Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Por temor, desarrollador da a Reino Unido documentos confidenciales de Facebook

Los documentos son significativos porque algunos pueden contener correspondencia entre el CEO Mark Zuckerberg y ejecutivos de la compañía.

LONDRES (CNN)- Un desarrollador de aplicaciones estadounidense que entregó documentos confidenciales sobre Facebook a legisladores del Reino Unido durante una visita a Londres dice que lo hizo porque se asustó y temió que no lo dejaran salir del país a menos que cumpliera.

Los documentos judiciales presentados el lunes en California, Estados Unidos, detallan una historia intrigante y enmarañada que el propietario de Six4Tree, Ted Kramer, afirma lo llevaron a entregar los documentos a una comisión parlamentaria que investiga a Facebook, a pesar de que un tribunal de California ordenó que los documentos deben permanecer sellados.

Los documentos son significativos en parte porque algunos de ellos pueden contener correspondencia entre el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, y los ejecutivos de la compañía. Kramer los tiene porque su compañía demandó a Facebook y acusó al gigante de las redes sociales de ignorar la privacidad del usuario. Six4Tree también afirmó que Zuckerberg ideó un plan que obligó a algunos de los rivales de Facebook, o potenciales rivales, a cerrar su negocio.

Lee: Los inversionistas deben perder el miedo: Facebook se recuperará

Facebook había luchado durante meses para evitar que los documentos se hicieran públicos. Ahora es posible que sus contenidos puedan ser revelados durante la audiencia del comité esta semana.

En la presentación de la corte del lunes, los abogados de Kramer afirmaron que durante un viaje reciente a Londres se resistió a las demandas del legislador británico Damian Collins para entregar los documentos a Collins. Pero Kramer, eventualmente, "entró en pánico" después de que un funcionario del Reino Unido se presentó en su habitación de hotel y le ordenó que entregara los documentos, dice la presentación.

Publicidad

Facebook y Six4Three declinaron hacer comentarios. Collins, quien encabeza el comité que investiga a Facebook, no respondió de inmediato a las solicitudes de comentarios.

Cómo terminaron los documentos en el Reino Unido

La historia de Kramer comienza con Carole Cadwalladr, una reportera de The Guardian que ha cubierto a Facebook y el escándalo de datos de Cambridge Analytica. Sus abogados sugirieron en la presentación de la corte del lunes que, de alguna manera, ella avisó a los miembros del parlamento del Reino Unido sobre los movimientos de Kramer para que supieran cuándo se encontraba en el país.

Según el expediente judicial, Cadwalladr le dijo a Kramer en agosto "que le gustaría plantear el caso de Six4Tree a Damian Collins". Unos meses más tarde, Collins le dijo a Kramer que Cadwalladr le contó sobre los documentos relacionados con Facebook que tenía en su poder.

En ese momento, Kramer le dijo a Collins que no podía entregar los documentos porque estaban sellados en California, dice la presentación.

Lee: Cambridge Analytica cierra tras escándalo de Facebook

Las cosas se intensificaron a principios de este mes. Kramer le dijo a Cadwalladr que haría un viaje de negocios a Londres. Según la presentación del lunes, el periodista sugirió que se reunieran para hablar sobre el caso. Kramer estuvo de acuerdo y le dio la dirección de su hotel.

Una vez que llegó, Kramer recibió un correo electrónico de Collins y su comité que exigía que él presentara los documentos. La presentación de la corte dice que se negó, citando la orden de California que los sella.

Según el expediente judicial, el estira y afloja culminó en una visita al hotel de Kramer el miércoles pasado por el Sargento de Armas de la Cámara de los Comunes. Los abogados de Kramer afirman que el Sargento de Armas le entregó una orden que le exigía que presentara los documentos.

Los abogados dicen que su cliente "no sabe cómo" descubrió el comité dónde se hospedaba y que la única persona a la que le contó la ubicación de su hotel fue a Cadwalladr.

La presentación de la corte del lunes no proporciona ninguna evidencia de que Collins haya obtenido información sobre la visita de Kramer por parte de Cadwalladr.

Cadwalladr no quiso hacer comentarios para este artículo.

Después de la visita al hotel, Kramer recibió otro correo electrónico de la comisión que amenazaba con declararlo en desacato del Parlamento, de acuerdo con la presentación judicial. Ante el temor de que se le impidiera salir del país, finalmente fue al Parlamento para reunirse con Collins sin avisar a sus abogados.

Facebook dejó de ser la red social preferida de los adolescentes

La presentación afirma que Collins y su personal mantuvieron a Kramer "durante dos horas" y le dijeron "que estaba bajo una investigación activa, que ahora estaba en desacato al Parlamento, y que la pena podría incluir multas y posible encarcelamiento".

"En este punto, el Sr. Kramer entró en pánico", dice la presentación. Kramer descargó los documentos en una unidad USB y los entregó al comité.

La presentación judicial señala que ni la compañía de Kramer ni sus abogados "aprueban o condonan la manera en que el Sr. Kramer resolvió ese dilema".

¿Qué sigue? Collins dijo que el comité está revisando los documentos, que ha calificado como "claramente de gran interés para la investigación del comité", para que pueda decidir cómo proceder.

El comité celebrará una reunión sin precedentes el martes para interrogar a los testigos sobre las llamadas "noticias falsas" y la desinformación. La reunión contará con representantes de nueve países y tendrá lugar en Londres. Un ejecutivo de Facebook está programado para asistir.

Los documentos podrán hacerse públicos durante la audiencia. Los miembros del Parlamento de Reino Unido tienen un "privilegio parlamentario", que les da un gran margen de maniobra para discutir temas sin ramificaciones legales.

Lee: Nueva falla en Facebook vulneró publicaciones de 14 millones de usuarios

También se espera que Facebook presente un breve informe sobre las consecuencias de que Collins haya pedido los documentos a Kramer, a pesar de que la orden judicial de Estados Unidos prohíbe su divulgación, incluidas las cuestiones que pueden plantearse en virtud de la Constitución de Estados Unidos.

A principios de este año, CNN presentó junto con The Guardian una moción en la corte de California solicitando que los documentos no fueran sellados. Esa moción no tuvo éxito. Cadwalladr reporta para The Guardian y su periódico hermano The Observer.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad