se movilizó para reforzar sus mecanismos de transparencia e integridad. “El banco a nivel global y a nivel local tiene unos estándares de cumplimiento alrededor del tema de anticorrupción, entre otros asuntos, que se cumplen en cualquier país donde esté HSBC. La norma interna del grupo va más allá de la regulación de cada país”, señala Nuno Matos, director general de HSBC México.

Lee: Entrevista con Daniel Servitje: “La lucha contra la corrupción es de todos”

Publicidad

Por ejemplo, en México, además de aplicar las leyes que regulan el crédito, las operaciones financieras y las de transparencia, la institución suma las leyes anticorrupción que le dicta el holding con sede central en Londres.

“El banco es muy estricto en materia de anticorrupción. Como todo en la vida, la práctica constante de la normativa regulatoria y la normativa interna es lo que nos hace ser mejores, ya llevamos años practicado esas normas, y como las estamos practicando cada día, te diría que somos un banco más robusto y más transparente”, puntualiza Matos, quien tomó el control de HSBC México en 2016.

A más de un año de su llegada a la dirección general, HSBC México parece haber terminado con su tendencia bajista. Al cierre de 2016, el grupo obtuvo una ganancia neta de 3,300 mdp y el negocio bancario alcanzó ingresos por 1,508 mdp.

Recomendamos: Nacen 'Las 500 contra la corrupción'. Aquí te contamos en qué consiste

Publicidad

“No te puedo cuantificar, exactamente, cuánto de su caída tiene que ver con los escándalos, pero sí hay una relación. Ya la actual administración, obviamente, con el apoyo de la casa matriz, tomó medidas que ayudaron a mitigar estos riesgos reputacionales y de compliance. Sí, claramente vemos mejora en este sentido”, destaca Georges Hatcherian, analista de la agencia Moody’s.

En todo este proceso, el grupo financiero ha impulsado unas políticas anticorrupción basadas en tres pilares:

1. Todas las personas, sin importar el cargo, que tengan relación con el banco se rigen por la ley anticorrupción. Éstas aplican tanto para empleados como para socios y proveedores.

Opinión: Un compromiso nuevo contra la corrupción

Publicidad

2. Al personal de HSBC se le requiere abstenerse de aceptar u ofrecer regalos o entretenimiento que rebasen los 100 dólares o sean para tener una ventaja con respecto a un negocio. El grupo financiero lleva un registro centralizado de los regalos recibidos, donde se evalúan y distribuyen. “No se permite dar un regalo a ningún cliente o entidad con la cual estamos intentando hacer un negocio”, añade Matos.

3. Para contratar a algún empleado, se debe tomar la experiencia del candidato sin considerar influencias de terceros. “Cualquier contratación, en ningún caso será considerada tras la influencia de terceros o para obtener ventaja de algún tipo”, dice el directivo.
null

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad