Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Estas empresas son pioneras en la adopción de vehículos híbridos

Varias compañías del sector energético y farmacéutico impulsan la adopción de estos vehículos, con los que logran beneficios financieros, fiscales y administrativos.

Los vehículos eléctricos e híbridos todavía son poco representativos en México, pero crecen a ritmo acelerado: tan sólo en noviembre de 2018, según las últimas cifras del Inegi, se vendieron 93% más autos de esta categoría respecto a 2017.

Entre los pioneros en la adopción de estos autos, destacan varias empresas.

Desde hace tres años, algunas compañías en México comenzaron a interesarse por este tipo de vehículos, principalmente debido a tres eventos: la contingencia ambiental, que limitó la circulación de vehículos a combustión en la Ciudad de México, el llamado ‘gasolinazo’, y los problemas de desabasto de combustible de inicios de año, dice Javier Amozurrutia, director de innovación de la arrendadora de flotillas ALD Automotive.

Recomendamos: La falta de estaciones de carga frena a la industria de vehículos eléctricos

Una de estas compañías ha sido Enel Green Power, una multinacional italiana del sector de energías verdes, que incorporó vehículos híbridos a su flotilla ejecutiva hace tres años.

“Nos dimos cuenta de que toda nuestra flotilla era a gasolina o diésel. Sin embargo, nuestro 'core business' son las energías renovables. A partir de ello, optamos por que todos los vehículos fueran, si bien no eléctricos, porque aún no lo permiten los costos, sí híbridos”, explica Miguel Estrada Miranda, directivo de esta empresa.

Publicidad

Hoy, Enel Green Power cuenta con una flotilla de 28 vehículos, de los cuales 85% son híbridos, además de un auto totalmente eléctrico. Su objetivo para 2020 es eliminar todos los vehículos de combustión interna. Hasta la fecha, según el directivo, esta medida se ha traducido en un ahorro de aproximadamente 20% en gastos de mantenimiento, gasolina y de carácter administrativo, debido a que no se paga tenencia, IVA ni Impuesto sobre Automóviles Nuevos (ISAN).

En cuanto al mantenimiento, los costos de los vehículos híbridos no conectables suelen ser similares o apenas marginalmente superiores a los autos tradicionales. Un servicio de 10,000 kilómetros para el Prius de Toyota oscila entre 1,800 y 2,000 pesos, mientras que un auto normal se encuentra entre 1,400 y 1,700 pesos, señala Oscar García López, director de Operaciones de ALD Automotive.

Recomendamos: Toyota llama a revisión 2.4 millones de vehículos híbridos en el mundo

Este ha sido uno de los beneficios que la farmacéutica francesa Sanofi vio en la adopción de estos vehículos. “Una de las ventajas más notables consiste en la eficiencia del consumo, pues utilizan de 45% a 50% menos combustible que un automóvil convencional”, indica la compañía en un comunicado.

La multinacional inició con un programa en 2017, mediante el que sustituyó 74% de la flotilla de la organización, con lo cual ayudó a que la emisión de gases de efecto invernadero se redujera a la mitad.

El último escalón hacia el fin de los vehículos a combustión serán los eléctricos, una evolución que también encabezarán primero las empresas, considera Amozurrutia. “Se hará una adopción más rápida por parte de las compañías que por el público en general. Un eléctrico es ahora 30% más caro que el auto normal, por el hecho de las baterías”.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad