Publicidad
Publicidad

Tecnológicas de India, en riesgo por medidas antiinmigrantes

Firmas de ‘outsourcing’ como Infosys han advertido de menores ingresos y ganancias por las mayores restricciones a las visas estadounidenses concedidas a migrantes.
Las restricciones más estrictas a los trabajadores extranjeros suponen un riesgo importante.

Una de las mayores firmas tecnológicas de India dice que los nuevos obstáculos a la inmigración en todo el mundo podrían afectar sus ingresos y ganancias.

Infosys, la segunda mayor empresa de outsourcing de India, dijo que las restricciones más estrictas a los trabajadores extranjeros en algunos de sus mayores mercados suponen un riesgo importante para su negocio.

Una gran cantidad de empleados de la compañía dependen de visas para trabajar en proyectos para clientes en Estados Unidos, Europa y Australia.

“Un aumento en los sentimientos anti-outsourcing en ciertos países en los que operamos, incluidos Estados Unidos, Reino Unido, Unión Europea y Australia, han conducido y pueden conducir en el futuro a la promulgación de legislaciones restrictivas”, dijo la compañía en un documento presentado ante con la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) la semana pasada.

Publicidad

La industria automotriz presenta su agenda para AMLO

Esa legislación podría dificultar que Infosys gane clientes y envíe trabajadores a esos países, lo que “podría obstaculizar nuestro crecimiento o provocar que nuestros ingresos disminuyan y tengan un impacto en la rentabilidad”, agregó.

Infosys, que emplea a más de 200,000 personas en todo el mundo, es un jugador clave en la industria del outsourcing en India, que genera más de 140,000 millones de dólares en ingresos y representa casi el 10% del producto interno bruto del país.

También es uno de los principales receptores de visas H-1B para Estados Unidos, un programa utilizado en gran medida por empresas indias para enviar trabajadores de tecnología a clientes estadounidenses. Más del 70% de las visas H-1B han sido tradicionalmente otorgadas a indios.

Publicidad

Pero el presidente estadounidense, Donald Trump, ha tomado medidas contra el programa. Su gobierno ha acusado a compañías como Infosys de inundar a Estados Unidos con mano de obra extranjera barata.

Otras grandes empresas de tecnología de India también se han visto afectadas por los cambios de política estadounidenses. Wipro advirtió el año pasado que Trump era un riesgo para su negocio, mientras que el mayor participante de la industria —Tata Consultancy Services— ha estado reduciendo sus visas H-1B.

Las mineras 'verdes' logran más ganancias

Los Servicios de Inmigración y Ciudadanía de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés) actualizaron su política a principios de este mes para que sea más fácil rechazar las solicitudes de visa sin dar a los solicitantes la oportunidad de presentar más documentación.

Publicidad

“Hacerlo desalienta las presentaciones frívolas y las aplicaciones esquemáticas utilizadas para jugar con el sistema”, dijo el director de USCIS, L. Francis Cissna, en un comunicado que anunció los cambios, que entrarán en vigor el 11 de septiembre.

Infosys se ha comprometido a contratar a más trabajadores estadounidenses, al anunciar el año pasado que contrataría a 10,000 nuevos empleados en el país.

La compañía también enfrenta barreras en otros grandes mercados, como Reino Unido y Australia, que también están tratando de reducir la inmigración.

Y sus clientes, que incluyen grandes nombres como Pepsi, Kellogg y el fabricante de chips de computadora AMD, podrían tener que pagar más por sus servicios en el futuro.

Publicidad

“Ha habido un aumento en el número de rechazos de solicitudes de visa”, dijo Infosys. “Como resultado, es posible que hallemos demoras o costos adicionales en la gestión de dichos proyectos... y esto podría generar gastos adicionales”.

Jiménez Espriú: "El nuevo aeropuerto no se justifica"

Las políticas de Trump sobre inmigración han sido criticadas por varios prominentes líderes de la industria, incluidos Eric Schmidt de Google y el presidente ejecutivo de Uber, Dara Khosrowshahi.

El presidente ejecutivo de JP Morgan, Jamie Dimon, también ha expresado su preocupación por el hecho de que el talento extranjero se vea obligado a abandonar Estados Unidos.

Publicidad

Los ciudadanos extranjeros que asisten a la universidad o a un postgrado en Estados Unidos deberían recibir tarjetas de residencia después de la graduación, dijo Dimon a Christine Romans de CNNMoney en una entrevista exclusiva la semana pasada.

“Tenemos estos nuevos centros de investigación, nuevos centros de inteligencia artificial y nuevos centros de [ingeniería] y diseño que se están siendo construidos en Vancouver y Toronto, y no en Seattle”, dijo. “Eso no es inteligente”.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad