Publicidad
Publicidad

Geo, ¿al borde de la quiebra... de nuevo?

La desarrolladora de vivienda ha sido suspendida nuevamente en la Bolsa mexicana, perdió el visto bueno de su auditor externo y enfrenta demandas de su principal accionista.
El sector bancario reconoce que el mercado de la vivienda es primordial para la economía mexicana. (Foto: Getty Images)
En problemas. Geo no ha logrado recuperarse tras salir de concurso mercantil.

En junio de 2015, el ex gigante de la vivienda Geo anunció el fin de su proceso de concurso mercantil. En ese entonces, la firma esperaba recuperar el ritmo de operación en menos de dos años y volver al camino del crecimiento.

"Para 2017, la compañía debe incrementar su producción, continuar reiniciando proyectos y programando y consolidando proceso de operación”, dijo la empresa. Ese año, la meta de escrituración era de 3,482 viviendas, con lo que superaría en 49% la cifra de 2016.

Pero la realidad fue otra. En 2017, Geo entregó 2,217 viviendas, y sus ingresos cayeron 10% en comparación con 2016, a 905 millones de pesos.

Recomendamos: Ara quiere seguir vendiendo vivienda de bajo costo

La situación de la empresa es complicada, según varios analistas: no ha logrado el plan de crecimiento que fijó en 2016 y 2017, sus títulos han sido suspendidos nuevamente en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y ha incumplido sus compromisos con los acreedores.

De acuerdo con los expertos consultados, es difícil que Geo se recupere de esta situación, pues en general no ha modificado su modelo de negocios para adaptarlo al nuevo contexto del sector, a diferencia de otras firmas de la industria que también entraron en problemas hace unos años.

Publicidad

Eduardo Torres, director ejecutivo de la consultora ai360, afirma que buena parte de los desarrollos de Geo que quedaron inconclusos sufren de falta de infraestructura y conectividad, lo que dificulta echarlos a andar de nuevo. A esto se suma que esos proyectos son de grandes magnitudes, en comparación con los que ahora hacen las desarrolladoras de vivienda que lideran el mercado.

“El modelo de negocios (de Geo) debía tener ajustes importantes en esta etapa en que se encuentra el mercado, pues hacer los mismos desarrollos en las mismas ubicaciones no es igual. Habría que replantear los proyectos y complementarlos con servicios, y también hacer alianzas con otros jugadores de la industria”, dice este experto en vivienda.

Lee: Geo enfrenta demanda de su mayor accionista

Los desarrollos de Geo son en gran medida de vivienda de interés social, lejos de las zonas urbanas, lo que ha complicado su relanzamiento, coincidieron los expertos.

Además, el 30 de abril, Geo informó que su auditor externo —sin revelar de qué empresa se trata— se abstuvo de dar su opinión con respecto a los estados financieros correspondientes al reporte anual de 2017.

En el comunicado enviado a la BMV, la empresa citó que la firma que audita sus estados de resultados manifestó que "no se proporcionó evidencia de auditoria suficiente que nos permita evaluar que la administración de la entidad (Geo) logrará cumplir con sus planes de liquidez, (...) y así eliminar la incertidumbre material acerca de la capacidad de la entidad para continuar como empresa en funcionamiento”.

Publicidad

Ese día, las acciones de Geo fueron suspendidas en la BMV, cuando cotizaban en 0.62 pesos. Desde que regresó al mercado tras salir del concurso mercantil, en diciembre de 2015, los títulos de la compañía en Bolsa han caído 93%.

Expansión buscó a Geo para entrevista, pero no recibió respuesta.

Más problemas

Ante la falta de avance en sus metas de crecimiento, la firma enfrenta ahora nuevos problemas.

Su principal accionista, Banorte, con el 71% de la propiedad, inició procedimientos mercantiles debido a que Geo no ha cumplido con su plan de desarrollo, urbanización y venta de casas. El portafolio involucrado suma 2,888 millones de pesos.

Publicidad

Lee: Construcción de vivienda se rezaga frente a malls y oficinas

Respecto a las demandas, Banorte dijo vía correo electrónico que “este es un caso que está en manos de las autoridades judiciales, y sobre el cual –por su naturaleza– no podemos dar detalles”.

Los acuerdos logrados tras el concurso mercantil ayudaron a Geo a reducir su deuda de 30,000 millones de pesos a menos de 5,000 millones. También recibió liquidez por 3,500 millones para volver a operar, de los cuales Banorte aportó 3,000.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad