Publicidad
Publicidad

Quien fuera el hombre más rico de China vende su imperio

El empresario multimilonario Wang Jianlin, dueño de Wanda, se deshace de sus propiedades internacionales para hacer hincapié en sus inversores locales.
Proceso de desinversión
Proceso de desinversión Wang ha estado buscando recaudar fondos deshaciéndose de propiedades en todo el mundo. (Foto: Reuters/Thomas Peter)

El multimillonario chino Wang Jianlin alguna vez se jactó de su extenso imperio comercial global. Ahora, el ex hombre más rico del país está descargando propiedades internacionales y haciendo hincapié en sus inversiones locales.

El sorprendente giro es el resultado de la presión del gobierno chino y la necesidad de pagar las deudas acumuladas durante años de expansión en el extranjero.

El último movimiento se produjo el martes por la noche cuando una unidad del conglomerado de bienes raíces y entretenimiento de Wang, Dalian Wanda Group, anunció que había acordado vender algunos de sus proyectos en Australia.

Lee: Didi Chuxing, el rival chino de Uber, recluta personal para su sede en México

Publicidad

Wang ha estado buscando recaudar fondos deshaciéndose de propiedades en todo el mundo. Wanda dijo la semana pasada que vendería su participación en el lujoso proyecto hotelero londinense One Nine Elms por 36 millones de libras (50 millones de dólares). La compañía ya se había alejado de Nine Elms Square, el desarrollo más grande donde se encuentra el hotel, el año pasado.

Las acciones de Wanda Hotel Development Company, la unidad que vendió los proyectos de Australia y el hotel de Londres, fueron suspendidas en Hong Kong la semana pasada antes del anuncio de Australia. El stock permanece en espera, pendiente de más detalles sobre el acuerdo.

La serie de ventas sigue a una ofensiva del gobierno chino hacia inversiones agresivas, alimentadas con deuda en el exterior por compañías de renombre como Wanda.

Recomendamos: Los líderes de Alibaba, Baidu y Wanda son el alma de las fiestas de sus empresas

Publicidad

En agosto, los funcionarios anunciaron que limitaban las inversiones en el extranjero por parte de compañías chinas, dirigidas específicamente a sectores que Wanda había estado buscando ansiosamente: bienes raíces, hoteles, entretenimiento y deportes.

Los expertos dicen que el gobierno chino estaba tratando de resolver las preocupaciones de que la avalancha de dinero que salía del país podría desestabilizar su sistema financiero. Los funcionarios también querían reducir el riesgo de que las empresas chinas hagan inversiones irracionales o arriesgadas en el extranjero.

Además de proyectos inmobiliarios de alto perfil en ciudades como Los Angeles, Chicago y Estambul, Wang ha inyectado dinero a una serie de negocios de entretenimiento y deportes como el principal club de futbol español Atlético de Madrid y Legendary Entertainment, el estudio de Hollywood que produjo películas como Jurassic World y la trilogía The Hangover.

Pero en una señal de que las ambiciones internacionales de Wang estaban comenzando a chocar con la agenda del Partido Comunista, se vino abajo el año pasado el trato de 1,000 millones de dólares de Wanda para comprar Dick Clark Productions, el productor de los Golden Globes y otros premios.

Publicidad

Wang, un exsoldado que entró en el negocio a fines de la década de 1980, ahora está recortando su imperio global y haciendo todo lo posible por enfatizar el negocio doméstico de su compañía.

Lee: ‘Ciudad Wanda’, el parque chino que quiere competir con Disneyland

En un discurso en la reunión anual de Wanda para empleados el sábado, Wang destacó que el 93% de los activos de la compañía están en China, una cifra que él no había señalado de esa manera anteriormente. También dijo que la compañía se desharía de más proyectos internacionales.

"En los últimos años, Wanda ha invertido en varios proyectos en el extranjero. Ahora, hemos decidido venderlos para liquidar nuestras deudas en el exterior ", dijo Wang.

Publicidad

La diferencia

En la reunión del año pasado, Wang pregonaba que Wanda había llevado a cabo "el mayor número de adquisiciones en el extranjero en su historia" en 2016, y que planeaba hacer más.

Pero en los meses que siguieron, la compañía de Wang vio colapsar el acuerdo de Dick Clark y luego abandonó el proyecto Nine Elms Square en Londres.

Publicidad

Recomendamos: China tiene una máquina que distribuye... macetas

Y no son solo las empresas extranjeras lo que Wang ha estado eliminando. En julio, Wanda vendió varios parques temáticos y docenas de hoteles en China por alrededor de 9,000 millones de dólares, poco más de un año después de que Wang se jactara de sus planes para derrotar a Disney en China.

Ahora, el multimillonario, que dice que buscar complacer al Partido Comunista ha ayudado a su empresa a tener éxito, indica que vendrán más ventas. Él mencionó la estrategia de "activos ligeros" de Wanda más de una docena de veces durante su discurso anual y prometió "continuar reduciendo la deuda corporativa".

Se refirió específicamente a los problemas en Wanda Commercial Properties, el corazón de su negocio de bienes raíces, que fue retirado de la bolsa de Hong Kong a finales de 2016.

Publicidad

Lee: ¿Está Trump provocando una guerra comercial con China?

La compañía planea "reducir la deuda corporativa al nivel de seguridad absoluta dentro de dos o tres años", dijo Wang, según una transcripción de la compañía. "¡Aquí puedo decir responsablemente que Wanda Group nunca tendrá ningún incumplimiento de crédito en ninguna parte del mundo!"

Pero las principales agencias de calificación de crédito tienen sus dudas. En los últimos meses, Moody's, S & P y Fitch han rebajado la calificación de Wanda Commercial Properties al nivel de basura.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad