Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La empresa que ayuda a 'aterrizar' a las aerolíneas en México

Aerocharter ofrece los servicios para que las aerolíneas extranjeras lleguen al país. Ahora ha logrado las primeras alianzas con China.
jue 23 agosto 2018 12:30 PM
Socio y amigo.
Luis Ramos Cabrero, CEO de Aerocharter, tiene en su portafolio más de 30 aerolíneas de todo el mundo.

Cuando el gobierno mexicano y el chino establecieron en 2013 un grupo de alto nivel para fortalecer el comercio entre ambos países, Luis Ramos Cabrero, director de Aerocharter, vio una oportunidad para su compañía. Su firma ofrece todo lo que una aerolínea puede necesitar para operar –servicios de mostradores, manejo de equipaje, venta de boletos, facilitación de permisos–, por lo que se puso a trabajar para traer a las primeras líneas aéreas chinas a México. Gracias a su visión, China Southern Airlines y Hainan Airlines ya aterrizan en el país. “Esto traerá derrama económica, y también nos va a acercar más a un socio cultural y económico importante”, dice.

¿De dónde salió el capital para fundar Aerocharter?

Luis Ramos Cabrero: Fue una empresa que fundó Rodolfo Ramos Ortiz, mi abuelo, en 1971. Como toda la gente que inicia en este negocio, el señor Rodolfo Ramos quiso tener su aerolínea. Y como no tenía el apoyo de un Warren Buffett, Carlos Slim o Miguel Alemán, su idea fue generar todos los servicios alrededor de una línea aérea y empezar a ahorrar dinero. Mi padre, Luis Ramos Landeros, trabajó con mi abuelo y fue quien aterrizó todas las ideas de crear nuestra propia aerolínea, AeroUnion.

¿Cómo lograron fundar Aerounión? ¿La capitalizaron sólo con las ganancias de Aerocharter o acudieron a otros inversionistas?

El capital fue con los ahorros de Aerocharter e hipotecando la casa de mi mamá, sin decirle. Había una empresa que se llamaba Emery Worldwide que operaba paquetería entre México, Guadalajara, Monterrey y Ohio. En un momento tuvieron un accidente, y les frenaron la aerolínea. El dueño le habló a mi padre para decirle que era su oportunidad de oro. Así que agarró todo el dinero que tenían ahorrado en Aerocharter, y el dinero familiar, y sin socios ni bancos consiguieron pagar la renta del primer mes de un avión que pertenecía a George Soros. Y así empezaron.

Luego vendieron Aerounión a Avianca. Desde entonces, ¿en qué se han enfocado?

Publicidad

Ahora nos hemos dado a la tarea de ser una opción para cualquier línea aérea que quiera volar a México. Con todo lo que está pasando ahorita, con la nueva relación con Estados Unidos, es importante ver hacia otras fronteras. Y no sólo es que lleguen estas empresas, sino que se mantengan volando sin problemas.

¿Qué es lo que ven las aerolínea asiáticas en el mercado mexicano?

Hay un tema de que quieren crecer más en el país. En el caso de Hainan, los vuelos van a bajar en Tijuana, que es una importante zona industrial y una puerta que conecta con San Diego, California. Desde el punto de vista del transporte de carga, hay industrias que están cerca de la frontera, como las maquiladoras, y todos los productores agrícolas van a poder exportar directo del campo y del mar al aeropuerto de Tijuana, y volar directo a China. Es un mercado gigantesco que no está servido con los operadores actuales.

¿Qué perfil tienen los pasajeros que buscan las aerolíneas chinas?

Tipo empresarial y turismo regular, de intercambio cultural. Los servicios de estas dos aerolíneas son buenísimos, tienen mucha reputación, al estar enfocados en la excelencia.

China Southern es la línea aérea más grande de Asia. Tiene cerca de 1,000 aviones, mientras que Aeroméxico tiene 140. Hainan tiene más de 400.

¿Estas empresas quieren crecer en México vía alianzas?

Sí, nos comentaron que quieren buscar alianzas comerciales y estratégicas con aerolíneas mexicanas. Sé que hemos tenido acercamiento con algunas líneas aéreas. Estamos hablando con Interjet, que sería un aliado natural con Hainan, porque ambas son empresas privadas y no son parte de ningún otro acuerdo entre aerolíneas, como SkyTeam y Oneworld.

¿Qué estimaciones tienen en crecimiento de pasajeros, frecuencias o rutas entre México y China?

En un par de años, habrá un vuelo directo entre México y Beijing, porque son los dos centros de negocios.

¿En qué ciudades centrarán el crecimiento?

La Ciudad de México no es el único lugar donde podemos volar. Hay un mercado importante en Querétaro, Guadalajara y Monterrey. La operación tradicional de un solo aeropuerto creo que está quedando en el pasado.

¿Qué opina del nuevo aeropuerto, un proyecto que Andrés Manuel López Obrador ha prometido revisar si gana las elecciones?

Nosotros vamos a bailar al son que nos indiquen nuestras autoridades. Si se abre el nuevo aeropuerto, ahí estaremos. Si te hablo como mexicano, sí me encantaría que se abriera, porque habrá más aerolíneas que vuelen en nuestro país, más vuelos, y la competencia hará que los precios bajen. Pero si no se pudiera, pues tendremos que buscar otra solución de crecimiento.

Publicidad
Publicidad