Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

10 empresas que se han visto en aprietos en Venezuela

Varias firmas han decidido abandonar el país sudamericano, argumentando una difícil situación económica y social.

CIUDAD DE MÉXICO - Tras la crisis que se ha vivido en Venezuela, distintas empresas han decidido abandonar el país, argumentando una difícil situación económica y social.

Estas son algunas de las empresas que se han ido de territorio venezolano durante los años recientes:

Delta

La erolínea dejó de volar al país desde septiembre de 2017 ante la inestabilidad que se vivía.

General Motors

Publicidad

La empresa terminó sus operaciones en mayo de 2017 después de que el gobierno de Venezuela incautaran su planta.

Kimberly Clark

En julio de 2016, la compañía estadounidense Kimberly-Clark anunció la suspensión indefinida de sus operaciones en Venezuela, debido al “continuo deterioro de las condiciones económicas y empresariales”.

La decisión se dio luego de años de enfrentar difíciles condiciones más allá de su control como la incapacidad para comprar materiales, hecho que ocasionó que la mayoría de las líneas de fabricación terminaran.

Recomendamos: Kimberly-Clark tira la toalla en Venezuela

Más de dos años después del anuncio, la empresa productora de artículos de higiene acudió al Banco Mundial para solicitar el inicio de un procedimiento de arbitraje contra Venezuela.

Mondelez

En 2016 y tras registrar pérdidas de 778 millones de dólares en el país, la empresa fabricante de galletas Oreo anunció el cierre de su negocio argumentando la hiper inflación que se vivía, los conflictos políticos y una economía que iba en picada.

Mc Donald's

En septiembre del año pasado cerró algunos de sus restaurantes en el país como parte de una adecuación, cuatro de los siete restaurantes cerrados estaban ubicados en Caracas.

McDonald’s es la cadena de autoservicio más lenta de Latinoamérica

Coca-Cola FEMSA

La Coca-Cola que se vende en Venezuela lo hace bajo una entidad corporativa diferente: la embotelladora mexicana Coca-Cola FEMSA .

La decisión de la firma estadounidense se tomó en octubre del año pasado y como consecuencia de la prolongada crisis y la hiperinflación que impactan en la producción y el consumo.

En 2016, Coca-Cola tuvo problemas con el suministro de azúcar y de envases, que la llevó a paralizar por semanas su actividad.

Ford

La empresa estadounidense ha ofrecido a sus trabajadores un plan de retiro voluntario en el que dará hasta 150 dólares por cada año trabajado como indemnización y aunque no se registran pedidos de autos a la firma automotriz, esta ha descartado su salida del país en la única planta en la que mantiene actividades.

"Ford ha estado operando en Venezuela durante 56 años ininterrumpidos y no tiene planes de abandonar el país", sentenció la firma el año pasado.

Lee: El escenario para Ford en Venezuela parece complicarse

Goodyear

La única planta que operaba en Carabobo tuvo que poner fin a sus operaciones en medio de una crisis económica que se vivía en el país y tras una serie de sanciones que había impuesto el gobierno de Estados Unidos en diciembre pasado.

La empresa estadounidense fabricante de llantas notificó a sus trabajadores, quienes se mostraron sorprendidos cuando llegaron a trabajar y se enteraron del cierre de la fábrica; la firma aseguró que sus empleados recibieron el pago de sus prestaciones sociales, bonos y otros beneficios.

Pirelli

En agosto de 2018 y tras un desabasto de materia prima en Venezuela, la firma de neumáticos anunció su partida del país .

El cierre de Pirelli ocurrió en medio de una fuerte crisis del transporte por falta de repuestos y se dio una semana después de la puesta en marcha de un plan de medidas económicas del gobierno de Nicolás Maduro, que elevó en 3,400% el salario mínimo, lo que puso en aprietos a las empresas.

Pirelli fabricaba en Venezuela llantas para automóviles, motos, camiones y autobuses. Desde 2015 trabaja a menos del 50% de su capacidad.

Kellogg

En mayo del año pasado, Kellogg cesó sus operaciones en Venezuela y atribuyó su salida al deterioro de la situación económica y social; horas más tarde, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ordenó que las autoridades tomaran el control de la fábrica argumentando que la salida de la empresa fue "ilegal e inconstitucional" y prometió acciones judiciales contra los accionistas de la empresa.

Lee: Kellogg baja la cortina en Venezuela

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad