Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

DESKTOP_AMLO.jpg
GALERIA_DESKTOP_AMLO.jpg

Pemex defiende el proceso de compra de los 700 carrotanques que critica AMLO

La petrolera publica un documento para explicar su versión acerca de la compra de 700 carro tanques, por los que pagó un anticipo pero que al final no adquirió.

El nuevo gobierno afirma que buscará esclarecer si existió corrupción en la adquisición de 700 carrotanques por parte de Pemex, una historia que sale a relucir cuando la actual administración impulsa la compra de más autotanques, mejor conocidos como pipas, para llevar gasolinas.

La semana pasada, Andrés Manuel López Obrador criticó la operación realizada durante el gobierno anterior.

“Nos entregaron información de que en el gobierno anterior, al inicio de la administración, se licitó para comprar 700 pipas. Se da el anticipo a una empresa, esa empresa le entrega el anticipo a otra, no hacen nada y no entregan las unidades. Estamos hablando como de 1,300, 1,400 millones, y el anticipo como de 400 millones", dijo el mandatario en una conferencia, el viernes.

AMLO aclaró este lunes que se refiere a una compra de carrotanques, y no de autotanques, que se realizó en 2013 durante la dirección de Emilio Lozoya al frente de Pemex. Los carrotanques se usan para el transporte de combustibles y otros petrolíferos a través de trenes.

Lee: 13 empresas bloqueadas, 435 detenidos y más resultados del #PlanVsHuachicoleo

La operación a la que se refiere López Obrador se formalizó entre 2013 y 2014, con el objetivo de adquirir 400 carrotanques especializados para llevar combustóleo y 300 más para hidrocarburos destilados.

Publicidad

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) investigó esta adquisición dentro de la Cuenta Pública 2015, y llamó la atención a Pemex por no explicar por qué decidió frenarla, tras haber pagado un anticipo de más de 350 millones de pesos (mdp).

Por ello, Pemex publicó un documento para explicar las acciones que llevaron tanto a la contratación como a la cancelación de la compra, así como el destino que tuvo el anticipo otorgado.

Recomendamos: Las tres soluciones al desabasto de gasolina.

La operación, que se realizó a través de una invitación a al menos tres participantes, inició con una oferta de anticipo del 10% al ganador del contrato. Pero Pemex tuvo que subir el porcentaje para atraer a las empresas en una compra que supondría un desembolso de 91.3 millones de dólares (mdd), cerca de 1,400 millones de pesos (mdp), que son a los que se refirió López Obrador.

“Durante el proceso de contratación se había contemplado proporcionar el 10% por concepto de anticipo. Posteriormente, y al observar la demanda internacional para la construcción de carrotanques, durante las Juntas de Aclaraciones se decidió aumentar al 30% el anticipo”, explica la petrolera en el documento 'Memoria Documental: Adquisición de 400 carro tanque para el desalojo de combustóleo pesado y 300 carros tanque para transporte de hidrocarburos destilados'.

Lee: El Gobierno lanza convocatoria para contratar conductores de pipas

Pemex decidió en enero de 2017, bajo la dirección de José Antonio González Anaya, dar por terminado el contrato, al detectar que se había empleado a una firma para subcontratar la construcción de los carrotanques. La compañía aseguraba que su Dirección Jurídica estaba en el proceso de recuperar el anticipo.

"Con el fin de iniciar acciones legales, se solicitó la intervención de la Dirección Jurídica para la recuperación del anticipo y demás diligencias que se consideren pertinentes para la salvaguarda de los intereses de Pemex Logística", dice el documento.

Pemex adjudicó el contrato a la compañía estadounidense Ethan Gas Oil, la única que cumplió con los requisitos participar en la licitación. La firma incluso entregó 15 de los carrotanques que iban a dar servicios a la refinería de Tula, Hidalgo.

“El abril del mismo año (2016), se informó al proveedor que aceptó conservar los 15 carrotanques dentro de las instalaciones de la refinería, en el entendido de que esto no implicaría una recepción en términos de los contratos y que los carrotanques continuarían siendo propiedad del proveedor, hasta determinar las condiciones para su formal inspección y recepción por parte de Pemex”, dijo la petrolera en el documento.

El presidente López Obrador sacó a relucir el caso justo en medio de una compra de autotanques (pipas) que realizará un grupo de funcionarios de su gobierno en Estados Unidos, y de los cuales ya ha adquirido 571 vehículos con un costo de 85 millones de dólares.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad