Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los partidarios del 'brexit' acusan traición, pero son responsables de este lío

Hay muchas posibilidades que el Parlamento vote esta semana a favor de un acuerdo más suave con la Unión Europea, pero también muchas se separen sin acuerdo.
lun 01 abril 2019 08:59 AM
Por el 'brexit'
Por el 'brexit'. Más de 170 legisladores del Partido Conservador de May, incluidos al menos 10 ministros de Estado, enviaron una carta a la primera ministra para exigirle que no siente las bases de un brexit más suave.

LONDRES (CNN) — Pese a que se volvió a iniciar la cuenta atrás para el brexit, la nueva fecha límite del 12 de abril de repente parece muy cercana.

A menos que algo cambie esta semana, Reino Unido se separará de la Unión Europea sin acuerdo dentro de once días. En los próximos días, todos los políticos, de Theresa May hacia abajo, estarán esforzándose para que se apruebe un acuerdo, ya sea el que la primera ministra ha tratado de que la Cámara de los Comunes apruebe desde hace meses (y que ha fracasado tres veces) o un brexit más suave que empieza a ganar apoyo de los legisladores de todos los partidos.

Hay muchas probabilidades de que el Parlamento vote a favor de un brexit más suave en el que Reino Unido permanezca en el mercado interno de la Unión Europea, pero también hay grandes posibilidades de que no haya acuerdo.

Mucho en juego

Como hay tanto en juego, ahora a los legisladores partidarios del brexit les preocupa que su premio de salir de la Unión Europea se les esté escapando de las manos.

Publicidad

Ya perdieron la fecha original de separación, el 29 de marzo, pero a estas alturas es más probable que un brexit más suave —cuya implementación será complicada de todas maneras— cobre más impulso que cualquier otro plan en la Cámara de los Comunes.

Recomendamos: La inestabilidad en Reino Unido continuará aún con un acuerdo para el 'brexit'

Además, es muy seguro que los partidarios del brexit estén planeando culpar a todos menos a sí mismos de que el brexit más duro se les haya escapado de las manos.

Los parlamentarios votarán el lunes, 1 de abril, sobre una nueva gama de opciones para tratar de determinar cuál opción para el brexit tiene más apoyo.

Este ejercicio fracasó la semana pasada porque ninguno de los planes propuestos obtuvo una mayoría clara. Sin embargo, las dos versiones más populares —un brexit más suave con una unión aduanera y un segundo referéndum— podrían cobrar más impulso cuando se vuelva a votar en la Cámara de los Comunes.

Incluso podrían volver a celebrarse los llamados votos indicativos el miércoles en un intento por encontrar una solución a meses de estancamiento.

Sin embargo, previo a la votación del lunes por la noche, más de 170 legisladores del Partido Conservador de May, incluidos al menos 10 ministros de Estado, tomaron medidas preventivas para evitar que el Parlamento apruebe un brexit más suave.

En una carta a la primera ministra, le advierten que se arriesga a "destruir" al Partido Conservador y a dejar que el líder de la oposición laborista, Jeremy Corbyn, se vuelva primer ministro si ella decide sentar las bases para que un plan más suave sea el nuevo acuerdo oficial para el brexit.

Lee: Las opciones para el 'brexit' que el Parlamento británico contempla

Las esperanzas de quienes votaron a favor del brexit están en duda. Además, la carta demuestra que la repartición de culpas por el brexit ya comenzó.

No obstante, si consideramos que el acuerdo de la primera ministra ha perdido tres veces en el Parlamento por culpa de los mismos parlamentarios conservadores que firmaron la carta, el único grupo que debería cargar con la responsabilidad de que el brexit no se concrete es el de los mismos legisladores conservadores que están a favor del brexit.

Al mantenerse firmes en su intento de lograr un brexit más duro —o una falta de acuerdo, de hecho— en vez de votar a favor del acuerdo existente, abrieron la posibilidad de que la separación de Reino Unido de Europa no se concrete. En la carta a la primera ministra se adelantan a culparla definitivamente del fracaso del brexit.

La repartición de culpas

Pero es poco probable que la repartición de culpas acabe en eso. Se acusará de destruir al brexit a los parlamentarios que votaron a favor de permanecer en la Unión Europea y que ahora están tratando de salvar la economía británica tratando de evitar la falta de acuerdo . Pasará lo mismo con los laboristas y los demás partidos de oposición, así como con los líderes de la Unión Europea y los periodistas. En realidad, aunque May debe cargar con la responsabilidad de no lograr que el Parlamento llegue a un consenso respecto al brexit, los legisladores tuvieron muchas oportunidades de votar a favor del brexit a través de su plan. La oportunidad de salir del estancamiento estaba ahí. Sin embargo, estamos entrando a una semana más de inacción en la política británica.

Además de la unión aduanera y el segundo referéndum, los legisladores podrían votar el lunes a favor de un plan para el Mercado Común 2.0, con el que Reino Unido permanecería en el mercado interno europeo con alguna especie de acuerdo aduanero. Si el Parlamento vota a favor de alguna opción, la primera ministra presidirá una reunión de su gabinete el martes, 2 de abril, para decidir los pasos siguientes.

Esto podría consistir en que se vuelva a poner su plan original a consideración de los Comunes y que se les pida a los parlamentarios que elijan entre su acuerdo y la nueva alternativa.

Recomendamos: ¿Quienes suenan para remplazar a Theresa May como primera ministra?

Si May opta por ignorar cualquier alternativa que el Parlamento vote, se arriesga a desatar una crisis constitucional y, probablemente, a que se celebren elecciones generales.

Los dos partidos principales se están preparando para la posibilidad de unas elecciones anticipadas para salir del estancamiento.

A menos que el brexit se resuelva en los próximos días, lo más seguro es que haya recriminaciones a diestra y siniestra.

Publicidad
Publicidad