Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La indecisión del Brexit le está costando caro a Ford

La automotriz estadounidense estima un gasto de 1,000 mdd en costos arancelarios si se concreta la salida de la UE.
mar 02 abril 2019 11:00 AM
FILE PHOTO: Ford logo is seen at the North American International Auto Show in Detroit, Michigan
"Desperdicio". En el mejor de los casos, Steven Armstrong, presidente de la automotriz para Europa, considera que el dinero que se ha destinado para prepararse para el Brexit sería un desperdicio.

Ford está gastando millones de euros para prepararse ante la posible salida del Reino Unido de la Unión Europea (Brexit, que no ha llegado a un acuerdo), y debe decidir aún sobre sus planes a largo plazo para Reino Unido, dijo Steven Armstrong, presidente de la automotriz para Europa.

"Nos encanta estar en Reino Unido, pero debe ser competitivo y, si no lo es, tendremos que adoptar las acciones necesarias para proteger el negocio", comentó Armstrong durante un evento en Holanda.

Ford, que fabrica 1.3 millones de motores en dos instalaciones británicas –Bridgend y Dagenham– y también automóviles en Alemania, ha advertido que podría tener que afrontar 1,000 millones de dólares en costos arancelarios si se confirma la salida sin acuerdo de Reino Unido de la Unión Europea.

Aunque la firma anunció 5,000 despidos en Alemania, su segundo mercado más grande en Europa, todavía debe tomar grandes decisiones sobre Reino Unido, que es el más importante.

Recomendamos: VW y Ford llevarán su alianza más allá de los vehículos comerciales

Armstrong dijo que Ford ya está gastando millones de euros en medidas como coberturas cambiarias y el traslado de inventarios entre países. Asimismo, indicó que en el mejor escenario posible, el dinero gastado para prepararse ante el Brexit sería “desperdiciado”.

Publicidad

La salida británica de la UE ha sido aplazada desde el 29 de marzo al menos hasta el 12 de abril, e incluso su discusión podría prolongarse mucho más, arruinando los planes de contingencia de algunos fabricantes de autos.

La planta de Mini de BMW en Reino Unido está cerrada por cuatro semanas, mientras que la sede Vauxhall de Peugeot lo hará por dos semanas, en decisiones planeadas hace meses para ayudar a lidiar con cualquier disrupción derivada del Brexit.

“Hemos dejado claro al gobierno británico y también a Bruselas que debemos mantener un comercio sin fricciones en las fronteras y un acuerdo libre de aranceles”, afirmó Armstrong.

Publicidad
Publicidad