Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El CEO de Uber reflexiona sobre su primer año como líder de la empresa

Aunque admite que hay mucho trabajo por hacer, Dara Khosrowshahi cree que la transformación cultural de la empresa ha avanzado.
Dara Khosrowshahi
Posterior a su partida de Expedia, Dara tuvo el reto de reconfigurar ciertas políticas de Uber

NUEVA YORK (CNN) - El CEO de Uber, Dara Khosrowshahi, no cree en los arrepentimientos, pero al recordar su primer año como líder de la compañía, ve algo que le gustaría haber cambiado más rápidamente.

La cultura corporativa de Uber necesitaba urgentemente una revisión cuando Khosrowshahi tomó el puesto. Ha progresado, pero en una entrevista con CNNMoney antes de su primer aniversario como presidente ejecutivo, Khosrowshahi dijo: “Si hay un área que me hubiera gustado cambiar más rápido, es ejecutar más plenamente nuestra transformación cultural como compañía, de manera interna, en todos los niveles de la empresa”.

“Nunca estará terminada”, dijo. “Es un ejercicio continuo. Si hablo contigo el próximo año, espero estar más avanzado en ese ejercicio de lo que estoy ahora”.

Lee: Uber apuesta por bicicletas en lugar de autos en horas pico en EU

Fue hace un año, el lunes, cuando se filtró la noticia de que Khosrowshahi dejaría un cómodo puesto como jefe de Expedia para dirigir lo que en ese momento era la compañía más disfuncional en el sector tecnológico. El fundador y CEO, Travis Kalanick, había causado tal caos que el consejo finalmente lo expulsó cuatro meses después de que las acusaciones de acoso y sexismo sacudieran a la compañía.

Khosrowshahi llegó a su primer día oficial de trabajo el 5 de septiembre con una desalentadora lista de pendientes. Uber enfrentaba una gran cantidad de acusaciones de acoso sexual y discriminación de género. Estaba envuelto en un difícil pleito con Waymo. Varios puestos ejecutivos estaban vacantes, sus conductores estaban al borde de una revuelta y sus pérdidas se estaban ampliando.

Publicidad

Khosrowshahi dijo a CNNMoney que el año pasado ha sido tal torbellino que parece que está celebrando su aniversario de un mes, sin marcar la travesía de un año entero.

“Ha estado lleno de días buenos y días malos”, dijo. “La buena noticia es que los buenos días han superado en número a los días malos más recientemente. Pero no me metí en esto esperando un trayecto fácil. Ha sido tan difícil como esperaba”.

Recomendamos: Toyota invertirá 500 mdd en Uber para vehículos autónomos

Podría decirse que la tarea más apremiante a la que se enfrentó Khosrowshahi fue remodelar la cultura de la empresa y abolir la ética de Kalanick de “todo se vale”, “crecer a toda costa”. Dijo que Uber ha dado “grandes pasos” en lo que se refiere a su actitud ante los reguladores, por ejemplo.

Al principio de su gestión, renovó las normas culturales de la compañía, abandonando actitudes como “Siempre presionando” y “Superexplotado” a favor de cosas como “Obsesionado con el cliente” y “hacemos lo correcto".

“No hemos convertido esas normas en una realidad cotidiana en todos los niveles de la empresa y, aunque hemos visto progresos, no es un trabajo concluido”, dijo.

Ese punto quedó destacado por la partida en julio de la directora de recursos humanos de Uber, Liane Hornsey, luego de una investigación interna sobre su manejo de las denuncias de discriminación racial dentro de la compañía. En su mensaje de despedida al personal, Hornsey no se refirió a la investigación. Uber confirmó que existe una investigación, pero no dio más detalles sobre los reclamos en su contra.

Lee: 4 acciones en materia de seguridad entre Uber y el gobierno de la CDMX

Y varios empleados han expresado su preocupación acerca del director de operaciones, Barney Harford, por presuntos comentarios racialmente insensibles. Harford, quien trabajó con Khosrowshahi en Expedia, sigue en Uber. En una nota a sus compañeros de trabajo compartida con CNNMoney en julio, Harford describió las acusaciones como “dolorosas” y dijo que estaba “avergonzado”. Se comprometió a trabajar con un asesor que pueda retar sus “puntos ciegos”.

Tales cosas dejan a algunos de los críticos de Uber escépticos ante cualquier afirmación de que Khosrowshahi haya tenido suficiente impacto. “Hemos sido muy críticos con Uber y mantenemos esa posición”, dijo a CNNMoney Brenda Darden Wilkerson, presidenta y directora general de AnitaB.org, anteriormente conocido como Anita Borg Institute.

AnitaB.org organiza la Grace Hopper Conference, que se realiza anualmente, la mayor reunión de mujeres en informática. También tiene alianzas con más de 70 compañías sobre prácticas de reclutamiento, mantener la presencia de mujeres en el sector tecnológico y crear una fuerza laboral inclusiva.

Primero se asoció con Uber en 2015, pero cortó los lazos con la compañía durante la agitación de la compañía en 2017 bajo el liderazgo de Kalanick.

Recomendamos: Uber habilita opción para dar propina a sus conductores y repartidores

Wilkerson da crédito a Khosrowshahi por haber tomado algunas medidas cruciales, incluida la contratación del primer director de diversidad e inclusión de la compañía y el haber logrado la equidad salarial por género y raza.

