Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

El momento de la verdad para el Model 3 de Tesla se acerca

La compañía dará su reporte trimestral la próxima semana, y será fundamental para los inversores saber cuántos autos pudo fabricar y entregar a los clientes.
Elon Musk
Elon Musk El CEO ha insistido en que la empresa no tendrá que recaudar efectivo porque generará más ingresos con el aumento de la producción.

NUEVA YORK (CNNMoney) - ¿Puede Tesla sortear sus muchas controversias y aún así cumplir con sus objetivos de ventas? Estamos a punto de averiguarlo.

A principios de la próxima semana, Tesla informará cuántos autos fabricó en el tercer trimestre y cuántos realmente pudo entregar a los clientes.

Hace tres meses, los inversionistas y los fanáticos de Tesla estaban esperando para ver si la compañía podría alcanzar su objetivo prometido de fabricar 5,000 autos Model 3 en una semana. Acaba de lograr ese objetivo, al fabricar 5,031 en la última semana de junio.

Lee: Las acciones de Tesla se disparan más de 17% tras acuerdo de Musk con regulador

Los expertos dicen que el informe sobre la producción del tercer trimestre es mucho más importante para la compañía y su futuro. Mostrará si el nivel de producción al final del segundo trimestre fue una irregularidad o algo sostenible.

“La idea de tener una producción sostenida es mucho más importante que una racha veloz de producción durante una semana”, dijo Jeremy Acevedo, gerente de análisis de la industria para Edmunds. “La diferencia entre 5,000 a la semana y 20,000 al mes es enorme”.

Publicidad

Y lo que es más importante, mostrará si Tesla está en camino de cumplir las promesas del presidente ejecutivo, Elon Musk, de que la compañía sería rentable en el tercer y cuarto trimestre.

Tesla intenta cumplir la meta de producción del Model 3

La compañía había tenido solo dos trimestres marginalmente rentables en su historia como compañía pública, y registró su mayor pérdida en el segundo trimestre a medida que se apresuraba a incrementar la producción.

Las pérdidas de Tesla, y su deuda de más de 1,000 millones de dólares que llegará a vencimiento la próxima primavera, es la razón por la que algunos expertos están planteando la posibilidad de una escasez de efectivo en Tesla que podría obligarla a vender más acciones para recaudar efectivo. Eso podría dificultarse a medida que las acciones pierden valor y Musk enfrenta una demanda federal por dar información engañosa a los inversores.

Recomendamos: EU ordena a Elon Musk dejar la presidencia de Tesla y pagar 20 mdd

Musk ha insistido en que la empresa no tendrá que recaudar efectivo porque generará más ingresos con el aumento de la producción. Pero también admitió que la compañía está teniendo problemas para entregar todos los autos que está fabricando.

“Lo sentimos, hemos pasado del infierno de la producción al infierno de la logística de entrega”, tuiteó Musk hace dos semanas, aunque prometió: “Estamos progresando rápidamente. Debería resolverse en breve”.

No hace falta decir que los clientes que están en espera de sus Teslas no pagarán sus tan esperados autos hasta que realmente los reciban. Así que los problemas de logística podrían ser su propia bandera roja en cuanto a los ingresos de la empresa.

“Las dificultades de entrega y el caos que están atravesando en este momento son desconcertantes”, dijo Rebecca Lindland, analista de Cox Automotive.

Dijo que, aunque algunos fanáticos de Tesla probablemente quieran enfocarse en cualquier cifra de producción que sea informada, es importante considerar tanto la producción como las entregas.

Lee: Tesla se desploma más de 13% tras acusaciones contra Elon Musk

El reporte más importante de Tesla en su historia ha sido eclipsado por la controversia.

En agosto, Musk anunció a través de un tuit que planeaba privatizar la empresa a un precio de 420 dólares por acción, y que tenía “fondos asegurados” para hacerlo. A pesar de que algunos inversionistas expresaron interés en financiar un acuerdo de este tipo, no había nada asegurado, según la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés).

Musk abandonó los planes de volver la empresa privada a finales de mes. Pero para entonces ya había sido demandado por los accionistas que acusaron que el tuit fue un esfuerzo engañoso para manipular el precio de las acciones. Y el jueves, la SEC presentó una demanda contra Musk, buscando su destitución como ejecutivo de Tesla o de cualquier otra empresa pública.

Si le sumamos las historias de que Musk no está durmiendo y que fumó marihuana durante un podcast, y que su otra compañía SpaceX está vendiendo un viaje a la Luna a un turista multimillonario, es fácil olvidar que una buena medida del éxito es, de hecho, cuántos autos eres capaz de fabricar y vender.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad