Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

La era AMLO / header desktop
La era AMLO / cintillo galería desktop

Pemex quiere financiar la nueva refinería con la guerra contra el huachicol

La petrolera mexicana asegura a los inversionistas extranjeros que los ahorros por frenar este delito ayudarán a financiar la construcción de la planta, estimada en 160,000 millones de pesos.

La petrolera mexicana Pemex quiere convencer a los inversionistas internacionales de que puede generar suficientes ahorros con la guerra que ha emprendido contra el robo de combustible, conocido como huachicol, para financiar, con ese dinero, la nueva refinería en Dos Bocas, Tabasco.

“La nueva refinería contará con 25,000 millones de pesos del gobierno federal. La recuperación de las pérdidas económicas derivado del robo de combustibles serán asignada a la construcción de la nueva refinería”, dice Pemex, en una de las láminas presentadas en sus reuniones con inversionistas en Nueva York, realizadas esta semana.

Lee: Así es la caza de gasolina en la Ciudad de México.

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador estima que cada año se pierden cerca de 60,000 millones de pesos (mdp) por el robo de combustible a las instalaciones de Pemex. La nueva administración ha puesto en marcha un agresivo plan para evitar estas pérdidas, lo que ha provocado escenas de desabasto en algunas gasolineras alrededor del país.

Pemex responde a las críticas por el desabasto de gasolina

La nueva dirección de Pemex, a cargo de Octavio Romero Oropeza, apuesta a que los ahorros derivados de frenar este ilícito permitirán que se puedan contabilizar para la construcción de la nueva refinería, que estima en un costo de 8,000 millones de dólares, es decir, unos 160,000 mdp.

Publicidad

La puesta en marcha de esta nueva infraestructura está prevista para 2021, y pretende sumar cerca de 200,000 barriles a la producción de Pemex, según datos de la presentación.

Lee: Las tres heridas abiertas de Pemex.

La administración presume que, desde el 21 de diciembre, ha logrado reducir las pérdidas por el robo de combustible de un promedio diario de 68,200 barriles a 18,190 barriles.

Pero el último reporte oficial dice que el robo se disparó de 2,500 a 19,400 barriles, en promedio diario, entre el 7 y 8 de enero, justo el día en que se había enviado una mayor cantidad de producto a través del ducto Tuxpan-Azcapotzalco.

En su presentación en Nueva York, la petrolera también remarcó su intención por alcanzar una producción de 2.45 millones de barriles de petróleo hacia finales del sexenio de López Obrador (2024), y el plan de aumentar la inversión física de Pemex en 22% para este año, de 204,600 a 273,100 millones de pesos.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad