Publicidad
Publicidad

¿Finalmente hubo algo ilícito en la compra de Marzam?

La Comisión de Competencia llega a un acuerdo con el fondo que compró Marzam y le exige desvincularse de su competidor Nadro. La empresa sostiene que esos vínculos no existen. ¿Quién tiene razón?

En 2015, el fondo de inversión holandés Moench Coöperatif adquirió Marzam, una de las principales distribuidoras de medicamentos de México. Un año después, la filtración de documentos conocida como los Panama Papers causó un escándalo mediático, al revelar que presuntamente la operación se realizó gracias a un crédito otorgado al fondo por Marina Matarazzo, esposa de Pablo Escandón, presidente de Nadro, un competidor directo de Marzam . Por ello, presuntamente, detrás del fondo holandés —del que apenas existe información pública y que no tiene ni página web— se encontraría Nadro.

Como resultado, la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) —que previamente aceptó la compra de Marzam por parte de Moench— abrió una investigación para determinar si se encontraba ante una concentración ilícita, un supuesto sancionado por la Ley Federal de Competencia Económica.

Este martes, el organismo anunció que ha llegado a un acuerdo con Moench Coöperatif y Luis Doporto, el abogado involucrado en la operación. El compromiso obliga a los involucrados a demostrar, en un plazo de tiempo determinado, la desvinculación entre Nadro y Marzam.

Lee: El gobierno compra a sobreprecio, pero las vacunas no llegan a todos: informe

Publicidad

“Finalmente, lo que al Pleno (de la Cofece) le importa es que no haya relación entre Nadro y Marzam, y esa relación se puede romper de muchas maneras: le puedes pagar el crédito a la señora (Marina Matarazzo), puedes vender la empresa, etcétera”, explica la comisionada presidenta de la Cofece, Alejandra Palacios, en entrevista.

Con ello, el caso queda cerrado, de momento, y sin sanciones de ningún tipo para los investigados.

¿Eso significa que no hubo ningún ilícito? En la respuesta a esta pregunta, la Cofece y Marzam interpretan el acuerdo logrado de distinta manera.

“La compra es legal. Por supuesto que es legal. Si no hubiera sido legal, así lo hubiera dicho la Comisión, aunque hubiéramos ido al tema de compromisos. Dentro de los compromisos, nos hubieran obligado a una desinversión, y eso no sucedió”, afirma el representante legal de Marzam, Mauricio Padilla, en entrevista.

Publicidad

El fondo de inversión holandés llegó a un acuerdo con el regulador tan sólo para dar fin a un procedimiento que podía alargarse en el tiempo, pero no porque se consideraran culpables. “Nosotros no tuvimos que esquivar ninguna sanción porque nunca estuvimos en ningún supuesto de ninguna sanción. Tampoco existe ningún nexo causal o relacional entre la empresa Nadro y la empresa Marzam. Nunca la hubo”, añade Doporto, en entrevista.

Recomendamos: Los mexicanos 'pagan el doble' por culpa de la falta de competencia

Sin embargo, la Cofece no se muestra tan segura. En un comunicado, señala que la investigación del caso "encontró ciertos indicios que apuntan a un esquema de financiamiento y garantías contractuales que, bajo determinados supuestos, podrían entregar a Nadro el control de la empresa Marzam".

Además, el regulador destaca que la inexistencia de sanciones no implica ausencia de irregularidades, pues la ley recoge el derecho a evitar las multas si se colabora con la Cofece. "Los agentes económicos implicados en una investigación por este tipo de conductas tienen derecho a solicitar el beneficio de dispensa o reducción de multas por una sola ocasión, a cambio de comprometerse a realizar acciones que restauren la competencia. (...) “La ausencia de sanción se debe a que justamente los agentes económicos se adhirieron al derecho de dispensa. No se multó, pues la investigación no llegó a su término. (…) En esta resolución no existe pronunciamiento alguno sobre la validez o licitud de la operación”, argumenta el regulador.

Publicidad

Por tanto, el caso quedará cerrado cuando Marzam demuestre ante la Cofece "la eliminación de cualquier vínculo entre Nadro y Marzam", destaca el comunicado. Las acciones concretas que se deben tomar no han trascendido.

Doporto asegura que esos vínculos ya están eliminados, pues nunca existieron. “Como dueños, siempre tenemos la opción de vender (Marzam), pero nosotros vamos a operar Marzam como la hemos operado en los últimos años, de forma regular y natural”, dice. El abogado declinó dar detalles sobre los compromisos acordados con la Comisión.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad