Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Un nuevo castigo a Google en Europa se aproxima por prácticas anticompetitivas

El motor de búsquedas enfrentará una segunda multa del regulador antimonopolio de la Unión Europea por expulsar del mercado a rivales, según fuentes de Reuters.
jue 07 junio 2018 01:41 PM
google android
Controversia El caso de Android es el más importante de los tres que dirige la UE contra Google. (Foto: DADO RUVIC/REUTERS)

Google afronta una segunda multa del regulador antimonopolio de la Unión Europea (UE) a mediados de julio por usar su sistema operativo de Android para expulsar del mercado a sus rivales, dijeron tres personas familiarizadas con el tema.

La Comisión Europea, que ha investigado el caso que involucra a la unidad de Alphabet desde 2015, podría anunciar su decisión en la semana del 9 de julio, aunque la fecha podría variar.

Como medida disuasoria para otras empresas, la sanción de la UE probablemente supere la multa récord de 2,400 millones de euros impuesta a Google el año pasado por favorecer injustamente a su servicio de compras, dijeron las fuentes a Reuters el año pasado.

Lee: Microsoft supera a Google en valor... ¿quién sigue?

El ente defensor de la competencia del bloque europeo también exigirá a Google que suspenda sus prácticas anticompetitivas, como los acuerdos de licencia que impiden a los fabricantes de smartphones promocionar alternativas a aplicaciones como la búsqueda de Google y Maps.

El caso de Android es el más importante de los tres que dirige la UE contra el motor de búsqueda de Internet número uno del mundo debido a su enorme potencial de crecimiento.

Publicidad

Sin embargo, los cambios impuestos por la UE podrían tener poco impacto en Google debido a su poder de mercado, según autoridades de la industria, analistas e incluso sus críticos.

Recomendamos: Washington demanda a Facebook y Google por opacidad

La Comisión se negó a hacer comentarios. Google remitió a una publicación de blog en 2016 de su asesor general Kent Walker, quien rechazó los cargos de la UE.

Publicidad
Publicidad