En marzo, Uber volvió a evaluar los salarios de los empleados después del pago de bonos para garantizar que todos los empleados, independientemente de su género o raza, reciban el mismo pago en función de su ubicación, trabajo y permanencia en el puesto.

En abril, cuando Uber publicó su último informe de diversidad, Khosrowshahi hizo énfasis en que la compañía necesitaba perfeccionar la contratación o promover un liderazgo más diverso.

Uber también llegó a un acuerdo por 10 millones de dólares sobre acusaciones de discriminación y acoso por parte de mujeres y de ingenieros pertenecientes a minorías a principios de este año.

El cambio cultural no es el único desafío continuo para Khosrowshahi. Todavía tiene que enfrentar problemas de seguridad y una creciente ola de batallas regulatorias, así como continuar su esfuerzo por diversificar los negocios de Uber antes de una prevista oferta pública inicial en 2019.

Lee: Uber contrata un director financiero que alistará su salida a bolsa

Los desafíos regulatorios representan una amenaza significativa para el crecimiento de la compañía. Londres amenazó con no renovar la licencia de Uber para operar, solo para ceder cuando Khosrowshahi hizo varias concesiones, incluyendo compartir datos de tráfico de la compañía. Más significativamente, Khosrowshahi admitió errores y fallas pasadas, algo por lo que Kalanick no era conocido.

“Fue casi complaciente al tomar esa segunda ruta”, dijo a CNNMoney Tony Travers, profesor de Gobernanza de la London School of Economics.

Khosrowshahi enfatizó que el primer paso para tratar con las ciudades y los reguladores es “entrar en la sala y tener un diálogo. Estamos dialogando continuamente con todas las ciudades en las que operamos, y con los reguladores con los que operamos”.

“Queremos ser vistos como un socio que es parte de la solución”, agregó.

Eso no funcionó muy bien en Nueva York. A principios de este mes, la ciudad, el mercado más grande de Uber en Estados Unidos, adoptó un límite temporal al número de nuevas licencias de vehículos de alquiler a medida que explora formas de reducir la congestión del tráfico. La legislación podría alentar a otras ciudades a hacer lo mismo mientras intentan frenar a las empresas de transporte compartido que se cree que han aumentado la congestión, incluso a medida que han revolucionado el transporte.

Recomendamos: Uber es acusado de delitos fiscales en Francia

“No creemos que el ayuntamiento haya llegado a la conclusión correcta, pero en este punto no vamos a obsesionarnos con eso”, dijo Khosrowshahi.

Bradley Tusk, inversor de Uber y exasesor regulatorio de la compañía, dijo que el enfoque de Khosrowshahi para evitar conflictos “hizo que la pérdida de Nueva York fuera prácticamente inevitable”, y dijo a CNNMoney que podría ser “señal de problemas políticos por venir”.

“Organizaron una campaña muy aversiva al riesgo, que no generó ninguna ira, pero que tampoco tenía posibilidades de ganar”, agregó, al tiempo que afirmó que Khosrowshahi ha hecho un buen trabajo al “calmar las cosas en general”.

Khosrowshahi enfatizó que la compañía continuará trabajando para mejorar las experiencias de los conductores y viajeros en Nueva York y para garantizar que su servicio esté accesible y disponible para los clientes que no tienen acceso al transporte público. Alentar a los clientes a usar medios alternativos de transporte también es una manera de congraciar a la compañía con las ciudades y los reguladores: podría ayudar a reducir la congestión del tráfico.

Bajo el mando de Khosrowshahi, Uber se ha expandido más allá de su servicio básico de transporte hacia otros modos de transporte como bicicletas y scooters.

Lee: Latinoamérica ya realiza más viajes en Uber que Estados Unidos

“Uber no es una empresa de un solo producto. Somos una selección de negocios diferentes, en distintos niveles de madurez y perfiles de crecimiento”, dijo. “Queremos ser su preferencia de uso cotidiana para llegar del punto A al punto B”.

Uber construyó una unidad de “nuevas modalidades” a principios de este verano. El departamento incluye las ofertas alternativas que la empresa tiene preparadas.

La firma lanzó una opción de bicicleta eléctrica en San Francisco en febrero, y desde entonces ha ampliado la oferta a un puñado de otras ciudades estadounidenses. En abril, adquirió la startup de bicicletas eléctricas Jump Bikes. Los scooters eléctricos también llegarán a la aplicación de Uber en San Francisco, así como en otras ciudades. También planea integrar los sistemas de autobús y Metro de la ciudad con su aplicación.

El nuevo director financiero, Nelson Chai, se encargará de seguir haciendo crecer el negocio central de viaje compartido de la compañía, así como sus “grandes y audaces apuestas”, en las que entran los scooters y las bicicletas.

Aunque puede que tarden “años en madurar” y pueden sufrir pérdidas en el corto plazo, generarán “miles de millones de ingresos en su madurez”, dijo Khosrowshahi.

“El enfoque y el peso de nuestros esfuerzos se centrará en la innovación, pero no en la innovación de un prototipo maravilloso, sino en la innovación para aumentar la escala. Tenemos mucho trabajo por delante. Creo que podemos decir que, un año después, Uber está en un terreno mucho más sólido”. agregó.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad